Home > Belleza y estilo > Moda

Moda masculina

La corbata esta en periodo de devaluación

Los opositores de la vestimenta formal quieren dejar de lado a la corbata. Pero los que están a su favor la proponen como un medio de jerarquización, y no solo en el trabajo.

¿Quien le explica a los mercenarios croatas inventores de la corbata, que el siglo XXI y la onda casual han dejado de lado su invento? ¿Quien le explica al duque de Winsor, Eduardo de Gales, que el nudo que inventó ya se está dejando de usar?, por ejemplo los viernes, victima de la nueva onda casual friday. ¿Quién se anima? 

Las grandes empresas alrededor del mundo, están aflojando sus nudos y están limitando el uso de lo que se considera una formalidad para ocasiones que requieran explícitamente su utilización. En la Argentina, mientras tanto, su uso tiene que ver también con una coquetería que sigue la corriente de la moda.

Corbatas de colores extravagantes, con dibujos, muestran que el uso de lo que es el derivado de los pañuelos colgados del cuello en el siglo XVII, tienen cada vez mas que ver con un estilo suelto y divertido que con la formalidad de hace unos años. 

Sin embargo, existen algunos clubes y restaurantes, en donde es obligatorio la portación de lo que alguna vez, Sigmund Freud consideró como un símbolo fálico.

La incultura de la corbata tiene que ver también con la informalización de la moda; en la Argentina se ve mucha gente que usa bermudas para asistir al trabajo, algo que hace poco no pasaba, aunque en este país la corbata no sea un símbolo exclusivo del ejecutivo, sino que se extiende a las personas que quieran imprimirle un tinte de elegancia a la situación o que quieran jerarquizar una reunión de importancia.

Uno de los problemas de la utilización de la corbata es su combinación con las otras prendas. Ocurre a veces que una buena corbata no se lleva bien con un saco, sea por la calidad o color de las telas o bien por el tamaño. Otra relación necesariamente armónica es con el cinturón.

En tamaño en color, en tela y en su intersección; el cinturón sirve como limite de la corbata que debe comenzar el vértice de su triangulación final a la altura del borde mas alto del cinto.

Además de diferentes formas y colores, hay diferentes nudos de corbata, el four in hand mas conocido como simple, el de dos vueltas que no debe ser usado con telas de cuerpo o corbatas de seda o lana; o el nudo Winsor que necesita de una corbata un poco mas larga que la común.

La corbata muestra también, la cultura de una zona, su clima. En las ciudades tropicales se ven motivos de palmeras o playas, en los grandes centros neurálgicos como Nueva York, Buenos Aires o Tokio se ven motivos menos excéntricos, mas simétricos; y en los lugares de esparcimiento se ven colores mas llamativos, con menos compromiso.

También es cierto que, en cuanto a la costumbre de no usar corbata nacida en estos últimos años en Nueva York y el resto de Estados Unidos, la habitualidad no depende tanto de la moda.

¿Que aspirante a un trabajo mas o menos importante dejará de buscar la corbata ideal para el evento?, ¿que novio dejará de elegir entre una corbata o un moño para el día de su casamiento?, la corbata ya es una parte mas de nuestras historias, inexorablemente.

 

Lynn Vázquez M.

Recomendar a un amigo:

Mas notas del autor:

Lynn Vázquez M.

Hoy por hoy, todo vale

Hoy por hoy, todo vale

Moda en la postmodernidad

No seas esclava de una etiqueta

No seas esclava de una etiqueta

La etiqueta del talle es una de las cuestiones más arbitrarias que debemos enfrentar al comprar ropa. Por ello, la clave para elegir la prenda ideal será no confiar ciegamente en la etiqueta...

La billetera perfecta

La billetera perfecta

Muchos de nosotros estamos mas interesados en lo que hay (o lo que no hay) dentro de las billeteras, que en los modelos disponibles. Son de esos accesorios a los que no les prestamos importancia cuando vamos de compras, a diferencia por ejemplo de los zapatos, el reloj o los sombreros.

Videos

OTRAS NOTAS SOBRE

Las más leídas
enplenitud

Suscríbete gratis:

Comunidad:

Síguenos: