Cómo cultivar palmas de Navidad

La palma de Navidad es una pequeña palmera con frutas ornamentales de color rojo brillante, ideal para darle un original aire navideño a tu hogar...
Cómo cultivar palmas de navidad

Esta palma (Veitchia merrillii) crece hasta una altura de 5 metros, con hojas que llegan hasta los 50 centímetros. Originaria de las Filipinas, la palma de navidad puede crecer perfectamente en zonas donde la temperatura mínima en invierno no sea inferior a 0˚C, y sus semillas germinan y crecen fácilmente.

Elementos necesarios

• Semillas de palmas de Navidad

• Lavandina

• Una taza con medidor de contenido

• Un recipiente

• Tierra para macetas

• Un termómetro

• Una botella de aerosol

• Agua

INSTRUCCIONES


1- Compre semillas en un vivero de buena reputación, o consígalas abriendo un fruto ya maduro de una palma de navidad y tomándolas con la mano.

2- Retire la mayor cantidad posible de la pulpa de las semillas obtenidas y, en el corto plazo, sumérjalas en una solución compuesta por 10 por ciento de lavandina y 90 por ciento de agua, para matar las bacterias que podrían contener las semillas.

Enjuague las semillas de inmediato con agua corriente.

3- Llene un recipiente con tierra para macetas y humedézcala con agua. Inserte la semilla justo debajo de la superficie. Coloque la maceta en un lugar cálido, a una temperatura que oscile entre los 20 y los 35 grados centígrados.

Use un termómetro para estar seguro. No la exponga directamente a la luz; de lo contrario, las semillas se secarán rápidamente.

Mantenga la tierra húmeda, rociándola a diario (o cuando lo considere necesario) con agua por medio de una botella de aerosol. Las semillas deben germinar dentro de los 100 días.

4- Cuando comiencen a crecer las plantas, transfiéralas a contenedores más grandes, o plántelas en su jardín, al aire libre.

Asegúrese de que reciban mucha luz solar y lluvia moderada. El suelo debe estar húmedo, pero no mojado. Sólo agregue agua en épocas de sequía.