Té de valeriana y pasionaria

Te enseñamos las propiedades y a preparar té de valeriana e infusión de pasionaria
  
  

Valeriana

También se la llama hierba de los gatos o hierba gatera. Es muy eficaz para combatir el insomnio, especialmente aquellos casos
provocados por desasosiego o estrés elevado.

La raíz de la valeriana tiene
propiedades tónicas, antiespasmódicas y altamente sedantes. La valeriana se
suele preparar en infusión, maceración, y tintura
o extracto fluido.

El extracto
alcohólico suele ser una forma habitual de aplicación de la valeriana como
sedante nervioso.


En general se usa como infusión pero también se la puede agregar al agua de un
baño de inmersión. Para el baño, se colocan 300 g de raíces machacadas en 2
litros de agua, y se pone a hervir.

Cuando rompe el hervor, se retira del fuego,
se deja descansar, se filtra y se añade al agua del baño.

Para su ingestión, se
colocan unas raíces de Valeriana en agua y se lo deja macerar un día. Luego se
hierve ligeramente, se cuela y queda listo para usarse como infusión.

Pasionaria

También conocida como flor de la pasión, es una reconocida aliada contra el
insomnio. Se puede consumir en tisanas y no debe utilizarse durante el embarazo
y la lactancia o ingerirse con
alcohol u otros medicamentos.

Contiene un
principio activo, la passiflorina, con un cierto parecido estructural con la
morfina. La pasionaria tiene propiedades tranquilizantes, incluyendo efectos
sedantes y ansiolíticos. Sus efectos son diferentes de la mayor parte de los
fármacos y no produce adicción.

La Passiflora es un remedio popular para el
tratamiento del insomnio y del nerviosismo. También tiene un suave efecto
relajante antiespasmódico sobre la musculatura lisa del cuerpo, incluyendo la
del sistema digestivo.

Siguiente: Té de manzanilla


¿Quieres aprender técnicas para
desterrar el estrés de tu vida?
Inscríbete ahora en nuestro
curso gratis de
Manejo del Estrés