Cómo hacer más lugar en el refrigerador

¿Cómo organizar de modo correcto la nevera para aprovechar al máximo el espacio y dar a cada alimento el frío que necesita?

La manera en la que se organizan los alimentos resulta fundamental para que el espacio se aproveche en su totalidad.

Cada zona dentro de la nevera tiene unas características específicas en cuanto a temperatura.

Los alimentos deben almacenarse teniendo en cuenta no solamente el sitio que ocuparán sino los requerimientos de frío que cada producto necesita.

La correcta distribución de los alimentos dentro de la heladera no solamente debe llevarse a cabo para que entre la mayor cantidad posible de productos sino para evitar riesgos de infección y contaminación de los alimentos.

Éstos pueden separarse en tres grupos:

1.- Carnes y pescados: deben almacenarse en la zona más fría del refirgerador ya que son los más perecederos.

2.- Embutidos y lácteos: el sitio correcto para colocar estos productos es en el centro del frigorífico ya que no requieren de tanto frío para conservarse. En este espacio, también pueden incorporarse las sobras y los productos ya cocinados.

3.- Frutas y verduras: siempre deben ir dentro de los cajones ya que el frío excesivo puede dañar estos productos con mucha rapidez.

La zona de la puerta está reservada para las bebidas, huevos, salsas, mantequilla y condimentos como la mostaza, ketchup o la mayonesa.




En el caso de las latas abiertas, siempre hay que volcar el contenido a un recipiente pequeño y cubrirlo. De este modo se protegerá el contenido y el espacio dentro de la nevera quedará mucho más organizado, limpio y prolijo.

Una vez se tenga en cuenta cuál es la distribución apropiada que se debe implementar, hay que considerar los envases que se deben utilizar para guardar los alimentos.

En el caso de las frutas y las verduras, no se requiere de ningún recipiente específico ya que estos productos se colocan dentro de los cajones.

Sin embargo, es necesario mantener un orden y una higiene con el resto de alimentos. Lo ideal es que cada uno pueda ser almacenado en un recipiente de vidrio o plástico. De este modo se evitará la proliferación de bacterias.

En el caso de las carnes, si se conservan correctamente en un envase, se podrá evitar que los jugos caigan y contaminen el resto de los alimentos.

Mantenerlos dentro de un empaque también hará que la nevera esté mucho mejor organizada, se vea prolija y se puedan evidenciar mejor los espacios libres u ocupados.

Organizar la heladera es imprescindible ya que es la única manera de optimizar el espacio.

Es importante no colocar dentro un exceso de alimentos ya que debe existir espacio libre para que el aire de refrigeración circule correctamente y se distribuye normalmente la temperatura.

Encuentra el secreto para adelgazar comiendo de todo en el libro "Comidas adelgazantes" de Michelle María, haciendo clic aquí ahora