Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on whatsapp

¿Para qué les sirven los bigotes a los gatos?

¿Alguna vez te preguntaste por qué es casi imposible que un gato se golpee contra una pared o intente pasar por un lugar donde no cabe? Pues, por sus bigotes...

Allí está él otra vez, fastidiando a tu gato tirándole de los bigotes. Si él supiera que son importantes sensores para el animal, tal vez no lo haría.

Después de leer este artículo, cuando lo veas tirando de sus bigotes, ve y hazle un piquete de ojos –por supuesto, se trata de una humorada para comparar los bigotes del gato con los ojos humanos-.

Los bigotes de los gatos: otro claro ejemplo de la sabiduría de la naturaleza. Generalmente, los gatos tienen 24 bigotes, doce (dos hileras de seis) a cada lado de la cara.

Éstos son más gruesos que los pelos normales y se arraigan a la piel conectándose a un conjunto de poderosas terminaciones nerviosas interconectadas.

Extremadamente sensibles al movimiento del aire y la presión, los bigotes pueden detectar la presencia de un objeto a distancia, como un radar.

Esto es especialmente en sitios de pobre iluminación, donde el gato no puede percibir al ratón a través de la vista pero sí mediante el movimiento que su andar produce en el aire.

Acerca de los bigotes 

·         Nunca cortes o recortes los bigotes de tu gato o estarás atentando contra uno de sus principales órganos sensoriales

·         No te preocupes cuando un bigote se caiga, pronto otro ocupará su lugar.

·         Los gatos tienen otros tipos de pelos gruesos que actúan como bigotes, ubicados sobre los ojos y en la parte posterior de las patas delanteras.   

·         Los bigotes son buenos para calcular el tamaño de los objetos, sobre todo de agujeros, túneles y aberturas que tu gato puede atravesar en forma segura sin golpearse ni atascarse. 

¿Quieres conocer a tu perro? Inscríbete ahora en nuestro curso gratis, haciendo clic aquí.