Revistero o canasta decorativa con alambre tejido

Con alambre tejido y un poco de ingenio, se pueden lograr en casa un práctico y decorativo canasto porta objetos y hasta un revistero, que harán un bonito juego decorativo
  
  


Los materiales necesarios son:


La tapa de una lata de galletas, café o similar


Alambre tejido


Alambre grueso


Pintura acrílica de colores amarillo, rosa, celeste, verde, blanco, según el
caso.


Esmalte sintético verde


Pintura antióxido


Pegamento 10 min.


Cemento de contacto


Masilla epoxi


Cinta


Pinceles mediano y pequeño


Broche para la ropa


Rodillo de goma espuma pequeño (ver relación con algo del objeto)


Tijera o pinza para cortar el alambre

Procedimiento


Cortar una tira de alambre tejido del alto que se desee por el lado del contorno
de la base de la caja de lata, más 2 cm de excedente para poder después unirlo.


Colocar con cuidado el pegamento 10 minutos en todo el contorno interno de la
base de la lata. Pegar el alambre tejido por el lado interno, superponiendo el
excedente. Sujetar con el broche de
ropa para que pegue bien y endurezca
debidamente.


Pegar en la parte superior del cilindro formado, la cinta de color, que
recomendamos puede ser el mismo que el color que elegiremos para nuestra
canasta.

Darle forma logrando una letra U con el alambre que nos servirá como
manija. Pegarlo firmemente al borde del cilindro, por el lado interno. Nos
quedará así una especie de canasta.


Importante: pintar con pintura antióxido con el rodillo. Dejar secar bien.


Una vez que esté seco, pintar la canasta con esmalte verde, para esto
utilizaremos un pincel o pinceleta que le dará una terminación más rústica,
acorde al material que estamos utilizando.

Dejarla secar. Entonces, realizar una
pátina suave con un pincel seco, cargado con muy poca cantidad de acrílico color
blanco.

El momento de la decoración


Una vez seca la canasta, procederemos a la
decoración. Si se desea, para
decorar, se pueden modelar hojas con masilla epoxi.

El motivo puede ser floral:
para formar pétalos de margarita o de tulipanes, primero modelar los tallos y
las hojas y colocarlos en la canasta.

Puede ser de utilidad realizar un dibujo
antes en un papel, para guiarnos en el modelado de las flores. También podemos
fijarnos en Internet o en revistas, para inspirarnos en diseños que sean fáciles
o nos gusten más. Para adherirlas a la canasta no será necesario pegamento ya
que la masilla se adhiere al alambre tejido por sí misma.

Pintar después este
modelado, con pinturas acrílicas de color: las hojas en verde, los pétalos en
blanco y el centro en amarillo (para las margaritas) o en amarillo, celeste,
rosa, rojo, para los tulipanes, es nuestra sugerencia, pero siempre dejamos
librado el resultado al gusto estético de cada uno.  Para dar una mejor
terminación, matizar con acrílico blanco que aplicaremos con pincel.


Un secreto de decorador. La masilla epoxi puede ser reemplazada por papel maché.
En este caso, las flores se deberán adherir al alambre con cemento de contacto o
con pistola de encolar. La apariencia suele ser diferente a las flores de
masilla e incluso se pueden combinar.


El uso del antióxido es indispensable porque con el
tiempo, el óxido puede
surgir y comenzará un proceso de lento deterioro de la pieza, llegando incluso a
levantar la pintura.


Un revistero


El procedimiento de preparación es similar, pero en ese caso deberemos partir de
una base de mayor diámetro y trabajar con una altura mayor.

Tengamos en cuenta
que deberá ser recipiente de revistas y diarios, por lo que deberemos calcular
su altura a partir de la de estos impresos.

Se recomienda entonces por lo menos,
hacerla de 25 cm de alto. También puede trabajarse en un formato rectangular,
por lo que habrá de asegurarse la base de una caja de lata de este formato.


En este caso, se necesitará más alambre duro, para realizar dos asas como si se
tratase de una canasta de picnic para poder manipularla mejor.

Aprende a realizar tus propias artesanías
y manualidades
con nuestros cursos gratis,
haciendo clic
aquí
.