La “historia negra” del 12 de octubre de 1492

Una experiencia maravillosa de una docente de 6to. año
  
  

Quiero comentar mi experiencia como docente de 6to
año, de una escuela ubicada en una zona periférica, se acercaba el día de la
raza y juntos alumnos y docente, nos preparábamos para comentar todo aquello
que sabíamos, por haber leído, por lo que nos habían contado, sobre ese
“grandioso” descubrimiento.

Fue una clase
muy participativa, en la que los alumnos, trajeron distintos materiales  para trabajar  el tema.

Luego que los
alumnos se expresaron libremente, la docente les cuenta sobre la verdadera
historia del descubrimiento. Hubo un encuentro de razas, pero Colón  no descubrió nada. América ya existía,
tierra joven, con hombres y mujeres luchadores y amantes de su tierra, con
costumbres y formas de vivir diferentes, con símbolos de fe y de esperanza  prometedoras, que entregaron sus riquezas a
cambio de “espejitos”.

Se debe recordar
a estos nativos de América con orgullo, justicia, amor y paz, espantando para
siempre el odio, el poder y la desconfianza.

América fuerte,
noble y unida, lugar para vivir y progresar en libertad, a favor de la
humanidad.

Después cada
alumno pudo expresar que esa historia nunca se la habían contado y un niño
manifestó “hoy señorita usted nos contó la “historia negra” del descubrimiento
y siempre nos contaron la blanca”, pero otro alumno lo traslada a la época
actual: – “Seño un poco lo que nos pasó con Estados Unidos, nos presta plata,
nos da los espejitos, pero aquí cada vez hay menos trabajo, a los argentinos
nos siguen cambiando espejitos de colores”, otra alumna dijo:  – “Esta es la historia del yin yan, en algo
malo o negro siempre aparece algo blanco o bueno, y en algo bueno, tal vez
aparezca algo malo”.

Grande fue la
sorpresa como docente, al escuchar cada una de las reflexiones de los niños de
11 y 12 años, hay que insistir en la lectura, el conocimiento, para que puedan
ir formando un espíritu critico, reflexivo y capaces de cambiar la realidad que
les toca vivir.

Y cuando
escucho, muchas veces a los políticos diciendo que ellos son el futuro, gran es
mi indignación, porque los niños son el presente, viven aquí y ahora, el tiempo
de cambiar es hoy, mañana puede ser tarde…………………

Una
historia negra, como concluyeron mis alumnos, que puede ser cambiada ahora, con
compromiso, participación y sobre todo con educación.

Docente Graciela Ducournau

EGB Municipal N 2 “Intendente Clemente
Cayrol”
                                  
Mar del Plata