Paso a paso, los momentos anteriores a la Entrevista Laboral

Llega el momento, lo han llamado para una entrevista laboral y usted tiene en claro todos los conceptos básicos… pero el asunto es: ¿qué se hace, paso a paso, hasta el momento de llegar y enfrentarse con el entrevistador?

A continuación, todos los escalones a recorrer, antes de llegar al momento decisivo:

1) Informarse sobre la empresa u organismo (datos sobre su ubicación, tipo de producto o servicio que ofrece, número de empleados, horario de funcionamiento, en qué consiste el puesto).

2) Vestirse Inteligentemente según la circunstancia:

Los Hombres deben tener el cuidado de limpiar y planchar todo impecablemente

-una camisa sport o una chomba

-camisa y pantalón de vestir

-traje y corbata (si se trata de un puesto de ventas)

Las Mujeres también deben tener el cuidado de limpiar y planchar todo impecablemente

-un vestido o traje de dos piezas

-una falda o pantalón de vestir con blusa o chomba

-no caer en extravagancias (ropa muy llamativa, tal como minifalda muy corta o ropa ajustada al cuerpo).

-mostrar prolijidad de manos, uñas y cabello.

3) Llegar 10 ó 15 minutos antes de la hora fijada para la entrevista.

4) Caminar derecho al entrar a la sala. Sonreír y darle la mano al entrevistador con firmeza, pero sin apretar demasiado

5) No tomar asiento hasta que se lo ofrezcan y al hacerlo, mostrar seriedad (no dejarse caer desprolijamente). Presentar una copia de su Currículum Vitae.

6) Al estar frente al entrevistador, no masticar chicle ni caramelos, no fumar, a menos que él se lo ofrezca.

7) Mostrarse seguro y no titubear. Estar concentrado y no jugar con la simpatía en demasía. Si se tiene alguna duda sobre alguna pregunta que le hagan, pida que se la repitan (no conteste sin saber bien qué le preguntaron).

8) Mostar interés en todo momento por el puesto y admiración por la empresa que lo contratará.

9) Mirar a los ojos a su interlocutor y asentir con la cabeza cuando él hable, todo el tiempo y sin dejar de prestar atención nunca.

10) Tener en cuenta que el entrevistador lo estará evaluando sobre su adaptación a la forma de trabajo de la empresa y a su posible inserción grupal.

11) Contestar sobre las preguntas personales de manera pausada, segura e inteligente (es bueno señalar defectos propios si pueden transformarse en virtudes próximamente), pero no exagerar demasiado sobre sus conocimientos (destáquelos de manera de explicar qué pueden aportar a la empresa).

12) No interrumpir al entrevistador y no intentar distinguirse con palabras.

13) Algunas preguntas comunes en la charla laboral:

¿Por qué se postula a este puesto?

-¿Qué tipo de experiencia anterior tiene?

-¿Cuáles son sus objetivos profesionales?

-¿Cuáles son sus virtudes para este puesto?

-¿Qué disponibilidad tiene?

También es frecuente someter al entrevistado a diferentes situaciones hipotéticas, que muestren qué tipo de reacción tiene a ciertos estímulos, graficando su manera de ser y de actuar. Ante todos los cuestionamientos, es necesario proceder de manera adulta, responsable y considerada.

14) Generalmente, el entrevistador da espacio al postulante para liberarse de alguna duda respecto de la entrevista y el empleo en cuestión. En ese momento, usted deberá manifestar por última vez su interés por el trabajo, agradecer la entrevista y preguntar cuándo se tomará la decisión, y si puede llamar o presentarse para conocer el resultado.

15) La despedida, después del agradecimiento, debe ser con un apretón de manos y una sonrisa.

16) Llamar dentro del plazo fijado y no insistir más de la cuenta ante un resultado negativo. De ese modo, podría dejar abierta una puerta para futuras convocatorias.

Si quieres aprender las claves de una imagen personal ganadora, inscríbete ahora en nuestro curso gratis de Imagen Personal haciendo clic aquí.