Propiedades curativas del aloe vera

Las propiedades curativas de esta planta casi mágica, el aloe vera, son asombrosas, ya que puede utilizarse en diversas afecciones  


El Aloe Vera es un excelente limpiador y antiséptico natural que contiene agentes antisépticos y que por su textura penetra fácilmente en la piel y en los tejidos, en ocasiones cruzando las siete capas distintas de la piel.



Actúa como potente anestésico, para calmar todo tipo de dolores, especialmente los musculares y de las articulaciones.

Entre sus numerosas propiedades curativas se pueden citar:

-Tranquiliza los nervios.

-Gran acción bactericida, la que destruye numerosos tipos de virus.

.-Fungicida y antipruríticos, ya que detiene la picazón.

-Alto poder antiinflamatorio.

-Grandes propiedades nutritivas, dado que contiene vitaminas, minerales y azúcares.

-Potente dilatador de capilares sanguíneos, para incrementar la circulación en la zona afectada.

-Destruye y descompone tejidos muertos, incluyendo el pus.

-Favorece el crecimiento celular normal, acelerando la curación de llagas y heridas

.-Hidrata los tejidos y es antipirético, dado que elimina la sensación de calor en las llagas, úlceras e inflamaciones.

La hoja recién cortada de Aloe Vera posee efectos terapéuticos mucho más potentes que cualquier extracto o gel comercial de los existentes en la actualidad.

Es ideal su uso como primer auxilio en caso de quemaduras, pequeñas heridas y problemas cutáneos.

Además, es importante recordar que desde hace miles de años, y en muchos lugares todavía en la actualidad, se cree que la planta de aloe genera influencias benéficas en el entorno en el que se halla.

Usos y presentaciones del aloe vera


Las propiedades curativas de esta planta casi mágica son asombrosas, ya que puede utilizarse en diversas afecciones
tales como las siguientes: sequedad de la piel, manchas en la piel, irritaciones cutáneas, quemaduras, acné, excemas, verrugas, psoriasis, torceduras, esguinces, dolores reumáticos, artritis, úlceras bucales, etc.

Existen varias formas de usar el Aloe Vera, dependiendo de su finalidad:

-Jugo: el jugo del Aloe Vera se extrae de la pulpa ya que la piel es muy irritante .Es la forma más popular de tomarlo. Se diluye una cucharada sopera en medio vaso de agua y se toma de una a tres veces al día antes de las comidas.

-Gel: el Aloe Vera forma parte del gel de ducha para poder aplicarlo así en la higiene diaria.

-Fresco: Se aplica la hoja de Aloe Vera directamente sobre las quemaduras, las heridas, la piel seca, las infecciones por hongos y las picaduras de insectos.

Pueden tomarse hasta dos cucharadas en un vaso de agua o con jugos de frutas tres veces al día como tónico.

-Pomada: Abrir varias hojas de Aloe Vera para obtener gran cantidad de gel y hervirlo hasta formar una pasta espesa que se guarda en frascos limpios en un lugar fresco y se utiliza igual que las hojas.

-Vino Tónico: El gel de Aloe Vera fermentado con miel y especias recibe el nombre de "kumaryasava" en la India y se emplea como tónico contra la anemia y los trastornos de la función digestiva y hepática.

-Inhalaciones: Utilizar el gel de Aloe Vera en vahos contra la congestión bronquial.

-Tintura: Utilizar de uno a tres mililitros (ml.) de Aloe Vera por dosis como estimulante del apetito o contra el estreñimiento. Su sabor es desagradable.


Siguiente: Cómo aplicar el aloe vera


Si quieres conocer las hierbas medicinales y cómo usarlas para la preservación de la salud y la belleza en forma natural, inscríbete ahora en nuestro curso gratis de Fitoterapia y Hierbas Medicinales, haciendo clic aquí.