Divorcios demasiado rápidos

Según un informe, las parejas jóvenes tienen más posibilidades de separarse en los cinco años posteriores al momento de la boda. ¿A qué se debe?

Según la oficina de Estadística Nacional de Gran Bretaña aquellas parejas de entre 25 y 29 años se divorcian dos veces más a menudo que cualquier otra pareja de mayor edad. “La relación de las personas con respecto al divorcio y al matrimonio ha cambiado.

El hecho de tener que separarse legalmente no implica un acto horroroso ni vergonzoso. Las parejas no están dispuestas a tolerar prácticamente nada y muchas veces optan por el camino más corto que es distanciarse.

El hablar o intentar solucionar los problemas resulta tan complejo que muchos prefieren esquivar este paso”, sostiene la socióloga española María Dolores Morant.

Hay que considerar que las personas jóvenes tienen prioridades que en muchas oportunidades no se compaginan bien con el matrimonio. “Las ambiciones personales, las ganas de tener un trabajo y progresar en la profesión y el lograr una buena posición económica son motivos que hacen que los planes de casamiento se posterguen.

Quienes se casan aún sin haber cumplido las metas y son menores de 26 años pueden llegar a tener crisis personales y de pareja lo suficientemente importantes para pensar en un divorcio”, explica la especialista.

La investigación inglesa también demostró que uno de cada tres matrimonios se disuelve antes de cumplir los diez años de convivencia.

Según otros datos suministrados por el Instituto Nacional de Estadística la edad promedio de las divorciadas fue de 35 años para las mujeres y de 38 años para los hombres.

Cuáles son los aspectos que hay que tener en cuenta antes de contraer matrimonio:

1.- Determinar profundamente cuáles son los intereses en común que se tienen.

2.- Cuáles son las ambiciones de cada uno

3.- En temas de dinero, es conveniente saber antes de comprometerse qué valor y lugar se le quiere dar.

4.- Hablar acerca de los imprevistos que puedan surgir en la pareja. En caso de la llegada de un hijo o de la pérdida del empleo, cuál sería la actitud de cada uno y si se estaría dispuesto a dejar de lado los intereses personales en beneficio de la familia.

Más allá de las estadísticas, hay parejas conformadas por hombres y mujeres muy jóvenes que a pesar de los problemas continúan unidos.

“Más allá de los patrones establecidos, el amor, el respeto, la empatía y la comunicación son los factores que realmente influyen y determinar el éxito de un vínculo amoroso más allá de la edad que se tenga”, finaliza diciendo la profesional.

Si te han dejado, ¡deja de sufrir y haz algo para recuperar el amor! Para ello, puedes comenzar conociendo las técnicas que encontrarás en el libro “Como recuperar a tu hombre” que encontrarás haciendo clic aquí