Aprenda a revisar las correas de transmisión de su automóvil

Reemplazar una correa rota puede ser algo costoso. Por lo general, si se mantiene en buen estado suelen tener una vida útil de 100.000 km. Pero para esto debe saber cómo revisarlas para no tener que cambiarlas antes.

Las correas de transmisión sirven para utilizar el movida energía generada por el motor en otras funciones que hacen que su auto funcione correctamente.

Para revisarlas debe abrir el capó y encontrar las correas que se encuentran al frente del motor, si éste es de motor delantero, y por lo general cerca del radiador. Estas correas estarán sujetas a un ventilador y a engranajes. 

Encontrará otras correas según el auto que tenga. Existen correas para las bombas de agua, aceite y combustible, correas para la transmisión asistida, correas para el alternador y para el aire acondicionado.

Para revisar su correcta disposición, primero espere que el motor se enfríe para no sufrir quemaduras. 

Debe presionar ligeramente sobre ellas en el tramo más largo. Verifique que la tensión es correcta: no debería desplazarse más de dos centímetros y medio. 

Si está demasiado tensa se estropeará antes de lo indicado, si está demasiado suelta patinará y usted podrá notar esto por un sonido agudo que aparece cuando presiona el acelerador. 

Mire de cerca la correa cuando ejerza presión, si ve que tiene alguna fisura o que se desplaza más de lo que debería, es hora de cambiarla.