¿Cómo prevenir el HIV?

El virus del HIV puede ser muy silencioso, o demasiado llamativo. Todo depende de la atención que quieras darle…
El HIV es un virus que afecta el sistema inmunológico, específicamente las células CD4, que ayudan a proteger al cuerpo de las enfermedades.

Distinto a lo que ocurre con otros virus, el sistema inmunológico humano no puede eliminar el HIV.

Una vez progresa el virus, ataca y destruye tantas células CD4 que el cuerpo no puede luchar más contra él. Cuando esto ocurre, puede conducir a la adquisición del síndrome de inmunodeficiencia (AIDS).

Cuando esto ocurre, necesitas tratamiento médico para sobrevivir. Por eso, es tan importante prevenir el virus y en su defecto, conocer sus síntomas para encontrarlo a tiempo.

Los síntomas pueden diferir de hombre a mujer y es importante conocerlos todos ya que varían incluso, de persona a persona. Sin embargo, por lo general, hay ciertos factores que se repiten.

En hombres

-Enfermedades agudas

 Incluyendo síntomas como erupciones, fiebre, dolores de cabeza fuerte y dolores de garganta.

Otros síntomas menos comunes pueden ser: fatiga, ganglios inflamados, ulceras en la boca o genitales, nauseas y vómitos, sudores nocturnos así como dolores musculares y en la articulaciones.

-Periodos asintomáticos

Cuando los primeros síntomas desaparecen, el virus comienza a debilitarte aunque no lo sientas. Puedes no sentirte enfermo, pero el virus esta aun activo y puedes transmitirlo fáciles a otros.

-Infecciones avanzadas

En mujeres

-Erupciones en la piel y llagas

-Glándulas inflamadas

-Infecciones

-Fiebre y sudores nocturnos

-Salud reproductiva

Las mujeres con HIV tienden a tener problemas en su salud reproductiva, incluyendo cambios en la menstruación o ausencia de períodos.

Tanto en hombres como en mujeres, el testeo es el mejor antídoto para prevenir o encontrar a tiempo el virus del HIV.