Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
[the_ad id="281803"]
[the_ad id="281807"]

Las tarjetas de negocio pueden ser la primera buena impresión.

Cuando estableces tu propia práctica o negocio, la primera impresión es de vital importancia. Y no solamente estamos hablando de la calidad de los productos o servicios que ofreces sino de la forma en que te presentas y promocionas ante tus potenciales clientes. Las tarjetas de negocios constituyen la propaganda más económica y representan tu imagen empresarial.
  
  

Así
como la forma en que la recepcionista de una empresa atiende el teléfono nos
hace pensar la clase de compañía que representa, las tarjetas de negocios
también son una herramienta de publicidad y mercadeo más importante de lo que te
puedes imaginar.

A continuación te damos algunos consejos para que tus tarjetas
luzcan elegantes y a la vez sean el espejo de tu profesionalismo y calidad de
servicios o productos.

Lo que tu tarjeta
debe tener:

  • Tu
    nombre, dirección, teléfono, fax e e-mail;
  • Tu
    profesión, productos y/o servicios (especifica siempre con claridad lo que le
    ofreces a tus clientes, por ejemplo, “Diseño de Interiores”);
  • Una
    frase que enfatice los beneficios de hacer negocios contigo (por ejemplo, la
    calidad de tus productos o servicios – esto puedes colocarlo debajo de tu
    nombre);
  • Incluye un lema que caracterice a tu empresa y que te destaque en comparación
    con tus competidores (por ejemplo, resalta la calidad o garantía de tus
    productos, la rapidez de tus servicios, etc.);
  • Recuerda incluir el logo de tu compañía (para que tus clientes comiencen a
    familiarizarse con tu empresa – este mismo logo debe siempre aparecer en tus
    sobres y cualquier otro material impreso);

  • creativo en el diseño (puedes incorporar un diseño genérico de los productos o
    servicios que ofreces o tu fotografía, por ejemplo, si te dedicas a vender
    propiedades);
  • Deben lucir profesionales y atractivas, te recomendamos que consultes con un
    diseñador gráfico para que se encargue de darle a tus tarjetas ese toque
    diferente y distintivo que solo un profesional en la materia puede hacer. No
    ahorres dinero en este asunto. El asesoramiento del diseñador gráfico es muy
    importante especialmente cuando debes incluir demasiada información en las
    tarjetas. El sabrá cómo ordenar y diagramar esos datos en forma prolija y
    atractiva.
  • Si
    es necesario, puedes incluir información en la parte posterior de las tarjetas
    (por ejemplo, una invitación para visitar tu local, un mensaje inspirador, o
    también es común ahora encontrar el mismo contenido de la tarjeta en ambos
    lados).

Lo que NO te recomendamos hacer:

  • Utilizar papel de baja calidad
  • Números o direcciones incorrectas o con faltas de ortografía;
  • Información antigua tachada a mano (cuando cambies la naturaleza de tu negocio
    o números de teléfono, fax o e-mail, vuélvelas a imprimir);
  • Elegir un logotipo que no sea representativo de los servicios o productos que
    ofreces;
  • Información confusa y difícil de leer (elige bien la letra y el tamaño);
  • Colores oscuros (las tonalidades oscuras inhiben a la gente).

Antes
de darle el visto bueno a la imprenta o a tu diseñador de tarjetas, hazte estas
preguntas para asegurarte que has incluido todo lo necesario para destacarte
entre tus competidores:

– ¿Crearán una primera
impresión profesional y positiva?

– ¿Comunican bien qué clase de negocios o servicios ofrezco?

– ¿Indican claramente cómo pueden comunicarse conmigo?

– ¿Tienen algún detalle/mensaje creativo que llamará la atención de mis
potenciales clientes?

Y por
último……..recuerda llevarlas siempre contigo para repartirlas en toda
ocasión y lugar.

Fuente: Intuitivas