Qué buena es la cerveza

  
  

Maria estaba obstinada por la conducta
de su esposo. Ya había peleado suficiente, verbalmente, con él y no se daba. No
lograba que cambiara pero ni un poquito. Tenía una fuerte inclinación a la
bebida, tomaba todo tipo de licor y en cualquier tipo de presentación que la
vendieran.

A
pesar de todas las peleas y las desavenencias que había tenido desde que se
eran pareja, la razón de la discordia seguía. Tan solo hacia falta que su
esposo se tomara un par de cervecitas, ya era motivo suficiente para pelear y
discutir. Sin embargo Maria, guardaba muy dentro de si, en su corazón y en sus
sueños, la esperanza de que todo eso algún día cambiaria. Que todas esas peleas
y desavenencias lo miraría como una pesadilla que paso, sólo que no sabía el
con que y el como lograrlo. Pero la esperanza existía.

Ese
domingo en la mañana Maria estaba leyendo el periódico y a medida que fue
recorriendo pagina tras pagina, llegó a la de las noticias nacionales. Empezó a
recorrerla de arriba a abajo todos los titulares y uno de ellos llamo
poderosamente su atención. Sus ojos se abrieron un poco más de lo habitual, se
los restregó para mirar mejor y leyó la noticia dos veces. En su mente brilló la esperanza y su corazón
le decía que aquí podía estar la solución a su problema.

Dejo
de leer, bajando un poquito el periódico para buscar a su esposo con la vista
que estaba en la sala pero un poco distante de ella, y se dirigió a él:

-¡Mi amoooor, ve lo que dice aquí el
periódico!

-¿Qué dice? ¡Me puedes hacer el favor
de leérmelo. Es que estoy ocupado y no puedo dejar lo que estoy haciendo!-
contestó el esposo desde el otro extremo de la sala.

-¡Claro mi cielo!, fíjate aquí dice “ A
partir del próximo lunes la cerveza la van a subir de precio en un 40% ¡¡Supongo
que ahora si vas a dejar de beber!!!!

-¡¡¡A dejar de beber ¡ -le contesto-!!!
¡Vas a pasar el hambre que jode
es lo que es!!!- le acotó el esposo.

Si
quieres agregar más sonrisas a tu vida, descarga ahora nuestro libro
gratis de Humor judío
haciendo clic
aquí
.
O inscríbete gratis en nuestro Taller
de la Risa
, haciendo clic
aquí
.