Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
[the_ad id="281803"]
[the_ad id="281807"]

La vida según un contador

Y otros chistes sobre la vida laboral
  
  

Compatibilidad de los signos del horóscopo chino

La vida según un
contador

La
amiga -> Activo disponible
La amante -> Cuenta puente
Los difuntos -> Activos diferidos
Los cuñados -> Pasivo de contingencia
Las cuñadas -> Reservas de capital
La despedida de los novios -> Cierre de ejercicio
La esposa -> Pasivo fijo
El esposo -> Bolsa de valores
Los hijos -> Estado de perdidas
Las hijas -> Estado de ganancias
Los hijos naturales -> Cuentas de orden
La comadre -> Maquila en proceso
La ahijada -> Mercancía en tránsito
El compadre -> Anticipo a proveedores
La sobrina -> Deposito en garantía
La abuela y el abuelo -> Reserva para baja de valor
La novia -> Inversión
La suegra -> Activo despreciable
La prometida -> Superávit ganado
La secretaria -> Reserva de reinversión
La señora esperando -> Producción en proceso
La sirvienta -> Reserva ilegal u oculta
La vecina -> Futuras inversiones (Cuenta corriente)

Gerente enfermo

Cuentan
que un gerente muy importante, de una conocida multinacional, tuvo una crisis
cardíaca por culpa del trabajo.

Fue dado de baja y enviado al campo con el
objeto de que recuperara las fuerzas y se relajara un poco. Después de pasar
dos días sin hacer nada, el hombre estaba ya harto de la vida bucólica y
pastoril y se aburría
soberanamente.

Así
que decidió hablar con el granjero que le hospedaba y solicitarle alguna tarea
sencilla para pasar el rato y ocupar el tiempo, a la vez que así haría algo de
ejercicio.

Al día siguiente, se levantaron temprano, antes que saliera el sol.
El granjero, conocedor de la idiosincrasia de la gente de ciudad y temiendo algún
estropicio irreparable, resolvió asignarle tareas simples en las que no pudiera
causar daño alguno (incluyendo a él mismo).

"La
tarea es muy sencilla", dijo el granjero, dándole una pala. "Sólo
tiene que recoger el estiércol que hay en el chiquero y repartirlo por el
sembrado para abonarlo. Cuando termine, venga a verme.

El granjero era propietario de más de doscientos cerdos, y el estiércol se
acumulaba hasta la altura de la rodilla.

Así que el hombre estimó que la faena
le llevaría al gerente dos o tres días.
Cual fue su sorpresa cuando, al cabo de tres horas, apareció el gerente lleno
de estiércol hasta las orejas, sonriente y con cara de satisfecho.

"Ya he
terminado" dijo. Viendo que, en efecto, la tarea estaba terminada y, además,
con eficiencia, el granjero decidió asignarle otra.

Dándole
un enorme cuchillo le explica: "Bien. Hay que sacrificar unos pollos que mañana
vienen a recoger los de la carnicería. Basta con cortarles la cabeza.

Es un
poco más complicado, pero seguro que puede hacerlo". Eran más de mil
quinientos pollos para sacrificar y supuso que el gerente no terminaría hasta
bien entrada la noche. Incluso, pensó en ayudarle más adelante, cuando
terminara de recoger la siembra.

Apenas habían pasado un par de horas, cuando el gerente se presentó con toda
la ropa y la cara manchada de sangre, el cuchillo mellado y sonriente como un niño
en el día de los Reyes Magos.

"Ya
he terminado" dijo. El granjero no salía de su asombro.

"¡Increíble!" El mismo, acostumbrado a la dura vida rural, no lo
hubiera hecho mejor: los mil quinientos pollos estaban amontonados en un lado y
las mil quinientas cabezas en otro lado. El granjero se rascó la cabeza,
pensativo.
Llevó al gerente junto a un gran montón de patatas y le dijo: "Muy bien.
Ahora hay que separar las patatas. Las grandes a la derecha y las pequeñas a la
izquierda"

Pensó el granjero que en menos de una hora vería otra vez al gerente pidiéndole
más trabajo. Pero no fue así. Pasó la hora de la comida, la hora de cenar, se
hizo de noche y el gerente no aparecía. Creyendo que algo le habría sucedido,
el asustado granjero fue donde había dejado al gerente y se lo encontró
sentado delante del mismo montón de patatas, sin que hubiera separado ninguna.

"¿Le
pasa algo?", preguntó extrañado. El gerente se volvió con una patata en
la mano y le contestó: "Mire, repartir mierda y cortar cabezas es algo a
lo que estoy muy acostumbrado. ¡Pero esto de tomar decisiones!!!…"

El
Teorema del salario

El
Teorema del salario establece que los ingenieros y científicos nunca pueden
ganar tanto como los ejecutivos y los comerciales.
Este teorema se puede demostrar matemáticamente a partir de los siguientes
postulados:

Postulado
número 1: el Conocimiento es Poder
Postulado número 2: el Tiempo es Dinero

Todos
conocemos el siguiente axioma:
Potencia (en inglés Power) = Trabajo / Tiempo

Como
Conocimiento = Poder
Tenemos que Conocimiento = Trabajo / Tiempo
Y como Tiempo = Dinero
Tenemos que Conocimiento = Trabajo / Dinero.

Si
en esta ecuación despejamos la variable "Dinero", obtenemos

Dinero
= Trabajo / Conocimiento

Así,
si "Conocimiento" se aproxima a cero, el Dinero tiende al infinito,
independientemente de la cantidad de Trabajo hecho.

Demostrado:
¡cuanto menos sepas, más ganarás!

ESTO
ES MARKETING

1-
Estás en una fiesta y ves una chica muy atractiva. Te acercás a ella y 
le decís "Soy muy bueno en la cama".
Eso es Marketing Directo.

2-
Estás en una fiesta con un grupo de amigos y ves una chica muy atractiva. Uno
de tus amigos se le acerca y le dice "Ese chico de ahí es muy bueno en la
cama".
Eso es Publicidad.

3-
Estás en una fiesta y ves una chica muy atractiva. Le pedís su número 
de móvil. Al día siguiente la llamás y le decís "Soy muy bueno en la 
cama".
Eso es Telemarketing.

4-
Estás en una fiesta y ves una chica muy atractiva. La reconocés. Te 
acercás a ella, le refrescás su memoria y le decís "¿Te acordás lo
bueno  que soy en la cama?".
Eso
es Customer Relationship Management.

5-
Estás en una fiesta y ves una chica muy atractiva. Te levantás, te arreglás
tu ropa, te acercás a ella y le servís una copa, le abrís la puerta cuando
sale, le devolvés la cartera cuando se le cae, le ofrecés un cigarrillo y le
decís "Soy muy  bueno en la cama".
Eso son Relaciones Públicas.

6-
Estás en una fiesta y ves una chica muy atractiva. Ella se acerca y te 
dice "He oído que sos muy bueno en la cama".
Eso es Branding, el poder de la marca.

7-
Estas en una fiesta y ves a una chica muy atractiva. Te acercás a un 
amigo y le decís "Decile a aquella mina que yo quiero salir con
ella".
Eso es Empowerment.

8-Estas
en una fiesta y ves a una chica muy atractiva. Te acercás a un  amigo y le
decis: "Esa mina comparada con mi novia, no existe".
Eso es Benchmarking.
9- Estas en una fiesta y ves varias chicas atractivas, una brasilera, una china
y una india.
Eso es Globalización.

10-
Estas en una fiesta y ves una chica muy atractiva. Te acercas y ella te
pregunta:
¿Tenés auto?. ¿Tenés casa?. ¿Tenés trabajo?. ¿Cuánto ganás?
Eso se llama Estudio de Mercado.