Lesiones frecuentes en la práctica deportiva

Saber es prevenir. Por ello, le presentamos las principales lesiones que pueden ocurrir durante la práctica de deportes, y su tratamiento 
  
  


ESGUINCE

 

Se caracteriza por la
distensión de los ligamentos de una articulación. El esguince más frecuente en
los deportistas es en el tobillo, aunque no dejan de presentarse en rodillas y
muñecas de las manos.

Síntomas: dolor,
inflamación y dificultad para movilizar la articulación afectada.

Tratamiento: Hielo,
descanso, elevación, vendaje elástico y consulta médica. 

 



CONTRACCIÓN MUSCULAR
 

 

Aparece como agujetas
generalmente un día después de realizar el esfuerzo.

Causas: Son comunes
en individuos no entrenados cuando comienzan a practicar algún deporte; al
reintegrarse a la práctica deportiva después de un período de inactividad; al
pasar de un entrenamiento suave a uno intenso o después de un esfuerzo de
intensidad no habitual.

Síntomas: presenta
rigidez muscular acompañado de sensación de dolor en las zonas cuyos músculos se
han sometido a un esfuerzo intenso.

Tratamiento:
Abstenerse de realizar ejercicios de estiramiento intensos y realizarse baños
calientes con esencia de romero, masajes de renovación venosa y estiramientos
musculares suaves. 

 


ROTURAS
MUSCULARES
 

 

Pueden ser de varios tipos,
según la cantidad de fibras implicadas: Tirón muscular, desgarros o roturas
totales.

Causas: Se pueden
producir por traumatismos agudos, sobrecarga, anomalías en la estructura
anatómica, esfuerzos bruscos en deportes, inactividad prolongada, fatiga
muscular y el frío, entre otros.

Tratamiento: Hielo,
reposo deportivo, masajes y estiramientos. Reconstrucción quirúrgica, según el
caso. 

 


FATIGA
MUSCULAR
 

 

Consiste en la disminución
de la capacidad del músculo para producir tensión o acortamiento.

Causas: Se produce
debido a esfuerzos excesivos sin permitir la recuperación, falta de
entrenamiento, alimentación y descanso insuficiente, abuso de bebidas
alcohólicas o tabaco. También por alteraciones de tipo bioquímico o nervioso
como una intoxicación celular (acumulación de ácido láctico) o el descenso de
reservas energéticas.

Tratamiento: Reposo,
tomar suplementos vitamínicos (B y C), aumentar los hidratos de carbono en la
alimentación, calentamiento adecuado, masaje previo y posterior al esfuerzo. 

 


EL CODO DE
TENIS
 

 

Es dolor e hinchazón en los
huesos, músculos y tendones del codo. Es común en tenistas.

Tratamiento: Descanse su
codo hasta que el dolor y la hinchazón se hayan ido. Ponga hielo en el brazo
lesionado durante 1 o 2 días y después utilice calor para aliviar el dolor. 

 


TENDINITIS
 

 

A) ROTULIANA: Puede
darse en el aparato extensor de la rodilla.

Causa: La sobrecarga
producida por la tensión del músculo cuadriceps, ocasionando degeneración del
tendón y en ocasiones desgarro de alguna de sus fibras.

B) AQUÍLEA: Afecta el
tendón de Aquiles, los músculos de la pantorrilla.

Causas: Infecciones,
reumatismos, sobrecarga muscular, calzado inadecuado, alimentación abusiva de
carnes rojas y embutidos y presencia de pies cavos, entre otras.

Tratamiento: Reposo
deportivo, aplicación de frío y masajes.  

 

Recuerde consultar siempre a
un especialista.

 

Para mejorar tu postura corporal, inscríbete ahora en nuestro curso gratis
Cambie su actitud, haciendo clic
aquí
.