Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Beneficios psicológicos de la danza árabe

Esta danza, con sus particulares movimientos de elongación y musculación no solo beneficia el cuerpo, dicen los estudiosos del tema…
  
  

Matrimonio y finanzas, una relación complicada La
danza árabe actúa directamente sobre los centros de energía del cuerpo,
llamados "chakras", eliminando bloqueos, tensiones y problemas de
comunicación entre dichos centros, armonizando y dejando fluir esas energías por
todo el cuerpo en un mecanismo en que recibimos energías del entorno, las
asimilamos y devolvemos renovadas. 

Resultados:
buen humor, sensación de bienestar y agilidad, actitud de entrega y generosidad
en las relaciones humanas, tornando a sus practicantes màs sociables y activos.

Produce
desbloqueo de emociones reprimidas y tensiones  acumuladas a través del
tiempo por los difíciles planteos del diario vivir, la concentración que debe
dirigir hacia la música y los movimientos de las coreografías hace que se
desentienda de los problemas, para luego retomarlos con una óptica mas
positiva.

Genera
un proceso de autoconocimiento que conduce a un aumento de la autoestima, de
comprensión, aceptación y valoración del propio cuerpo y del propio ser.
Celebra la vida, fomentando la creatividad y la expresión de la personalidad de
cada individuo.

Purificación
de la mente: estimula la memoria, concentración, y capacidad de responder físicamente
a estímulos  y órdenes dadas por el cerebro, permite un mejor control 
sobre las acciones, movimientos, coordinación motora e impulsos.

Desarrollo:
de la sensibilidad, el ritmo y los reflejos. Cada mujer ha visto que se trata de
una danza que le brinda especial respeto, descubriendo su fortaleza, belleza 
y coraje para afirmarse como el ser privilegiado que es, dado que el creador ha
compartido con ella la facultad de dar vida.

Curiosidades

Si
existe un accesorio emblemático de estas danzas es el famoso pañuelo o caderin
bordado en monedas que la bailarina amarra a sus caderas, y que podemos observar
hoy por hoy en los explosivos movimientos de Shakira, por ejemplo.

Originalmente el pañuelo no llevaba monedas, era una simple pieza de tela,
generalmente algodón, que tenía la misión de destacar los ondulantes
movimientos de la danza (hasta hoy  en la danza del bastón, que se baila
con túnica, se acostumbra usar pañuelos sin adorno alguno), pero dada la
costumbre de recompensar a la bailarina arrojando monedas a sus pies, ella se
vio obligada a poner a resguardo su paga y decidió coserlas a su pañuelo y de
este modo protegerlas y usarlas como adorno, es de aquí de donde surge también
la tradición de poner el dinero entre las prendas del traje de la odalisca,
especialmente en la cadera, como podemos apreciar esta es una danza de
milenarias y atractivas tradiciones.