Registros parroquiales en América Latina

Si está haciendo su árbol genealógico y vive en Latinoamérica, los registros parroquiales son ineludibles. Conózcalos.
  
  

Los registros
parroquiales

El tipo de
información registrada en los libros de las parroquias ha variado con el
tiempo. Los registros más recientes generalmente brindan una información más
completa que los más antiguos. Los registros de bautismo, casamiento, y los
certificados de defunción, fueron mantenidos por todas las parroquias. Estos
documentos, junto con otros registros adicionales, tienen un gran valor
genealógico.

Bautismos

Un registro de
bautismo otorga típicamente el nombre, la fecha de nacimiento, y el lugar de
nacimiento de la persona que se bautizó, así como la fecha de bautismo y los
nombres, residencia, y lugares de nacimiento de los padres (y, en muchos casos,
de los abuelos).

Casamientos

Un registro de
casamiento contiene los nombres de la novia y el novio, sus lugares de
nacimiento, residencia, ocupaciones, edades al momento del casamiento, y la
fecha del casamiento, así como los nombres y residencia de los padres.

Expedientes
Matrimoniales

Los expedientes
matrimoniales incluyen detalles del casamiento en particular y peticiones
sometidas al sacerdote de la parroquia. Estos documentos exhiben la posición de
la novia y el novio en la iglesia Católica, incluyendo copias de sus
certificados bautismales.

También contienen
el permiso de padres para que la novia pudiera casarse, si era menor de edad,
certificación de que el casamiento se podría llevar a cabo, y el permiso del
sacerdote para que el casamiento ocurra. Los registros pueden exhibir también
la dispensa apostólica, es decir la exención de la restricción del casamiento
para el cuarto grado de relación sanguínea. La información de casamiento puede
incluir también gráficos genealógicos e interesante información biográfica
acerca de las personas implicadas.

Confirmaciones

Las
confirmaciones fueron registradas erráticamente. A menudo, fueron
entremezcladas con los registros de bautismo. Los registros son breves pero
pueden incluir los nombres de los padres y padrinos. En muchos pueblos y aldeas
de Latinoamérica, las confirmaciones tuvieron lugar sólo cuando un obispo
visitó el lugar de residencia. A menudo, más de un hijo de una familia o
incluso grupos enteros de familias pueden estar registrados en un mismo lugar
de los registros de confirmación.

Censos y
Matriculaciones

Los censos y las
matriculaciones eclesiásticas se tomaban cada diez o quince años, listando a
los miembros de las familias que vivían dentro del área de la parroquia.

Voluntades y
Testamentos

Las voluntades y
los testamentos pueden proporcionar los nombres de los miembros de una familia
u otros herederos, listar posesiones, y dar una mayor comprensión sobre la
familia y la vida del difunto.

Defunciones o Entierros

Las defunciones o
los entierros se asentaban en el registro de la parroquia donde la persona fue
enterrada. Un registro de defunción o entierro contiene el nombre y la edad de
la persona que murió, la fecha del acontecimiento, y la residencia de esta
persona. El registro puede incluir, posiblemente, el lugar de nacimiento de la
persona, los nombres de los sobrevivientes, la causa de la muerte, y la
indicación de si la persona dejó un testamento. En el caso de fallecimiento o
entierro de niños, también se dan generalmente los nombres de los padres y su
residencia.

Otros Registros
Eclesiásticos

Muchos otros
registros fueron mantenidos por la iglesia Católica. Algunos son menos valiosos
para la investigación genealógica, pero igualmente útiles para entender la
comunidad en que una persona vivió. Estos registros incluyen:

1. Los libros de
cuentas de la Parroquia o Libros de Fábrica: Inventarios de la propiedad de la
iglesia.

2. Capellanías:
Registros monetarios y de propiedad otorgados a la iglesia.

3. Pleitos:
Registros de propiedad y reclamos de privilegio que implican a la iglesia.

4. Órdenes
Fraternales o Libros de Cofradías: Libros de registro de las sociedades legales
que participaron en las actividades de la parroquia.