Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
[the_ad id="281803"]
[the_ad id="281807"]

Las vacunas no son sólo para los niños

Demasiados adultos enferman, quedan incapacitados y mueren cada año por causa de enfermedades que se podrían haber evitado fácilmente por medio de vacunas. Por esta razón, todos, desde los adultos jóvenes a las personas ancianas, pueden aprovechar las ventajas que ofrecen las vacunas.
  
  

A
continuación sigue una lista de enfermedades que se pueden prevenir por medio
de vacunas. Algunas vacunas son
esenciales para la mayoría de los adultos, especialmente las personas de edad
avanzada.

Otras
son apropiadas únicamente para algunas personas. Tómese algunos minutos para determinar si corre usted riesgo de contraer
alguna de estas enfermedades, y luego discuta el programa de vacunación para
adultos con su médico.

Enfermedades
de la edad adulta que se pueden prevenir por medio de vacunas

Difteria

Haemophilus
influenzae tipo b (Hib)

Hepatitis A

Hepatitis
B

Influenza
(gripe)

Sarampión

Parotiditis
(paperas)

Neumococo

Polio

Rubéola

Tétanos

Varicela

Enfermedades particularmente graves para
los adultos mayores de 65 años

Difteria

Influenza (gripe)

Neumococo

Tétanos

Difteria

Descripción:
Enfermedad respiratoria causada por bacterias

Síntomas:
Aparición gradual de dolor de garganta y fiebre baja

Complicaciones:
Obstrucción de las vías respiratorias, coma y muerte en caso de no ser
tratada.

Transmisión:
Se transmite al toser y estornudar

Vacuna:
El toxoide de la difteria (contenido en las vacunas DTP, DTaP o Td) puede
prevenir esta enfermedad.

¿La
necesito si soy adulto?: Todo el mundo necesita estar protegido de la difteria. Si usted no ha recibido una inyección de refuerzo en diez años o más,
o nunca ha recibido la dosis inicial de tres inyecciones, debe ser vacunado.

Haemophilus
influenzae tipo b (Hib)

Descripción:
Una infección bacteriana severa que se presenta principalmente en los niños
pequeños.

Síntomas:
Infecciones de la piel y garganta, meningitis, neumonía, sepsis y artritis
(puede ser grave en los niños menores de un año, pero el riesgo de contraer la
enfermedad después de los cinco años es pequeño).

Complicaciones:
Meningitis Hib (ocasiona la muerte en uno de cada 20 niños afectados, y daño
cerebral permanente entre un 10% y un 30% de los sobrevivientes).

Transmisión:
Se transmite al toser y estornudar

Vacuna:
La vacuna Hib puede prevenir esta enfermedad.

¿La
necesito si soy adulto?: La mayor parte de las personas mayores de 5 años no
necesitan la vacuna Hib. Sin
embargo, usted debe recibir la vacuna si tiene anemia de células falciformes o
si su sistema inmunológico se halla comprometido debido a:

  • VIH/SIDA
    u otras enfermedades que afectan el sistema inmunológico
  • tratamiento
    con medicamentos tales como esteroides durante un período prolongado
    tratamientos de cáncer con rayos X o medicamentos
  • transplantes
    de médula ósea u órganos
  • lesiones
    en el bazo o ausencia de bazo

Hepatitis A

Descripción:
Una enfermedad del hígado causada por el virus de la hepatitis A

Síntomas
: Posiblemente ninguno (la probabilidad de mostrar síntomas disminuye con la
edad). En caso de haberlos: piel u ojos de color amarillento, fatiga, dolor de
estómago, pérdida del apetito o náuseas

Complicaciones:
Debido a que los niños pueden no mostrar síntomas, con frecuencia no se
reconoce la enfermedad hasta que la persona a cargo de los niños contrae la
hepatitis A.

Transmisión:
Con mayor frecuencia se transmite por ruta fecal-oral (un objeto contaminado con
las heces de una persona con hepatitis A entra en contacto con la boca de otra
persona.) Con menor frecuencia se
transmite al ingerir agua o alimentos que contienen el virus

Vacuna:
La vacuna de la hepatitis A previene esta enfermedad.

¿La
necesito si soy adulto?: Usted debe recibir la vacuna de la hepatitis A si:

  • sufre
    de enfermedades crónicas del hígado
  • viaja
    a países con altas tasas de hepatitis A
  • es
    un hombre que tiene sexo con otros hombres
  • consume
    drogas de manera indebida
  • vive
    en una comunidad con una incidencia elevada de hepatitis A
  • recibe
    productos de origen sanguíneo para mejorar la coagulación de la sangre

Hepatitis
B

Descripción:
Una enfermedad del hígado causada por el virus de la hepatitis B

Síntomas:
Posiblemente ninguno cuando se ha contraído la infección recientemente (la
probabilidad de mostrar síntomas iniciales disminuye con la edad). En caso de
haberlos: piel u ojos de color amarillento, fatiga, dolor de estómago, pérdida
del apetito, náuseas o dolor de las articulaciones

Complicaciones:
Mientras más joven es la persona, mayor es la posibilidad de permanecer
infectado y de tener problemas de hígado durante toda la vida, tales como
cirrosis y cáncer del hígado.

Transmisión:
Se transmite al tener contacto con la sangre de una persona infectada o al tener
relaciones sexuales con una persona infectada.

Vacuna:
La vacuna de la hepatitis B evita esta enfermedad.

¿La
necesito si soy adulto?: Usted debe recibir la vacuna de la hepatitis B si:

  • ha
    tenido relaciones sexuales con más de una persona en los últimos seis
    meses
  • ha
    tenido una enfermedad de transmisión sexual
  • es
    un hombre que tiene sexo con otros hombres
  • vive
    o tiene relaciones sexuales con una persona con hepatitis B crónica
  • tiene
    contacto con sangre humana debido a su trabajo
  • trabaja,
    o recibe tratamiento, en una institución de cuidado para personas con
    problemas del desarrollo
  • recibe
    transfusiones de algunos productos sanguíneos
  • recibe
    tratamientos de diálisis
  • vive
    o viaja más de seis meses al año a países en los que la hepatitis B es
    una enfermedad común
  • consume
    drogas de manera indebida

Influenza
(gripe)

Descripción:
Enfermedad altamente infecciosa transmitida por un virus

Síntomas:
Fiebre y escalofríos, tos seca, nariz que moquea, dolores en el cuerpo, dolor
de cabeza y de garganta (Nota: Es
muy raro que los adultos tengan trastornos estomacales o diarrea como
consecuencia de la influenza. Los
trastornos estomacales no son influenza.)

Complicaciones:
Neumonía

Transmisión:
Se transmite por contacto con una persona infectada o con el virus en el aire
(muy contagiosa)

Vacuna:
La vacuna de la influenza ayuda a prevenir esta enfermedad (Nota: La vacuna no
siempre ayuda a prevenir todos los síntomas de gripe en las personas mayores o
en estado de salud delicado, sin embargo, es excelente para evitar la gripe
grave, hospitalización y muerte. Si
usted contrae la gripe, será mucho más leve.)

¿La necesito si soy
adulto?: Cualquier persona de más de seis meses de edad que desee reducir el
riesgo de contraer influenza debe recibir la vacuna, especialmente si:

  • tiene
    más de 65 años
  • vive
    en un hogar para enfermos crónicos, independientemente de su edad
  • tiene
    un trastorno de salud crónico y grave tal como enfermedad cardiaca,
    enfermedades de los pulmones (incluso asma), trastornos de metabolismo (como
    diabetes), anemia u otras enfermedades de la sangre, o enfermedades del riñón.
  • su
    sistema inmunológico se halla comprometido como consecuencia del VIH/SIDA u
    otras enfermedades que afectan el sistema inmunológico, está recibiendo
    tratamientos con esteroides de manera permanente, tratamientos de cáncer
    con rayos X o medicamentos, o trasplantes de médula ósea o de órganos
  • es
    un médico, enfermera, enfermera a domicilio, voluntario, miembro de la
    familia o alguna otra persona que está en contacto cercano con una persona
    que corre el riesgo de sufrir de gripe fuerte
  • tendrá
    más de tres meses de embarazo durante la temporada de la gripe
  • proporciona
    servicios esenciales para la comunidad (por ejemplo policía o bombero)
  • es
    un estudiante o miembro del personal de una escuela o universidad

Sarampión

Descripción:
Enfermedad respiratoria causada por un virus

Síntomas:
Sarpullido, fiebre alta, tos, nariz que moquea, ojos rojos y con bastantes lágrimas
(los síntomas duran alrededor de una semana).

Complicaciones:
Diarrea, infecciones del oído, neumonía, encefalitis, convulsiones y muerte.

Transmisión:
Se transmite al toser y estornudar (muy contagioso)

Vacuna:
La vacuna del sarampión (contenida en las vacunas MMR, MR y vacunas del sarampión)
pueden prevenir esta enfermedad.

¿La necesito si soy
adulto?: Usted no necesita la vacuna contra el sarampión, parotiditis y rubéola
(MMR) si:

  • el
    resultado de un examen de sangre muestra que usted es inmune al sarampión,
    parotiditis y rubéola
  • es
    de sexo masculino y nació antes de 1957
  • es de sexo
    femenino, nació antes de 1957 y está segura de que no va a tener hijos, ya
    se le administró la vacuna de la rubéola u obtuvo resultados positivos en
    un examen de rubéola
  • ya
    le pusieron dos dosis de la vacuna MMR o una dosis de MMR y una segunda
    dosis de la vacuna del sarampión
  • ya
    le administraron una dosis de la vacuna MMR y no tiene un riesgo elevado de
    exposición al sarampión.

Usted
debe vacunarse contra el sarampión si no está incluido en ninguna de las
categorías mencionadas anteriormente y:

  • es
    estudiante universitario, estudiante en una escuela vocacional, o cursa algún
    otro tipo de estudio luego de la escuela secundaria
  • trabaja
    en un hospital o en una institución médica
  • viaja
    internacionalmente, o es pasajero en un crucero
  • es
    una mujer en edad fértil

Parotiditis
(paperas)

Descripción:
Una enfermedad de los nódulos linfáticos causada por un virus

Síntomas:
Fiebre, dolor de cabeza, dolor en los músculos e inflamación de los nódulos
linfáticos cerca de la mandíbula

Complicaciones:
Meningitis, inflamación de los testículos u ovarios, inflamación del páncreas
y sordera (generalmente permanente)

Transmisión:
Se transmite al toser y estornudar

Vacuna: La vacuna de
la parotiditis (contenida en la vacuna MMR) puede prevenir esta enfermedad.

¿La
necesito si soy adulto?: Usted no necesita la vacuna contra el sarampión,
parotiditis y rubéola (MMR) si:

  • el
    resultado de un examen de sangre muestra que usted es inmune al sarampión,
    parotiditis y rubéola
  • es
    de sexo masculino y nació antes de 1957
  • es
    de sexo femenino, nació antes de 1957 y está segura de que no va a tener
    hijos, ya se le administró la vacuna de la rubéola u obtuvo resultados
    positivos en un examen de rubéola
  • ya
    le pusieron dos dosis de la vacuna MMR o una dosis de MMR y una segunda
    dosis de la vacuna del sarampión
  • ya
    le administraron una dosis de la vacuna MMR y no tiene un riesgo elevado de
    exposición al sarampión.

Usted
debe vacunarse contra el sarampión si no está incluido en ninguna de las
categorías mencionadas anteriormente y:

  • es
    usted estudiante universitario, estudiante en una escuela vocacional, o
    cursa algún otro tipo de estudio luego de la escuela secundaria
  • trabaja
    en un hospital o en una institución médica
  • viaja
    internacionalmente, o es pasajero en un crucero
  • es
    una mujer en edad fértil.

Neumococo

Descripción:
Un tipo de bacteria

Síntomas:
Neumonía neumocóccica (empieza con fiebre alta, tos y puntadas en el pecho),
bacteremia y meningitis

Complicaciones:
Muerte (una de las causas más comunes de muertes por una enfermedad que se
puede evitar por medio de una vacuna)

Transmisión:
El neumococo se halla en la nariz y garganta de muchas personas. No se sabe por qué invade repentinamente al cuerpo y produce
la enfermedad

Vacuna:
La vacuna antineumocóccica es muy eficaz para prevenir la enfermedad grave,
hospitalización y muerte Sin
embargo, no se garantiza que evite todos los síntomas en toda la gente.

¿La necesito si soy adulto?:
Usted debe recibir la vacuna neumocóccica si:

  • tiene
    65 años o más
  • tiene
    problemas crónicos de salud

    tales como enfermedades cardiacas, anemia de las células falciformes,
    alcoholismo, fuga de líquido cerebroespinal, enfermedades pulmonares (sin
    incluir asma), diabetes o cirrosis del hígado
  • su
    resistencia a las infecciones ha disminuido debido a la enfermedad de
    Hodgkin, mieloma múltiple, tratamientos de cáncer con rayos X o
    medicamentos, tratamientos prolongados con esteroides, transplantes de médula
    ósea u órganos, falla renal, VIH/SIDA, linfoma, leucemia u otros tipos de
    cáncer; síndrome nefrótico; lesiones en el bazo o ausencia de bazo.

Polio

Descripción:
Una enfermedad de los sistemas linfático y nervioso

Síntomas:
Fiebre, dolor de garganta, náuseas, dolor de cabeza y estómago, y rigidez en
el cuello, espalda y piernas

Complicaciones:
Parálisis que puede causar la invalidez permanente y la muerte

Transmisión:
Contacto con una persona infectada

Vacuna:
La vacuna de la polio (Sabin o Salk) puede prevenir esta enfermedad.

¿La
necesito si soy adulto?: Usted debería recibir la vacuna de la polio si no está
vacunado y:

  • viaja
    a zonas del mundo donde existe la polio
  • trabaja
    en laboratorios donde se utiliza el virus de la polio
  • cambia
    los pañales de un niño que está recibiendo la vacuna de la polio por vía
    oral

    (Sabin).

Rubéola

Descripción:
Enfermedad respiratoria causada por bacterias

Síntomas:
Sarpullido y fiebre por dos o tres días (enfermedad leve en niños y adultos jóvenes)

Complicaciones:
Defectos de nacimiento si es contraída por mujeres embarazadas sordera, cataratas, defectos en el corazón, retardo mental,
y daños en el hígado y en el bazo (existe por lo menos un 20% de posibilidad
de lesiones en el feto si se contrae la enfermedad en los primeros meses del
embarazo)

Transmisión:
Se transmite al toser y estornudar

Vacuna: La vacuna de la rubéola
(contenida en la vacuna MMR) puede prevenir esta enfermedad.

¿La
necesito si soy adulto?: Usted no necesita la vacuna contra el sarampión,
parotiditis y rubéola (MMR) si:

  • el
    resultado de un examen de sangre muestra que usted es inmune al sarampión,
    parotiditis y rubéola
  • es
    de sexo masculino y nació antes de 1957
  • es
    de sexo femenino, nació antes de 1957 y está segura de que no va a tener
    hijos, ya se le administró la vacuna de la rubéola u obtuvo resultados
    positivos en un examen de rubéola
  • ya
    le pusieron dos dosis de la vacuna MMR o una dosis de MMR y una segunda
    dosis de la vacuna del sarampión
  • ya
    le administraron una dosis de la vacuna MMR y no tiene un riesgo elevado de
    exposición al sarampión.

Usted
debe vacunarse contra el sarampión si no está incluido en ninguna de las
categorías mencionadas anteriormente y:

  • es
    usted estudiante universitario, estudiante en una escuela vocacional, o
    cursa algún otro tipo de estudio luego de la escuela secundaria
  • trabaja
    en un hospital o en una institución médica
  • viaja
    internacionalmente, o es pasajero en un crucero
  • es
    una mujer en edad fértil.

Tétanos

Descripción:
Una enfermedad del sistema nervioso causada por una bacteria

Síntomas:
Síntomas iniciales: trismo
(dificultad para abrir la boca), rigidez en el cuello y abdomen, y dificultad
para tragar Síntomas posteriores: fiebre,
presión arterial elevada, y espasmos musculares severos

Complicaciones:
Muerte en un tercio de los casos, especialmente
en las personas mayores de 50 años
.

Transmisión:
La bacteria entra en el cuerpo a través de un corte en la piel

Vacuna:
El toxoide del tétanos (contenido en las vacunas DTP, DTaP o Td) puede prevenir
esta enfermedad.

¿La
necesito si soy adulto?: Todo el mundo necesita estar protegido del tétanos. Si usted no ha recibido una inyección de refuerzo en diez años o más,
o nunca ha recibido la dosis inicial de tres inyecciones, debe ser vacunado.

Varicela

Descripción:
Un virus de la familia del herpes

Síntomas:
Un sarpullido con lesiones similares a ampollas, especialmente en el rostro,
cuero cabelludo o en el tronco

Complicaciones:
Infección bacteriana de la piel, inflamación del cerebro y neumonía
(generalmente más severa en los niños de 13 años o más y en los adultos)

Transmisión:
Se transmite al toser y estornudar (muy contagioso)

Vacuna:
La vacuna de la varicela puede prevenir esta enfermedad.

¿La
necesito si soy adulto?: Usted debería hacerse administrar la vacuna de la
varicela si no está seguro de que ya tuvo la enfermedad, y si:

  • trabaja
    en una institución sanitaria, da clases a niños pequeños, trabaja en una
    guardería, reside o trabaja en una institución, es estudiante
    universitario o viaja internacionalmente
  • es
    una mujer en edad fértil y está segura de que no está embarazada (no se
    debe administrar la vacuna de la varicela a las mujeres embarazadas)

Fuente: CDC (USA)