¿Has amado sin que te amen?

¿Has amado sin que te amen?

Los pensamientos se te vuelven locos,

los sentimientos se te agolpan, todos juntos

formando un nudo de muerte en la garganta

Y dan ganas de escupir sangre y llorar lodo por los ojos

Abandonarte en la nada desgarrándote el alma

Hasta que se pudra y se llene de gusanos

Porque el mayor deseo es arrancarte

La carne, la piel a pedazos, regarlas por el camino

Sin rumbo que te lleva a todas partes

Y a ninguna…a ninguna parte.

 

¿Has esperado sin esperar?

 

El tiempo te lleva junto con él, girando,

Corriendo, avanzando, desapareciendo…

La vida se ríe de ti, a carcajadas…

se vuelve un torbellino, un remolino,

basura de angustias y de tristezas, de odios y desilusiones…

el aire te sofoca, te asfixia, te consume

las ganas, la alegría, la paz.

Ninguna gente te hace compañía y

Ninguna gente se entera de tu estúpida agonía.

 

¿Has soñado cosas imposibles?

 

Yo sí.

 

Alguna vez me soñé querida, acompañada, protegida.

Soñé: no que le tenía, más yo le pertenecía.

Soñé con su compañía, tan fuerte, que casi la sentía.

Había un campo, una montaña, un río, un alegre día.

Cosas imposibles, producto de la fantasía.

 

¿Has amado sin que te amen?

 

La herida queda abierta toda la vida.

Si quieres aprender a escribir, inscríbete ahora gratis en nuestro Taller Literario haciendo clic aquí.