Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on whatsapp

Qué hacer si tu perro está empachado

El comer alimentos en mal estado, en exceso o ingerir la comida muy rápidamente pueden ocasionar dolores estomacales e inflamación en los perros, sin importar su edad. ¿Cómo cuidarlos para que se pongan bien?

Si el perro tiene su estómago hinchado es necesario acudir rápidamente al veterinario ya que si se deja pasar el tiempo, el problema puede agravarse.

Entre las pruebas que el especialista le hará al animal se encuentran exámenes de sangre, radiografías y ecografías.

Los excesos de comida o el ingerir el alimento de forma muy brusca pueden complicar aún más el cuadro. Por lo que se recomienda ser muy cuidadoso con la comida que se le proporciona a la mascota y estar muy atento para saber de qué modo consume su alimento.

Esta información será muy importante cuando se asista a la consulta con un especialista que pueda aconsejar sobre algunas pautas para disminuir la ansiedad del animal durante el momento de la alimentación.

Cómo cuidar a un perro con problemas digestivos

1.- Si el perro vomita, no hay que darle comida hasta después de doce horas ya que es importante dejar que el estómago descanse y se recupere por sí solo.

Luego de pasado este tiempo, es conveniente darle muy poco alimento, no la ración completa para ver de qué manera responde, y si lo hace sin problemas, se podrá ir aumentando la dosis de comida de a poco.

2.- Hidratar al perro constantemente. Si ha vomitado una o varias veces, con mayor razón será necesario estar atento a la ingesta de líquido.

Lo más acertado es colocar poco agua en el cuenco de la mascota para que no beba de modo impulsivo, sino que pueda moderar la necesidad y así impedir que nuevamente vomite. Se le debe ir poniendo agua a medida que se le vaya acabando.

3.- No darle a la mascota sobras de comida. Lo mejor es acostumbrarlo a su alimento. Dárselo siempre su comida a la misma hora. La ración debe ser la adecuada.

Por más que el perro se quede con hambre, no es bueno que abuse de la comida. Un perro casi siempre estará dispuesto a comer y comer todo lo que se le ponga en el plato.

4.- Mantener fuera del alcance del perro el cubo de la basura. Explicar a los vecinos que el perro no puede comer sobras y así se podrán prevenir situaciones de peligro.

Si el animal presenta vómitos recurrentes, diarrea, estreñimiento o diarrea con sangre, hay que acudir al veterinario para que pueda determinar el mejor tratamiento posible.

¿Quieres conocer a tu perro? Inscríbete ahora en nuestro curso gratis, haciendo clic aquí.