Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Ejercicios para reforzar tejidos y músculos

Para reforzar el tejido conjuntiva, tensar los músculos y estimular el sistema linfático es imprescindible hacer ejercicio. Pero no cualquier tipo de actividad física, sino la que detallamos a continuación:
  
  

No tiene ningún sentido
someter al cuerpo a una severa actividad deportiva de modo repentino. Es muy
posible que sus huesos, ligamentos y músculos, estén contraídos y se sientan
fatigados. Por eso debe empezar acostumbrándolos de nuevo al movimiento haciendo
ejercicio regularmente.

Evite el sobreesfuerzo
pero no caiga tampoco en la ley del mínimo esfuerzo. Déjese estimular por estos
consejos, y verá como en muy poco tiempo podrá ver los resultados.

Los efectos del
ejercicio sistemático:

• Se estimula el riego
sanguíneo, se activa el metabolismo y se refuerza el sistema intravenoso y el
linfático.

· La
células y los tejidos están mejor abastecidas por las sustancias nutritivas.

• Se acentúa la
sensación de bienestar.

• Se estimula la
movilidad del cuerpo.

Presten atención a esto:

· ¿Padecen
alguna enfermedad aguda?

• ¿Han sufrido alguna
operación últimamente?

• ¿Padecen alguna
enfermedad de corazón, sistema circulatorio o de los pulmones?

• ¿Tiene dolores en los
ligamentos, huesos, músculos o padecen otro tipo de dolores?

• ¿Está embarazada?

• ¿Nunca ha practicado
deporte o hace mucho tiempo que no lo practica?

En caso de contestar
afirmativamente a una o varias de estas preguntas, deben acudir al médico para
que le aconseje personalmente, antes de comenzar con estos ejercicios.

Nadar

Nadar "regularmente (al
menos 2 veces a la semana) relaja y distiende los músculos, articulaciones y
tendones, contribuye a mantener la firmeza del tejido conjuntiva, y se activa el
riego sanguíneo y el sistema linfático regulando las funciones de depuración y
de eliminación de sustancias nocivas del cuerpo.

Como en el resto de
ejercicios es muy importante una respiración regular para completar el círculo
del movimiento -por ejemplo al nadar estilo braza- inspire al extender sus
brazos, procurando que toda la cavidad torácica se llene de aire, y suéltalo a
medida que los va juntando otra vez.

En caso de que en la
piscina disponga de masajes con agua a presión o con Whirlpool, no pierda la
ocasión de servirse de ellos especialmente en las zonas más afectadas. Su tejido
notará enseguida los efectos de un mayor riego sanguíneo y su piel se pondrá más
tersa y suave. Algunas piscinas ofrecen cursillos de gimnasia en el agua.

Después de nadar, tome
una ducha con agua abundante para eliminar el cloro de la piel (el cloro reseca
la piel y la vuelve rugosa y escamosa). Otra forma de activar la circulación es
gracias a la ducha con agua fría-caliente, que debe terminar siempre con agua
fría. Después póngase en todo el cuerpo una loción cremosa y rica en grasa.

Andar en bicicleta

Actualmente, montar en
bicicleta se ha convertido en un deporte muy extendido. Hay bicicletas para
todos los gustos desde las más antiguas hasta las más modernas que gozan de
todos los adelantos de la técnica.

En caso de que quiera comprarse una bicicleta
déjese aconsejar por un vendedor para que éste pueda indicarle cual será la más
apropiada para usted de acuerdo a su altura, su peso y sus necesidades. Será su
garantía para comprobar que ha elegido verdaderamente «la suya».

Antes de salir,
asegúrese de estar perfectamente sentado en el asiento, y pedalee
ininterrumpidamente a una velocidad que le sea cómoda. De este modo estimulará
su respiración y con ello mejorará el abastecimiento de oxigeno en la sangre,
Los movimientos regulares de los pedales refuerzan el sistema conjuntiva de las
piernas y de la zona de los glúteos.


Esquiar

También se puede
practicar una actividad deportiva en invierno, todos sabemos que no hay un
invierno frío, si nos abrigamos de forma conveniente para estar al aire libre.
Motívese para practicar regularmente deporte también en invierno con la idea de
lucir en verano una silueta esbelta.

Si nuestro cuerpo no
deja de trabajar en todo el año, ¿por qué no podemos colaborar con él durante el
invierno?

El saludable y limpio
aire de invierno y la necesidad de moverse más intensamente en el exterior para
sentir calor son dos factores importantes para practicar este deporte. Se deja a
elección el optar por el esquí de fondo y disfrutar con ello el paisaje
invernal, o el esquí alpino.

Tenga presente sin
embargo que para la práctica de ambos deportes es importante realizar ejercicios
preparatorios ya que los esfuerzos que representa tanto para el aparato
circulatorio como para el cuerpo en general son cuantiosos. Diversas
asociaciones e instituciones organizan cursillos de gimnasia adaptados a la
práctica del esquí.

Los ejercicios de
movimientos de este tipo de gimnasia están especialmente orientados a estimular
diversas zonas de su cuerpo, así podrá encontrar el ejercicio más adecuado para
aquella zona en la que se presente una manifiesta celulitis.

Todo lo que
necesitan es una ropa cómoda, unas zapatillas para hacer gimnasia una manta o
una fina esterilla. Para conseguir éxito en el tratamiento de la celulitis es
recomendable realizar estos ejercicios durante 10 minutos dos veces cada día.

El libro "Los
mejores ejercicios de los que ha oído jamás
", de Nick Nilsson, te
enseña un sistema de entrenamiento
efectivo en base a
rutinas de
ejercicios originales e innovadores
. Conócelo ahora haciendo
clic aquí