Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on whatsapp

Despareja

Dos ojos que se miran. Dos mundos. Un océano de nostalgia en sus semblantes...

Ninguno se anima a cruzar en un navío de ilusiones. Cada uno, desde su orilla, se observa. 

Ella mira al cielo y piensa: “¡Qué noche para enamorarse!”. 

Él mira hacia las huellas que deja su lento recorrido, queriendo devorar el humo de su cigarrillo y dice bajito: “Ni siquiera se dio cuenta de que la estaba mirando”. 

Encuentro causal 

Hemos cruzado el puente del tiempo y del espacio. Éramos, entre la multitud de voces, este andar sin duelo.  

Perenne el amor hacía su ronda mientras una cristalina ráfaga de luz amanecía nuestra mirada. 

Comprendí que “ser” siempre tuvo el sentido de “alguien”. 

Alguien manso de corazón. Alguien que crea en la esperanza. 

Descubro que hemos invertido nuestro tiempo en un gran capital: lo mejor es posible y existe al intentarlo. 

Autora: Cristel Demkow. 

Y si quieres superar tus temores y mejorar tu calidad de vida, te sugerimos inscribirte ahora en nuestro curso gratis de Superación Personal, haciendo clic aquí.