Home > Belleza y estilo > En forma

Yoga

Yoga y meditación

Pavamuktasanas: Relajación de los brazos

Las asanas requeridas para la relajación de los brazos son dinámicas y exigen especial atención en el área de las manos, pues muchas articulaciones están localizadas allí.

Ser capaz de relajar los brazos y las manos significa una mayor capacidad de trabajo puesto que las manos y los brazos son los que reciben la mayor carga de trabajo en el curso de nuestras actividades diarias.

Si nosotros dedicamos solamente unos pocos minutos todos los días a la práctica de estos ejercicios, eventualmente seremos capaces de relajar perfectamente todas las partes de nuestro cuerpo.

La vida diaria significa tener que enfrentar muchas clases de problemas, pero si nuestro cuerpo físico tiene que ser añadido a la lista de estos problemas, entonces todo se vuelve mucho más difícil.

Tenemos que aprender a mantener control sobre nuestras funciones corporales para poder canalizar apropiadamente nuestras energías hacia una meta especifica.

Experimentar tensión cuando trabajamos, significa sobre esfuerzo y pérdida de energía. Por otra parte, estar libre de la tensión, significa una mayor flexibilidad y menor esfuerzo en cualquier actividad.

Nuestras vidas deben ser inteligentemente prácticas y la aplicación de esta clase de conocimiento científico nos ayudará a desarrollar un sentido de lógica en nuestras vidas. Esta serie de lecciones nos ayudará a tener armonía perfecta en nuestros cuerpos físicos y el resultado practico será una vida más agradable y feliz.

Le recordamos que los ejercicios se deben realizar teniendo en cuenta la respiración. Cada vez que sienta que su respiración se ha agitado por el ejercicio, suspéndalo hasta que ésta se normalice.

Después de cada serie de ejercicios descanse uno o dos minutos.

Y ahora la práctica. Para comenzar practique tres minutos de tranquila meditación:
 

a) Siéntese en el suelo y ponga las piernas delante del cuerpo. Estire las manos, paralelas con las piernas, la espalda debe estar recta.

b) Abra y tensione sus manos. Repítalo diez veces. Luego cierre la mano con el pulgar entre los otros dedos. Abra y cierre las manos. Repítalo 10 veces.

c) Con el pulgar entre los otros dedos, inicie la rotación de las muñecas, primero en el sentido de las manecillas del reloj (10 veces) y luego en sentido contrario.

d) Con los brazos estirados, abra las manos e inicie la flexión de las muñecas subiendo y bajando las manos. Repita el ejercicio 10 veces.

e) En la misma posición de sentado, lleve los dedos de las manos al hombro correspondiente. Inicie el giro de los codos alrededor del hombro, primero en un sentido y luego en sentido contrario. Repita el ejercicio 10 veces en cada uno de los sentidos.

f) Con las manos abiertas y las palmas hacia arriba estire los brazos hacia adelante y doble luego los codos, tocando los hombros con la punta de los dedos. Repita 10 veces el movimiento.

Ahora que ha finalizado esta serie de ejercicios, descanse tres minutos

Para continuar aprendiendo, inscríbete ahora en nuestro curso gratis de Yoga, haciendo clic aquí.

 

Recomendar a un amigo:

Mas notas del autor:

La Redacción

Las Pymes y las redes sociales

Las Pymes y las redes sociales

Primero, fue el pasaje de las Pymes de los ladrillos a la web. Ahora, es la hora de pasar de la web 1.0 a la 2.0...

Bombones de papaya

Bombones de papaya

Y otras recetas con papaya: papaya rellena y cucuruchos de crema de papaya

Recetas para Navidad que no engordan

Recetas para Navidad que no engordan

Un menú en tres pasos para festejar la Navidad con recetas sabrosas y que no engordan

Videos

OTRAS NOTAS SOBRE

Las más leídas
enplenitud

Suscríbete gratis:

Comunidad:

Síguenos: