La balneoterapia y los mayores

Los beneficios de las termas, accesibles para todos.

Entendemos por Balneoterapia, término más utilizado por los alemanes, o crenoterapia, palabra más empleada por los franceses, la aplicación terapéutica de las aguas minero-medicinales, junto a circunstancias ambientales del lugar donde nacen estas surgencias.

Geriatría es la Medicina para la vejez o dicho de otro modo, la rama asistencial que se ocupa de la prevención de las enfermedades, de su rehabilitación y atención social.

La Geriatría es cooperadora no competitiva, de las demás especialidades médicas No es la edad la que define al paciente geriátrico sino su multipatología tendente a crearle dependencia o invalidez y la necesidad de atención multidisciplinaria. En este sentido, la Geriatría es cooperadora de la Hidrología.

Hoy ya no se admite que la edad limite el acceso de los mayores a la balneoterapia. Estadísticas de los balnearios europeos, sobre los concurrentes en 3ª edad, a los mismos señalan que hace 30 años eran el 19% los que pasaban de los 65 años, siendo ahora el 34 % y se pronostica un 65% para el año 2010.

En países como la Argentina, en cambio, la tendencia es exactamente la inversa. Las termas fueron tradicionalmente consideradas como “cosa de viejos”, pero en los últimos años comenzaron a ser revalorizadas por los más jóvenes.

La evolución citada de la clientela geriátrica en las estaciones hidro-termales, no está motivada sólo por el envejecimiento demográfico de los países desarrollados en que se hace uso de la crenoterapia, sino también por que se han modificado las indicaciones de la cura balnearia, adaptándose ésta más a los objetivos asistenciales de la moderna Geriatría.

La mayoría de las personas de edad que acuden a las estaciones termales son además jubilados y grandes consumidores de medicamentos, por estar afectados de multipatologías que obligan, en muchos casos, a una polimedicación larga y generalmente cara.

Siguiente

GUIA DE ESTETICA, TERMALISMO Y TALASOTERAPIA