Sugerencias para decorar el baño

Existen múltiples opciones para renovar el cuarto de baño. Ideas para comenzar ya mismo a poner en práctica
  
  

Tenga un baño
grande o pequeño, la decoración del mismo puede ser fácil y divertida. Primero,
debe asegurarse que su baño esté completamente limpio. Luego, decida si quiere
pintar las paredes, empapelarlas, o bien combinar ambos tipos de decoración.

 

De todas
formas, en primer lugar debería ocuparse de las paredes. Entonces, decida si
quiere que la parte más alta de las mismas, es decir las que están contra el
techo, tengan un borde de otro color –azulejado, pintado o empapelado- o bien
si prefiere pintar una pared de un color y empapelar la otra, o azulejar las
paredes con motivos diferentes.
 

En vez de
poner cortinas a la ventana del baño, compre uno de los bonitos paisajes que se
imprimen en plástico autoadhesivo. Existen muchas y muy agradables escenas.
Nadie puede ver a través del plástico desde afuera, pero permite que mucha luz
entre en el baño.
 

Para agregar color a su cuarto de baño, quite los
accesorios de la pared, como por ejemplo los sostenedores de toallas,
porta-jabones, o porta-papel higiénico, y píntelos con aerosol. Seleccione
algún color original, que no exista en su baño, pero que sí combine con otros elementos
que allí se encuentren. Recuerde agregar una capa de barniz o de esmalte sobre
cada pieza, para así evitar que, con el tiempo y la humedad, la pintura pueda
llegar a saltarse. Una vez que el barniz se seque, póngalos de vuelta en su
lugar: verá cuan cambiada está la apariencia del baño.
 

Ponga las
toallas, limpias y arrolladas, en una bonita cesta, que debe estar sobre el
piso, en un rincón. También compre una alfombra de baño con un apoyo de caucho.
Es muy importante tener una de estas alfombras, para no patinar en el baño y
prevenir así las caídas.
Por eso, jamás ponga alfombras de tela en un cuarto de
baño, más allá de que las mismas vengan en muchos colores y se venden en la
mayoría de las tiendas. En su lugar, mientras esté allí, compre una cortina
para la ducha, una cesta para lo ropa sucia, y un recipiente de basura.

Respecto a la
cortina de ducha, debe saber que es realmente fácil hacerla con sus propias
manos. Simplemente, debe medir la altura de la ducha, y el perímetro de la
tina. Entonces, debe escoger el material que querría utilizar, sin olvidarse de
lavarlo antes de confeccionarlo. Eso si, cuándo se dirija a la tienda a comprar
este material, recuerde comprar dos de estas telas o plásticos, y agregue
aproximadamente 60 cm. a las medidas tomadas.
Para los agujeros de los colgadores, utilice
ojales plásticos, que se pueden encontrar en perfumerías y también ferreterías.

La
lona plástica, debe ser bien lavada y secada. Cuando lo haya echo, dóblela por
la mitad y córtela de forma tal que le queden dos paneles de igual tamaño.
Luego, doble entre sí las partes superiores, formando pequeños rectángulos,
para después hacer los agujeros por donde pueda insertar la barra de la
cortina. Finalmente, deberá decidir de qué lado desearía fijarla, para coser el
último agujero de ese lado, y lograr que el mismo quede más ajustado.

Cubre – estantes, delicadeza más protección

Si
tiene una estantería en la parte posterior del tocador, puede hacer, nuevamente
de forma muy sencilla, cortinitas de paño para cubrir cada estante, y ocultar
así sus productos personales de higiene.

Mida
la longitud que existe entre cada estante, desde el tope hasta el final, así
como su ancho. Lo ideal sería separar cada largo en tres partes iguales, y
hacer tres paneles para cada estante: uno para cada lado y uno para el frente.

Seleccione
un material durable, como, por ejemplo, una mezcla de algodón y poliéster, que
puede brindar protección, y, al mismo tiempo, posibilite una buena decoración.
Compre también velcro, para cubrir la longitud entera de cada estante. Como
referencia, necesitará 2 cm. de velcro por cada cm. de estante. Asegúrese que
el velcro tenga una superficie bien adherente.

Corte
cada uno de los paneles y dóblelos aproximadamente 3 cm. en sus cuatro lados.
Ponga a lo largo del borde superior de la estantería, el velcro que usará para
adherir la tela al estante. El otro lado del velcro, debe ser usado para la
parte superior de cada panel de tela, donde debería coserlo al paño, con el fin
de reforzarlo. Para utilizar los objetos de sus estantes, simplemente quite los
paneles adheridos con velcro, y luego vuela a ponerlos.

Plantas
y tazones, originales y agradables
 

Las plantas
verdes son siempre agradables en un cuarto de baño. Coloque una de estas
plantas en la parte alta del espejo del lavabo. Vaya a una tienda de objetos
usados y busque botellas viejas pero atractivas. A veces, se pueden encontrar
botellas de colores que darán un toque muy acento a todo el baño.
 

Mientras esté
en esta tienda de objetos de segunda mano, busque algunos pequeños tazones
delicados, preferiblemente de vidrio y con tapas. Estos tazones se pueden
utilizar para guardar ganchos de pelo, algodón, instrumentos de manicura y
muchos otros artículos de uso habitual en un baño. Intente encontrar tazones
antiguos de vidrio, como por ejemplo las famosas carameleras, que son los más
agradables a la vista y al uso. Trate de colocar algún adorno en estos tazones,
lo cual le dará más belleza a la decoración.
 

Para
encontrar en su baño una agradable fragancia, podría colocar sahumerios o velas
aromáticas, que también agregarán un toque estético. Utilice velas de
diferentes colores para colocar en cada rincón de su baño. Algunas podrán ir al
costado de la tina, y otras, sobre los espejos o estantes que se encuentren
arriba del lavabo.

A veces, se puede encontrar un espacio abierto entre el techo y los
armarios del baño. Esto es un lugar ideal para poner arreglos florales, cestas
y otros elementos que piense que harán que su cuarto de baño se torne más
atractivo.