¿Qué comidas hay que evitar antes de irse a la cama?

Hay alimentos que sientan muy mal si se comen por la noche y no permiten tener un sueño reparador. Te contamos lo que es mejor dejar de lado para evitar inconvenientes...

Aunque el organismo pida ciertos alimentos, lo mejor es prescindir de ellos si éstos dificultarán el descanso y no podrán ser quemados.

¿Cuáles son los alimentos que impiden dormir?

1.- Pasta: aunque es una comida ideal para atacar el hambre, si se consume antes de dormir se convertirá en grasa ya que es un carbohidrato difícil de quemar. Mucho más aún si se come con salsas, queso o aceite

2.- Apio: es un diurético natural lo que significa que existirán más posibilidades de levantarse para acudir al baño durante la noche.

3.- Helado o postres muy dulces: la grasa acumulada será difícil de reducir y el azúcar mantendrá alerta al cerebro lo que dificultará el descanso.

4.- Cereales industriales: contienen azúcares refinados y carbohidratos. Alteran los niveles de azúcar en sangre e interrumpen el sueño.

5.- Las frutas ácidas: pueden causar malestar y generan ácidos que estimulan los nervios del estómago ocasionando acidez o demás inconvenientes que impiden el descanso.

6.- Comidas muy condimentadas: pueden irritar las paredes del estómago.

7.- Las legumbres pueden hinchar el estómago, provocar gases y se pueden sufrir cólicos.

8.- Los alimentos grasos son complejos de digerir y hacen muy lenta la digestión. Entre los menos recomendados, hay que evitar el chocolate, embutidos y alimentos fritos.

9.- Pizzas: contienen mucha grasa y sodio. El estómago durante la noche tendrá más trabajo para digerir este alimento y se si incorpora salsa de tomate, mucho peor aún. Si se desea comer de todos modos, lo mejor es consumir solamente un trozo.

10.- ajo: más allá del mal aliento puede ocasionar acidez estomacal y reflujo.

11.- Alcohol: interfiere en la función restauradora del sueño

12.- Carnes rojas: poseen un alto grado de proteínas y grasas que hacen que el cuerpo tenga que realizar un gran esfuerzo para digerirla.

Los alimentos hechos al vapor o a la parrilla son los más indicados. Siempre es mejor comer de modo liviano por la noche y no acostarse muy pronto para que el proceso de la digestión pueda desarrollarse lo mejor posible.