La voracidad

Estudiaremos uno de los deseos humanos más destructivos que puede poseer el ser humano y que va en contra de si mismo y/o de los demás: la voracidad



La voracidad es una pulsión muy difícil de reconocer y de aceptar. Creo que en la actualidad está totalmente ignorada, porque está disfrazada socialmente.


Es una pulsión humana que la sociedad ha maquillado para poder ser aceptada y no solo eso, sino que la sociedad la ha maquillado de tal forma para que nadie la reconozca y así poder colocarla como “ideal del ser humano”.

Cuando la llegan a reconocer ya ha provocado muchos estragos tanto a nivel individual, grupal, social, cultural, religiosa y político.

Hoy estudiaremos uno de los deseos humanos más destructivos que puede poseer el ser humano y que va en contra de si mismo y/o de los demás: la voracidad.

Considero que comprender a la voracidad como un deseo desmedido y como un deseo cuya satisfacción es inagotable ha sido estudiado por pocas personas, y además es poco reconocido por la gente en general.

Es uno de los deseos, que más son protegidos por los mecanismos de defensa psicológicos para no tomar conciencia de ello. Y no solo eso, es estimulado y apoyado también por la sociedad para no ser reconocido.

La proyección, la racionalización y la intelectualización son mecanismos defensivos que al utilizarlos en contra de la voracidad, nos impiden la toma de conciencia de éste deseo, deseo que por cierto será la raíz de algunas otras emociones y de ciertas conductas.


La voracidad y los objetos del deseo voraz



Tradicionalmente la voracidad esta relacionada con la destrucción de objetos o con el hecho de consumir objetos en forma indiferenciad y ha sido relacionado sobre todo con la comida.

Un sinónimo tradicional de la voracidad es la gula.

Así podemos encontrar en algún diccionario la definición de gula.

Gula: Exceso en la comida o bebida. Apetito desordenado de “comer y beber”.

El estudio detenido de la gula tal como es definido nos conduce a importantes descubrimientos.

La voracidad da origen al goloso, a la glotonería. A la sensación de nunca llenar.

La persona voraz siempre quiere más para si mismo. Es una fuente de la obesidad. La voracidad para mí no es sinónimo de gula, más bien la incluye.

Digamos que a nivel biológico la voracidad da lugar pues, a la gula, a la glotonería, y a la obesidad.

Pero solo estamos iniciando el estudio de la voracidad. Y no podemos quedarnos con lo mas visible, o mas reconocible por toda la gente. Iremos avanzando poco a poco en su estudio.



Para continuar aprendiendo, descarga ahora nuestro libro gratis La voracidad


×

¡Instala Ahora Nuestra APP!

Responsive image Accede más rápido y fácil a nuestras notas, libros y cursos gratis
Responsive image 100 % Segura, ¡y GRATIS!
Responsive image Puedes leer todo sin estar conectado
SOLO HAZ CLIC EN :

¡Instala Ahora Nuestra APP!

Responsive image Accede más rápido y fácil a nuestras notas, libros y cursos gratis
Responsive image 100 % Segura, ¡y GRATIS!
Responsive image Puedes leer todo sin estar conectado
SOLO HAZ CLIC EN :
Y selecciona Agregar a la pantalla principal

¡Instala Ahora Nuestra APP!

Responsive image Accede más rápido y fácil a nuestras notas, libros y cursos gratis
Responsive image 100 % Segura, ¡y GRATIS!
Responsive image Puedes leer todo sin estar conectado

SOLO HAZ CLIC EN : Responsive image
Y selecciona Agregar a la pantalla principal