Mitos sobre la hipnosis

Seguramente has visto escenas de hipnosis en decenas de películas y series de TV. Pero, ¿es cierto todo lo que se muestra -o se cuenta- sobre la hipnosis...?

“Es una especie de ‘lavado de cerebro"

Las personas en trance hipnótico mantienen siempre el control sobre todo lo que hacen. La psicóloga y terapeuta bilbaína Mally C. Blanco lo explica con un ejemplo: “Si sonase una alarma de incendios mientras un paciente está en trance, este podría llegar a pasar por encima de su terapeuta en busca de la salida de emergencia”.

“El proceso hipnótico es misterioso”





La hipnosis no es un trance somnoliento y confuso, sino un estado de relajación profunda y atención focalizada, algo parecido a cuando estamos muy abstraidos leyendo o viendo una película.

Entre el paciente y el terapeuta no se crea nada mágico”; simplemente existe una relación de confianza que ayuda al primero a relajarse y concentrarse.

“La gente no recuerda que ha hecho mientras estaba en estado hipnotico”

Sólo un pequeño porcentaje de pacientes no recuerda nada de lo ocurrido durante la sesión. La mayoría se acuerda de todo.

“Esta terapia hace emerger experiencias de la infancia reprimidas”

Aunque muchos psicoterapeutas creen que la hipnosis permite revelar traumas de la infancia, como los abusos sexuales, no hay ninguna evidencia cientifica que lo haya demostrado.

En cambio, si ha comprobado que los propios psicoterapeutas, mediante el poder de sugestión, puedan implantar en sus pacientes ciertos recuerdos falsos.

Siguiente: ¿Eres hipnotizable?