¿Qué nos estamos olvidando?

Un pequeño relato con un dejo de melancolía...

Matrimonio y finanzas, una relación complicada

Hola, aquí estoy.

¿Les gusta mi traje gris?.

¿Y mi camisa blanca?

Ah, me olvidaba decirles que el gris es gris oscuro, casi negro y la camisa blanca es la blanca smoking.

Abierta, sin corbata.

Tengo la barba de tres días, que cae justo con el triángulo de mi cara.

Mis ojos azules, ahora son azules oscuros.

Es de noche . Estoy por salir.

Los zapatos brillan como las estrellas.

Las medias negras, juegan el rol de la noche en mis piernas.
El perfume, casi parece una caricia para el que pasa a mi lado.
Estoy perfecto.

Me paro frente al reflejo de una vidriera y a pesar de todo el cuidado que puse, sé que algo me falta.
Ya sé. El reloj. No ahí está justo y perfecto haciendo juego con las mancuernas.
¿Por dios, qué me olvidé?

Cuando miré mis manos, lo entendí.
Tenía caricias muertas en mi piel.

Faltaban tus manos entre las mías…

Pero fundamentalmente, había dejado mis sueños arrugados en una silla.

×

¡Instala Ahora Nuestra APP!

Responsive image Accede más rápido y fácil a nuestras notas, libros y cursos gratis
Responsive image 100 % Segura, ¡y GRATIS!
Responsive image Puedes leer todo sin estar conectado
SOLO HAZ CLIC EN :

¡Instala Ahora Nuestra APP!

Responsive image Accede más rápido y fácil a nuestras notas, libros y cursos gratis
Responsive image 100 % Segura, ¡y GRATIS!
Responsive image Puedes leer todo sin estar conectado
SOLO HAZ CLIC EN :
Y selecciona Agregar a la pantalla principal

¡Instala Ahora Nuestra APP!

Responsive image Accede más rápido y fácil a nuestras notas, libros y cursos gratis
Responsive image 100 % Segura, ¡y GRATIS!
Responsive image Puedes leer todo sin estar conectado

SOLO HAZ CLIC EN : Responsive image
Y selecciona Agregar a la pantalla principal