Audiolibros: cómo disfrutar de los libros sin tener que leerlos

Existen muchas personas a las que les encanta aprender pero no les gusta leer o tienen dificultades para hacerlo. Para ellos, se han creado los audiolibros
  
  

Hay muchas personas que
disfrutan de las historias de ficción y a las que les gusta aprender cosas
nuevas continuamente pero son incapaces de leer un libro.
Tal
vez tú seas uno de ellos o ellas.


Algunas personas no pueden leer porque:

·
presentan una discapacidad física, como los invidentes o las personas con serios
problemas de visión.

·
encuentran difícil la lectura, ya que les requiere un esfuerzo mental exagerado,
como las personas con dislexia, los hiperactivos y los
niños con problemas de
aprendizaje.

·
están demasiado cansados u ocupados para abrir un libro.

Si crees que encajas en
alguna de estas descripciones, entonces tal vez deberías probar a escuchar un
audiolibro.


Qué es un audiolibro


Los libros en audio son
grabaciones de personas que leen libros en voz alta. En el siglo pasado estos
libros se podían encontrar en formato cassette o vinilo, como por ejemplo, los
famosos cuentos de Disney para niños de los
años ochenta. Sin embargo, hoy
pueden encontrarse en formato CD o incluso en mp3.

Se
trata de un instrumento sorprendentemente versátil, que permite acceder a todo
tipo de contenido, desde libros técnicos a libros infantiles o libros de ficción
que se han utilizado para realizar películas famosas como Harry Potter, en los
que intervienen actores profesionales y efectos de sonido.


Algunos de estos audiolibros son leídos por el autor, haciendo más cercana y
especial la experiencia del oyente, especialmente para los libros de poesía o
autoayuda, mientras que otros son leídos por celebridades del mundo de la
literatura, del teatro o del cine y la televisión.

Las ventajas de
escuchar audiolibros

Lo mejor de los
audiolibros es que hay que realizar mucho menos esfuerzo para escuchar que para
leer.
Además,
se pueden hacer otras cosas mientras se escucha el audio, tales como conducir o
realizar las tareas del hogar.

Los audiolibros pueden
hacer que las personas que tienen que realizar un
viaje largo en automóvil
puedan aprender algo nuevo e interesante o simplemente relajarse y disfrutar de
divertidas o intrigantes historias que harán las delicias de mayores y pequeños.

Poner un audiolibro en
la habitación del niño o niña mientras la recoge, limpia u ordena puede hacer
menos pesada la tarea y si después de haberle leído tres cuentos a tu hijo,
sigue sin dormirse, puede ser una forma de poder irte a la cama tranquilo, ya
que hay pocas cosas que los niños aman tanto como escuchar historias.

No todos los
formatos son apropiados


Normalmente la forma de
acceder a los audiolibros es buscando en internet, ya que en España al menos,
aún no se encuentra mucha variedad de ellos en las tiendas.

Cuando se vaya a
adquirir o a descargar un libro gratuito en la red,  se deben evitar aquellos
que estén leídos de forma automática por ordenador o que utilizan voces
artificiales de poca calidad que dificultan la comprensión del contenido, ya que
es como escuchar un robot tratando de contar una historia, con un tono monótono
y falta de pasión en la lectura.
Por ello, siempre se deben escoger
audiolibros leídos por humanos o por voces digitales de extrema calidad.

Aunque la abundancia de  los
audiolibros en internet todavía no es mucha, está creciendo continuamente de
forma exponencial  y cada vez es más fácil encontrar versiones leídas de famosos
libros como El Señor de los Anillos o El secreto.

Si no te gustan los libros pero te
gusta aprender o que te cuenten historias, ya puedes hacerlo gracias  a los
audiolibros.

Por Jenny Guerra Hernández
Psicopedagoga, Maestra
de inglés, experta en técnicas de estudio, creatividad, psicomotricidad y
coaching personal


www.facilmente.org