Recursos naturales contra el síndrome del ojo seco

¿Quien no tuvo alguna vez los ojos secos a causa de la altura, los lentes de contacto, por permanecer mucho tiempo frente a la computadora, o por otros motivos...?

Según investigadores de la Universidad de Harvard, el síndrome del ojo seco es una de las afecciones oculares más comunes, particularmente entre las mujeres de mayor edad.

De hecho, la presencia del ojo seco en los Estados Unidos se encontró en alrededor de 3,2 millones de mujeres de 50 o más años.

El Omega -3 y el -6 podrían ser de ayuda para esta afección. En un estudio, se encontró que el Omega-3 podría prevenir y disminuir los síntomas del síndrome del ojo seco. Fue la primera vez que se encontró una conexión definitiva entre la dieta y esta condición ocular. El Omega-3 ayudó a disminuir la inflamación ocular llamada blefaritis, y mejoró la producción oleosa y de agua en las glándulas lagrimales.

Hay gotas homeopáticas que también pueden ayudar en esta afección.
Los remedios incluidos para el síndrome del ojo seco son el Anhídrido Arsenioso para la sequedad y el ardor; la Nuez moscada para la sequedad; y el Zincum metalicum para la sequedad, la irritación y el ardor excesivo.

Si quieres conocer las hierbas medicinales y cómo usarlas para la preservación de la salud y la belleza en forma natural, inscríbete ahora en nuestro curso gratis de Hierbas Medicinales, haciendo clic aquí.