Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Tratamiento homeopático de las displasias mamarias.

Toda vez que se diagnostica una patología tumoral benigna de los senos, en mujeres de distintas edades, queda pendiendo la disyuntiva acerca de cuál es la conducta terapéutica más adecuada y de cuáles son las que brindan mejores resultados estadísticamente.
  
  



El
profesional consultado tiene la obligación de aclarar todas las inquietudes que
se planteen y de efectuar un seguimiento estrecho de la evolución de sus
pacientes.

Es
habitual que las pacientes que tienen este tipo de problemas, sean medicadas con
tres tipos de tratamientos más frecuentes, 1) Medicación vitamínica A y B, 2)
Anti inflamatorios si coexiste con síntomas dolorosos e hinchazón en las
mamas, y 3) en algunos casos terapia
Supletoria Hormonal.

Homeopáticamente,
el diagnóstico de Displasia
mamaria fibro-nodular y el de enfermedad fibro-quística
de mamas, representa la traducción de una predisposición de terreno que
facilita la aparición de unas lesiones típicas caracterizadas por una condensación de los tejidos.

Dicha
predisposición está en conexión más o menos estrecha con una verdadera
impregnación o saturación de esos tejidos por parte de toxinas histoquímicas
heredadas o adquiridas, y estas últimas conducen a que los tejidos susceptibles
sufran cambios hormonales que los arrastran a una producción exagerada del
tejido de sostén de las mamas.

Se
trata de una verdadera respuesta de adaptación y de búsqueda de equilibrio difícil
de lograr en forma espontánea, ya que la orden química no encuentra una
contrapartida por parte del organismo, tendiente a frenar aquel proceso
exagerado.

Dentro
del arsenal homeopático contamos con vegetales muy útiles, entre los cuales
destacan: Conium, Phytolacca, Thuya y la Scrophularia Nodosa; y
utilizamos también productos de origen mineral , tales como: Baryta
iodada, las Calcáreas, Plumbum iodat
, capaces de detener el proceso de formación quística y nodular, y que usados en
potencias y dosis adecuados, son capaces de reducir de manera notable el volumen
y la densidad de las tumoraciones.

Ya
sea que se utilicen por separado o en combinaciones adecuadas, llevan a la
disminución del tamaño de las lesiones, calma las molestias mamarias, y
promueven el desarrollo de tejido de sostén sano y hacen desaparecer las
calcificaciones presentes en los senos.

Es
muy frecuente ver como desaparecen molestias de larga data, en forma simultánea
a la mejoría de las mamas, lo que significa que hubo una mejoría hormonal.

El
médico homeópata descubrirá la causa que originó el problema, y elegirá el
o los medicamentos más adecuados basándose en un interrogatorio detallado y
profundo que refleje lo que el paciente es en realidad como individuo único e
irrepetible.