Cirugía estética: Nunca es demasiado tarde

Muchas mujeres ya son abuelas, pero, sin embargo, no lo parecen. Sobre todo, si se hicieron un lifting e implantes en los pechos. Y es que los mayores de 65 años son el grupo en que más crecieron las cirugías estéticas en los últimos años...

Hoy en día, muchas cirugías estéticas demandan sólo seis horas para ser realizadas, lo cual es un gran atractivo para mucha gente adulta. Pero no son solo las mujeres mayores las que están comenzando a ingresar en el terreno de la cirugía estética.

En efecto, no son pocos los hombres que sienten que su rostro no refleja su verdadera vitalidad. Según afirman estas personas, a veces no alcanza con ejercicios, dieta adecuada y vida sana, sino que es necesario darle una “ayudita” al cuerpo entero.

Una gran parte de las personas adultas que concurren a realizarse estos tratamientos, describen a esta experiencia como muy liberadora, ya que, durante sus años de juventud, -en donde la sociedad era mucho más prejuiciosa y represiva-, solían inclinarse a comportarse de la manera en que lo dictaba la sociedad, antes que hacer caso a sus propios y verdaderos intereses.

Cirugías en adultos ¿Si o No?

Las estadísticas de los Estados Unido muestran que el número de pacientes mayores de 65 años que se ha efectuado una cirugía estética, ha crecido en más del 352 por ciento durante los últimos cinco años, y la tendencia, lejos de estacionarse, parece continuar en ascenso. Más aún, son la categoría de edad en la que más aumentó el número de cirugías estéticas durante ese periodo.

 Pero existen precauciones especiales que los doctores deben tomar con sus pacientes más adultos, ya que mucha de la gente de esta franja etaria tiene más problemas médicos que sus pares de 30 o 40 años, como por ejemplo, la tensión arterial alta y las enfermedades de las arterias coronarias. Eso debe ser tomado en consideración antes de iniciar cualquier tipo de procedimiento quirúrgico.

Casi todos los médicos coinciden en afirmar que la salud de un paciente es mucho más importante que su edad, a efectos de evaluar la factibilidad de realizar una cirugía estética. Con todo, la mayoría de ellos aún no se acostumbran a tener pacientes mayores de 80 años, aunque algunos admiten incluso haber realizado implantes de siliconas en mujeres de esa edad.

Como la cirugía estética es una operación electiva, es decir que nunca es imprescindible realizarla, sólo debe ser emprendida si el paciente tiene un riesgo mínimo de sufrir lesiones.

Por lo tanto, los adultos mayores que están sanos y activos pueden ser candidatos para este tipo de procedimiento quirúrgicos, aunque es necesario revisar exhaustivamente su historial médico, ya que puede haber una mayor probabilidad de que estos pacientes tengan enfermedades o problemas crónicos, como diabetes o hipertensión, que ponen en mayor riesgo su estado de saludo durante la cirugía.

Las personas más adultas también tienen más probabilidades de consumir medicaciones que puedan interferir con su cirugía. Alguien que haya experimentado una lesión, por ejemplo, puede estar tomando un tipo de aspirina o anticoagulante que podría tener algún efecto en su cirugía. También pueden ser susceptibles a los coágulos de sangre en las mismas piernas.

Algunos especialistas también cuestionan el procedimiento de peeling facial en los mayores, ya que el fenol que se utiliza en este procedimiento podría poner al paciente mayor en riesgo de sufrir arritmia cardiaca, especialmente si las función del riñón o las funciones hepáticas están disminuidas debido a su avanzada edad.

Otros médico, afirman que las cirugías estéticas en la gente mayor de 80 años, sólo deben hacerse en circunstancias excepcionales.

Por otra parte, los pacientes más adultos demandan más tiempo para curarse, y este proceso les es más costoso, ya que, entre varios otros problemas, su piel más vieja tiene una menor elasticidad, por lo que podrían necesitar otra cirugía al poco tiempo.

Por eso mismo, los especialistas señalan que antes de someterse a una cirugía, los pacientes mayores deben realizarse un chequeo médico completo, para evaluar la respuesta de su aparato cardiovascular y otros puntos importantes.

De cualquier forma, muchos también se muestran contrarios a establecer un límite terminante de edad ya que, incluso, existen evidencias que sugieren que los pacientes más adultos tienen menos riesgos de formar cicatrices hipertróficas. Como se puede observar, las opiniones están bastante divididas.

Lo cierto es que la cirugía estética en los mayores, puede también significar un cambio en la concepción que la gente tiene sobre la edad. En otras palabras, se trata de reinterpretando qué es lo que significa verdaderamente ser “viejo”.

Aquellos adultos que estén pensando en realizarse una de estas cirugías, deben saber que su recuperación puede demandar de seis meses a un año.

Muchos pacientes intentan suplir con su cirugía estética otro tipo de conflictos, por lo que no es nada extraño que, luego de realizárselas, sientan que aún continúan experimentando una falta. Otros, han quedado encantados con los resultados, y desearían mantener ese look, incluso mediante más cirugías, tanto como les fuese posible.

La clave, será entonces analizar su situación de forma detenida, conociendo bien los pro y los contras, los riegos y los resultados reales.

Pero en cualquier caso, siempre será mejor que la gente mayor continúe fijándose en su bienestar interior antes que en las píldoras, los geriátricos, o los trámites de herencia.