Entrevistas laborales: una segunda oportunidad

Cómo evitar que un mal desempeño en una entrevista laboral le impida conseguir ese trabajo que tanto desea

Todos alguna vez hemos pasado los nervios que significa enfrentarse por primera vez con una persona, sobre todo si de conseguir un trabajo se trata. Y muchas veces solemos meter “la pata” en esas ocasiones.
Por eso, en esta nota trataremos de darle un “Plan B” para poder conseguir ese trabajo tan ansiado.

Según estadísticas dos tercios de los aspirantes a conseguir un trabajo se pone nervioso en el momento de la entrevista. Los nervios crean un cortocircuito en el pensamiento racional de la persona. Esto hace que el ser humano en esos momentos pierda la memoria, se olvide fechas, pierda el sentido del humor, etc.

Pero igualmente uno se puede recuperar de esta situación y superar los miedos y nervios de toda entrevista laboral.

La clave: persistencia

Por ejemplo si nota que la primera posibilidad la perdió o causó una impresión no muy buena en su entrevistador usted puede seguir intentado.

¿Cómo? Muy simple: seguir insistiendo. Es una muy buena táctica mandar un email al otro día de la entrevista, explicando todo lo que usted quiso explicar y no pudo. Luego puede mandar cartas explicando sus anteriores trabajos y experiencias.

¿Qué logra con esto?

Demostrar que usted realmente quiere el puesto, que está interesado en ese trabajo.

Muchas veces una pregunta puede condicionar toda la entrevista. Por eso es muy importante pensar en lo que se va a responder, pero si por esas casualidades su respuesta fue inoportuna, usted podrá mejorarla escribiendo un email o inclusive llamando por teléfono para explicar mejor lo que quiso decir.

Y si obtiene una segunda oportunidad no es cuestión de desaprovecharla. Actúe aprendiendo de todos los errores que cometió en la primera entrevista.

Así finalmente obtendrá lo que tanto deseó: el trabajo.

Aprende los secretos de la etiqueta, el ceremonial y el protocolo con nuestro curso gratis.
Inscríbete ahora haciendo clic aquí.