Preguntas y respuestas sobre dejar de fumar

¿Hace rato que lo viene pensando?, ¿no sabe para qué ni cómo?. Leer esto le ayudará a contestar esas y otras preguntas.
  
  

10 Razones para comer ORGÁNICO

1. ¿Qué tan importante es dejar de fumar?

Es muy
importante. El uso del tabaco sigue siendo una de las causas de muerte que más
se puede prevenir. El fumar cigarrillos es responsable de por lo menos un tercio
de todas las muertes por cáncer en la mayoría de los países cada año.

El fumar es el
factor más común de riesgo para el desarrollo de cáncer de pulmón, el cual
es la causa principal de muerte por cáncer.

También está
relacionado con muchos otros tipos de cáncer, incluyendo el cáncer del esófago,
de la laringe, de riñón, del páncreas y del cuello del útero.

El fumar aumenta
también el riesgo de otros problemas de salud, como enfermedades pulmonares crónicas
y enfermedades cardíacas.

El fumar durante
el embarazo puede también tener efectos adversos en el bebé por nacer, como el
parto prematuro y el bajo peso al nacer.

2. ¿Cuáles son los beneficios inmediatos de dejar de fumar?

Los beneficios
para la salud al dejar de fumar, son inmediatos y sustanciales. Casi
inmediatamente, la circulación de la persona empieza a mejorar y el nivel de
monóxido de carbono en la sangre comienza a descender (el monóxido de carbono,
un gas incoloro e inodoro que se encuentra en el humo del cigarrillo, reduce la
capacidad de la sangre de transportar oxígeno).

El pulso y la
presión arterial de la persona, los cuales son elevados en forma anormal
mientras se fuma, empiezan a volver a lo normal.

A
los pocos días de haber dejado de fumar, regresan los sentidos del gusto y del
olfato de la persona, y la respiración se hace cada vez más fácil.

3. ¿Cuáles son los beneficios a largo plazo de dejar de fumar?

Las
personas que dejan de fumar viven más que las que siguen fumando. Después de 10
o 15 años, el riesgo de muerte prematura en una persona que fumó anteriormente
se aproxima al de una persona que no ha fumado nunca.

Cerca
de 10 años después de dejar de fumar, el riesgo de un ex fumador de morir de
cáncer de pulmón es de un 30 a 50 por ciento menor que el riesgo de los que
continúan fumando.

Las
mujeres que dejan de fumar antes de embarazarse o en los primeros 3 meses del
embarazo pueden impedir el riesgo de peso bajo para el bebé al tiempo de su
nacimiento y reducir otros riesgos relacionados con el embarazo.

El
dejar de fumar también reduce el riesgo de otras enfermedades relacionadas con
fumar, incluyendo enfermedades cardíacas y enfermedades pulmonares crónicas.

Hay también
muchos beneficios en dejar de fumar para las personas que están enfermas o que
ya han desarrollado cáncer. El dejar de fumar reduce el riesgo de desarrollar
infecciones, como la
pulmonía, la cual con frecuencia causa la muerte en
pacientes con otras enfermedades existentes.

4. ¿Cambia el riesgo de cáncer después de dejar de fumar?

El dejar de
fumar reduce el riesgo de desarrollar cáncer, y este beneficio aumenta cuando
la persona sigue sin fumar por un tiempo más largo. Las personas que dejan de
fumar reducen el riesgo de desarrollar y morir por cáncer de pulmón. También
reducen su riesgo de otros tipos de cáncer (ver la pregunta 1).

El riesgo de una
muerte prematura y la posibilidad de desarrollar cáncer debido a los
cigarrillos dependen del número de años en los que se fumó, del número de
cigarrillos fumados por día, la edad a la que se empezó a fumar y la presencia
o ausencia de enfermedad cuando se deja de fumar.

Para las
personas que ya han desarrollado cáncer, dejar de fumar reduce el riesgo de
desarrollar otro cáncer primario.

5. ¿A qué edad es más beneficioso el dejar de fumar?

El dejar de
fumar beneficia a hombres y mujeres a cualquier edad. Algunos adultos de más
edad pueden no percibir los beneficios de dejar de fumar; sin embargo, los
fumadores que dejan de fumar antes de los 50 años tienen la mitad de riesgo de
morir en los próximos 16 años comparados con las personas que continúan
fumando.

A los 64 años, su posibilidad general de morir es semejante a la de
personas de la misma edad que nunca han fumado.

Adultos
de más edad que dejan de fumar también tienen un riesgo reducido de morir de
enfermedad de las arterias coronarias y cáncer de pulmón.

Además,
los beneficios inmediatos (tales como una mejor circulación y mayor energía y
capacidad para respirar) son otras razones buenas para que adultos de mayor edad
se liberen del tabaco.

6. ¿Cuáles son algunas de las dificultades relacionadas con
dejar de fumar?

El dejar
de fumar puede causar efectos a corto plazo, especialmente para aquellas
personas que han fumado una cantidad grande de cigarrillos por un período largo
de tiempo.

Es posible que
las personas que dejen de fumar se sientan ansiosas, irritables, con hambre, más
cansadas y que tengan dificultad para dormir. Es posible también que tengan
dificultad para concentrarse.

Muchas
de las personas que hacen uso del tabaco aumentan de peso cuando lo dejan,
aunque generalmente el aumento es menor de 5 kilos. Estos cambios disminuyen
ciertamente con el tiempo. Las personas que dejan el hábito tienen la
oportunidad de un futuro más saludable.

7.¿Cómo pueden los proveedores de atención médica ayudar a sus
pacientes a dejar de fumar?


Los médicos y los dentistas pueden ser una fuente de información muy buena
acerca de los riesgos para la salud por fumar y también para dejar de hacerlo.


Ellos pueden explicar a sus pacientes acerca del uso adecuado y efectos
secundarios posibles de la terapia de reemplazo de la nicotina (ver pregunta 8),
y ayudarles a encontrar programas locales para dejar de fumar.

Los
médicos y los dentistas pueden también jugar un papel importante al preguntar
a sus pacientes sobre el tabaco en cada visita de consulta; aconsejar a los
pacientes para que dejen de fumar; ayudar a los pacientes a fijar una fecha para
dejar de fumar, proporcionando materiales de ayuda a sí mismos y sugiriendo
terapias de reemplazo de nicotina (cuando sea apropiado); y arreglando visitas
de seguimiento.

8. ¿Qué es la terapia de reemplazo de nicotina?

La
nicotina es la droga en los cigarrillos y en otras formas de tabaco que causa la
adicción. Los productos de reemplazo de nicotina suministran dosis pequeñas,
continuas, de nicotina al cuerpo, lo cual ayuda a aliviar los síntomas de
abstinencia que con frecuencia sienten las personas que tratan de dejar de
fumar.

Estos
productos, que están disponibles en cuatro formas (parches, goma de mascar,
atomizador nasal e inhalador), parecen ser todos efectivos.

Existe
evidencia de que la combinación del parche de nicotina con la goma de mascar de
nicotina o el atomizador nasal de nicotina aumenta la proporción de quienes
dejan de fumar a largo plazo, comparada con el uso de un solo tipo de terapia de
reemplazo de nicotina.

La goma
de mascar de nicotina, en combinación con la terapia del parche de nicotina,
puede también reducir los síntomas de abstinencia mejor que cualquier
medicamento solo.

Los
investigadores recomiendan combinar la terapia de reemplazo de nicotina con el
consejo o asesoramiento de un médico, dentista, farmacéutico u otro proveedor
médico.

  • El parche de nicotina, que se
    vende en muchos lados sin receta, suministra una cantidad continua de
    nicotina al cuerpo a través de la piel. El parche de nicotina se vende en
    varias concentraciones como tratamiento para dejar de fumar en 8 semanas.

    Las dosis de nicotina disminuyen gradualmente conforme avanza el
    tratamiento. El parche de nicotina podría no ser una buena opción para
    personas con problemas de la piel o con alergias a cinta adhesiva.

  • La goma de mascar de nicotina
    está disponible en dosis de 2 y 4 miligramos sin necesidad de receta. Al
    masticar la goma, se libera nicotina en el torrente sanguíneo a través del
    revestimiento de la boca.

    La goma de nicotina podría no ser apropiada para
    personas con enfermedad de la articulación temporomandibular o con
    dentaduras u otro aparato dental como los puentes.

  • El atomizador nasal de
    nicotina fue aprobado por la Food and Drug Administration de los Estados
    Unidos (FDA) en 1996, para usarse solamente con receta.

    El atomizador viene
    en una botella de bomba que contiene nicotina para que las personas que usan
    tabaco puedan inhalar cuando tengan la urgencia de fumar. Este producto no
    se recomienda para personas con condiciones nasales o sinusitis, alergias o
    asma, ni se recomienda para jóvenes que usan tabaco.

  • El inhalador de nicotina,
    también disponible solo con receta médica, fue aprobado por la FDA en
    1997. Este dispositivo entrega una forma vaporizada de nicotina a la boca
    por medio de una boquilla pegada a un cartucho de plástico.

    Aun cuando se
    le llama inhalador, el dispositivo no suministra nicotina a los pulmones en
    la forma como lo hace el cigarrillo.

    La mayor parte de la nicotina viaja sólo
    a la boca y a la garganta, en donde es absorbida a través de las membranas
    mucosas.

    Los efectos secundarios comunes son la irritación de la boca y la
    garganta, y tos. Las personas que tienen problemas de los bronquios, como el
    asma, lo deben usar con cuidado.

9. ¿Existe alguna ayuda para dejar de fumar que no contenga
nicotina?

El bupropión,
un antidepresivo disponible con receta médica fue aprobado por la FDA en 1997
para tratar la adicción a la nicotina. Este fármaco puede ayudar a reducir los
síntomas de la abstinencia a la nicotina y de la urgencia de fumar.

Algunos
efectos secundarios comunes del bupropión son la boca seca, dificultad para
dormir, mareos e irritación de la piel.

No se deberá usar este fármaco si
existe la condición de ataques como la epilepsia o un trastorno en el comer
como anorexia nerviosa o bulimia, o si se están tomando otros medicamentos que
contengan hidrocloruro de bupropión.

10. ¿Qué pasa si los esfuerzos de dejar de fumar resultan en una
recaída?

Para muchos
fumadores es difícil el dejar de fumar, y se puede llevar de dos a tres
intentos antes de que puedan finalmente dejar el hábito.

Aunque el porcentaje
de recaídas es mayor en las primeras semanas o primeros meses después de dejar
de fumar, las personas que dejan de fumar por 3 meses con frecuencia son capaces
de mantenerse libres del tabaco por el resto de sus vidas.

¡Difunda estos datos!

La salud es una tarea de todos. Por ello, esta nota
puede ser reproducida y distribuida libremente.

Envíela cuantas veces quiera utilizando la opción
de Recomendar nota, o copiándola directamente en un e-mail, o imprima y
distribuya las copias que desee.

Fuente: www.enplenitud.com
y
National Cancer Institute (USA)

¿Te han dicho que debes dejar de fumar,
pero no sabes cómo lograrlo?
Comienza por nuestro curso gratis para
Dejar de fumar
.
Inscríbete ahora haciendo clic
aquí
.

 

Compartir |