No Deje que se Esfume Otro Año: Sugerencias Para Dejar de Fumar

Un estudio reciente descubrió que más del 70 por ciento de los adultos que fuman quieren dejar de hacerlo permanentemente. Para ayudar a los fumadores a que su deseo se convierta en realidad, les proporcionamos los siguientes consejos:

  1. Reconozca que el fumar una cantidad menor u otro tipo de cigarrillos no es una opción. El fumar, aunque sea unos pocos cigarrillos al día, constituye un riesgo considerable para su salud.

    Las personas que desean dejar de fumar comienzan fumando menos cantidad de cigarrillos, pero al poco tiempo vuelven a fumar la misma cantidad de cigarrillos que fumaban antes.

    Por lo general, el cambiar a tipos de cigarrillos "bajos en brea, bajos en nicotina" no es de mucha ayuda tampoco.

    Dado que la nicotina es tan adictiva, la mayoría de los fumadores que deciden cambiar a marcas de cigarrillos con menor contenido de nicotina, terminan compensando la falta de nicotina al inhalar estos cigarrillos más fuertemente, inhalándolos por más tiempo, e inhalándolos más frecuentemente.

    El hecho de que un cigarrillo sea denominado como bajo en brea o nicotina no significa que el cigarrillo contenga menos nicotina.

    Al inhalar de una forma más intensa, el fumador puede extraer igual cantidad de nicotina (y brea) con estos cigarrillos "bajos en nicotina" que con un cigarrillo común y corriente. La única forma segura de dejar de fumar es dejar el cigarrillo por completo.
  2. Escriba la razón personal más importante para dejar de fumar. ¿Para retomar el control de su vida y su salud? ¿Para dar un buen ejemplo a sus hijos? ¿Para proteger a su familia del peligro del humo de segunda mano?

    El tener una motivación personal es un indicador clave del éxito para dejar de fumar. Fumadores que han sufrido un infarto cardiaco muestran la proporción más alta de éxito al dejar de fumar. Estos están sumamente motivados. Encuentre otra buena razón personal para dejar de fumar antes de que sea demasiado tarde.
  3. Reconozca que el vencer la adicción al cigarrillo conllevará un esfuerzo. La mitad de la batalla de dejar de fumar está en identificar el problema. El reconocer que el fumar es una adicción no significa que dejar de fumar es imposible; el reconocer que el fumar es una adicción es importante para prepararlo a usted a enfrentar los síntomas que se manifiestan, tales como el intenso deseo de fumar o síntomas de irritabilidad.

    Hay muchos recursos disponibles para auxiliar al fumador a que deje de fumar, incluyendo productos que reemplazan la nicotina (goma de mascar o parches), pero no hay una "cura milagrosa".

     Casi todos los fumadores experimentan algunos de los síntomas cuando intentan dejar de fumar al carecer de la nicotina. Deje pasar un mes para superar estos síntomas. El proceso de dejar el cigarrillo es uno que se debe tomar de día a día, si es preciso, tómelo de minuto a minuto; en fin, hágalo de la forma que más le convenga.
  4. Motívese pensando que la mitad de todos los adultos que han sido fumadores han dejado de fumar. Todavía quedan muchos fumadores, pero la buena noticia es el hecho de que hay un igual número de estadounidenses vivos en la actualidad que han vencido esta adicción y que han aprendido a manejar las tensiones de la vida sin tener que fumar.

    Para poder prevenir enfermedades y promover la salud en general, el renunciar al cigarrillo es el paso más importante que usted puede tomar.
  5. Consiga ayuda si la necesita. Muchas organizaciones nacionales y comunitarias ofrecen materiales, programas y consejería para ayudar a los fumadores a que dejen definitivamente de fumar. Su médico o dentista también es un buen recurso de ayuda y apoyo.

Fuente: CDC (USA)

Compartir |