Cómo hacer un tarjetero entrelazado

Paso a paso para hacer un tarjetero en madera e hilo plástico de color, para darle un toque original al escritorio y tener las tarjetas ordenadas y siempre a mano



Tarjeteros y portarretratos


En general, no es fácil ordenar las tarjetas y notas que se acumulan en billeteras o cajones de la casa, que además de generar desorden corren el riesgo de romperse o perderse con el manipuleo o bien pueden quedar olvidadas y perder toda su utilidad.

Con más ingenio que destreza, y para logar que las tarjetas cumplan su función y no se conviertan en papeles sueltos, es posible realizar este sencillo portatarjetas, teniendo a mano unos pocos materiales, fáciles de conseguir y sumamente económicos.

La misma idea puede aplicarse para realizar un portarretratos con fotos entrelazadas.

Y el mismo diseño también puede servir como reemplazo de la pizarra de mensajes de la cocina. Una birome y papelitos para escribir los recados completarán el kit.


Materiales


*Rectángulo de madera de 30 x 10 cm

*Varilla roscada de 5 mm de ancho por 57 cm de largo

*Hilo plástico de color

*4 tuercas

*Pinza


Procedimiento


1) Tomar la varilla roscada de 5 mm de ancho y realizar una marca a los 15 cm de un extremo. Sumarle 27 cm y realizar otra marca, en el otro extremo. Para finalizar con el trabajo en la varilla, medir 15 cm y volver a realizar otra marca.

2) Con una pinza, convertir la varilla en una U, doblando por los lugares marcados.

3) Tomar la madera de 30 x 10 cm, que será la base de este objeto, y hacerle dos agujeritos a 27 cm uno del otro.

4) Poner una tuerca en cada extremo de la varilla en forma de U y dejar sobresalir un poco la varilla en cada lado. Luego, como si fuera un arco, pasar los extremos sobrantes por los agujeros de la base.

En los extremos sobresalientes poner otra tuerca. De esta manera, la madera  quedará entre las dos tuercas y la varilla sujeta a la base.

5) Pasar el hilo plástico de color de un extremo al otro del arco, de abajo hacia arriba y de arriba hacia abajo, teniendo la precaución de que quede con cierta tensión que permita enganchar las tarjetas.

Para darle una terminación apropiada, pintar la base de un color que contraste con el del hilo plástico y pegarle cuatro patitas de goma a la base para darle estabilidad y evitar que se mueva o deslice en la superficie donde se apoye.

6) Finalmente, enganchar las tarjetas entre el hilo.


Todo estilo


Este modelo de tarjetero puede adaptarse a cualquier ambiente, con unas simples modificaciones. Para el cuarto de los niños, se pueden utilizar hilos plásticos de colores vivos, que se unirán entre sí hasta crear un solo hilo multicolor. Luego se pasará siguiendo los pasos del modelo original.

En caso de buscar un estilo más formal, cambiar el hilo plástico por elástico negro ancho, para logar una pieza más seria pero igual de práctica.

Con esta misma técnica, se puede realizar una estructura más grande que sirva para colgar tarjetas y notas en el cuarto infantil, o bien láminas o posters en un cuarto adolescente.

También puede adaptarse este modelo para realizar un corbatero, un porta bijouterie, y hasta un porta lápices diferente, para enganchar lápices en una divertida sucesión de hilos de colores.

La imaginación de cada uno podrá encontrarle múltiples usos a la hora de ordenar elementos que necesiten tenerse a mano en cada ambiente del hogar.


Para saber más sobre decoración, te invitamos a inscribirte ahora en nuestros cursos gratis de:
Pintura sobre tela
Pintura sobre madera

Pintura sobre vidrio