Search

Cómo convivir con un quejoso

[addthis tool="addthis_inline_follow_toolbox"]
Consejos prácticos para convivir con alguien sumamente negativo y que se queja constantemente


La vida no es sencilla en ningún aspecto. En lo personal y en lo laboral surgen
inconvenientes constantemente. El éxito se traduce en la manera en la que se
enfrentan las adversidades y en lo que se extrae de ellas para no cometer los
mismos errores más de una vez.

“El lograr o no un objetivo es producto de la mirada positiva o negativa que
tengamos de la situación que se atraviesa. Está ampliamente demostrado que una
persona con buena energía que enfoca las experiencias por más frustrantes que
sean desde una visión positiva tiene más posibilidades de alcanzar sus metas que
una persona que vive quejándose y ve todo negro
”, comenta la psicóloga
española Asunción Carreras.


Vivir en un perpetuo lamento no es saludable. “Hay personas que son adictas a
la queja. La ingratitud es un vicio que debería analizarse. Estas personas desde
que se levantan están de mal genio por todo. Han hecho el negativismo un estilo
de vida y no tienen conciencia de lo que afecta no solamente a la mente y al
desarrollo de la rutina sino también físicamente
”, argumenta la profesional.


Trucos para convivir con un “quejica profesional”:

·
Todo lo que la pareja vea y comente como algo negativo, hay que convertirlo en
un comentario positivo.

·
No dejarse influenciar cuando las observaciones
pesimistas se hacen evidentes.
“Las palabras pueden contaminar tanto el cuerpo como la mente hasta terminar
enfermándose. Hay que hacer el ejercicio de aislarse del comentario y no darle
valor. Lo que no se puede hacer es quedar absorbido por esa mala energía
”,
aconseja la profesional.

·
Hay terapias que se centran justamente en la manera de enfocar los problemas.
“Si la comunicación en la pareja no es suficiente para cambiar la manera de ver
la vida, lo conveniente es comenzar una terapia conjunta ya que hay que partir
de la base de que a nadie le puede gustar pasarse el día entero recriminando y
quejándose por todo”
, opina Carreras.

·
La queja por sí misma no sirve. Si hay algo que no gusta hay que cambiarlo.
“Aquel que se queja debe poner en marcha un plan de acción para modificar
aquello que ve mal. Si no lo hace, se trata de una adicción y manera de vivir
absolutamente nociva tanto para la propia persona como para quien tiene a su
lado
”, argumenta la psicóloga.

·
Ser consciente del hábito que se está alimentando es muy importante para poder
romper con él. “Hacerle advertir a la persona lo que está haciendo es una
necesidad y una obligación para poder tener una vida más plena y positiva. La
única manera de enfrentar una adicción es tomando consciencia de que existe y
hay que modificarla
”, comenta la profesional.

Natalia Fernández, autora del
libro “Recuperar
Mi Matrimonio
”, te ofrece consejos y herramientas para ayudar a las parejas
en el desarrollo de
una buena
comunicación y la resolución de los conflictos
que muchas veces llevan a la
separación. Encuéntralo haciendo
clic aquí

[addthis tool="addthis_inline_follow_toolbox"]