Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
[the_ad id="281803"]
[the_ad id="281807"]

Alternativas para quitar las manchas de la cara (melasma)

sincelulitis
Te presentamos los principales tratamientos para el melasma, origen de esas odiosas manchas oscuras que le aparecen a muchas mujeres en el rostro
  
  



¿Qué es el melasma?


El melasma es una
pigmentación facial adquirida de color marrón o agrisada que primariamente
afecta a las mujeres y a menudo a aquellas de tez más oscuras.

Las manchas, áreas
irregulares pigmentadas, aparecen en el rostro y ocasionalmente en el cuello.

La causa precisa del melasma
es desconocida, pero los siguientes factores conocidos contribuyen a ella:
genética, exposición al sol, embarazo, anticonceptivos orales, cosméticos, y
drogas que contienen agentes tóxicos tales como medicación anticonvulsiva.

El melasma puede ser
clasificado en tres categorías diferentes; epidérmico, dérmico y de tipo mixto.
El tipo de melasma puede ser determinado con un examen con la luz Wood.

Los
pacientes con un melasma de tipo epidérmico exhiben una excelente respuesta a
las terapias. Los pacientes con un tipo mixto responden bien y aquellos
pacientes con tipo dérmico responden pobremente.

Durante la terapia contra el
melasma, las pastillas para el control de natalidad deben ser discontinuadas y
es aconsejable no exponerse al sol.


Debería ser usado un bloqueador solar que
contenga óxido de zinc y dióxido de titanio con un SPF mayor de 15 en aquellos
que van a estar expuestos a la luz del sol. Durante la exposición al sol, el
bloqueador solar debería ser vuelto a aplicar cada dos horas y se debería usar
un sombrero.

Tratamiento
del melasma


La hidroquinina es la
terapia más conocida y es lo más efectivo para la depigmentación de la epidermis
y el melasma de tipo mixto.

Cómo trabaja:

– La HQ inhibe la conversión
de la tirosina en melanina

– La HQ inhibe la formación
de melanosomas y/o aumenta la degradación de los melanosomas.

– La HQ inhibe la síntesis
DNA y RNA de los melanocitos.

Como resultado, solamente las células con intensa
actividad de tirosinasa son afectadas por la HQ. La tirosinasa activa sólo se
encuentra en la epidermis. En la melanina dérmica no se presenta, por lo tanto,
la melanina dérmica es resistente al HQ.

La hidroquinina se obtiene
en muy diferentes concentraciones. Cualquier cosa por arriba del 2% de
concentración se debe administrar con una prescripción médica. Cuanto más alta
es la concentración, más efectiva es la fórmula.

Una concentración más alta de
HQ presenta un riesgo más alto de irritación- y para aquellos con complexión más
oscura, una posibilidad más alta de inflamación posterior de la hiperpigmentación (un oscurecimiento del color en donde se produjo la irritación
y la inflamación).

La Tretinoina puede ser
usado solo o en combinación con el tratamiento HQ. La Tretinoina puede mejorar
la efectividad del HQ al permitir una mejor absorción y prevención de la
oxidación de la HQ.

El ácido azelaico es otra
posibilidad. Sin embargo, sus desventajas exceden sus habilidades. Si bien el
AZA no inhibe la tirosina y actúa sobre los melanocitos hiperactivos y
subnormales, es citotóxico (mortal) para las células pigmentarias de la piel y,
sobre todo, produce efectos antiproliferativos (retrasa el crecimiento y el
metabolismo de las células).

Otros compuestos que dan
buenos resultados incluyen el ácido kójico, el extracto de gayuba (Bearberry)
y la vitamina C, que inhibe la producción de melanina.

El peeling químico puede ser
usado para ayudar a tratar el melasma, pero es recomendado solamente para
pacientes de piel clara. Para aquellos con piel oscura, hay un riesgo post
peeling de hiperpigmentación y agravamiento del melasma.

Con la terapia láser, es
importante distinguir entre láser verdadero y Aparatos de Luz Intensa. El láser,
como el Q, ND, el YAG y el Ruby producen resultados insatisfactorios. El Aparato
de Luz Intensa no es láser pero a menudo es referido como tal.

Los resultados
obtenidos con el IPL son más exitosos que la terapia tradicional con láser y
puede a menudo ayudar a los casos de melasma que son resistentes al tratamiento
local.

El ácido mandélico, un ácido
alfa hidróxido derivado de las almendras, ha sido usado exitosamente en el
tratamiento del melasma. Se recomienda como alternativa para aquellos que son
sensibles o resistentes a la hidroquinona y a otras terapias blanqueadoras.

También puede ser usado como terapia adjunta a la hidroquinona para mejorar el
rendimiento. Es el único tratamiento local que ha sido demostrado que mejora el melasma dérmico.

Para
decirle adiós a la celulitis con recetas naturales, te sugerimos el libro "Celulitis Nunca Más: La Cura
Natural
" de Mercedes Vila, Entrenadora personal certificada y experta en celulitis

Aprende a realizar los principales tratamientos de
belleza en forma profesional, con nuestro curso gratis
de cosmetología
, haciendo clic
aquí
.