5 ideas para viajar gratis por el mundo

Es cierto: no se puede viajar por el mundo sin tener que pagar algo, pero estas ideas reducirán tus gastos en forma sustantiva. Y quedarás sorprendido por estas formas inteligentes y eficaces para reducir los gastos de tu viaje…
Intercambie su tiempo y esfuerzo por un lugar donde quedarse

Los intercambios laborales son algo diferentes a los voluntariados, porque usted intercambia su tiempo por comida y alojamiento, en lugar de tener que pagar por la oportunidad.

Se pueden realizar
tareas de lo más interesantes de esta manera, desde bucear en busca de perlas negras, hasta trabajar en un criadero de tortugas marinas.

Es una forma muy gratificante de viajar, y también pude entablar amistades con mis anfitriones, así que nunca estaba sola.

Otra opción es ofrecerse a trabajar en un hostel local en el que pensaba hospedarse, ya que muchas veces los propietarios necesitan ayuda adicional y pueden estar dispuestos a ofrecerle alojamiento por una noche, como pago por un día de trabajo.


Cómo empezar:
En el caso del WWOOF
(World Wide Opportunities on Organic Farms), la parte más difícil es decidir a dónde quiere ir.

Algunos países tienen sus propias organizaciones, sitios web y programas de WWOOF, así que puede visitar el link que aparece más arriba, seleccionar un país y revisar las listas de granjas.

Regístrese como voluntario (siempre y cuando tenga más de 18 años) y siga las instrucciones.

En algunos casos, puede que tenga que pagar hasta US$72 para ver los listados definitivos de un país, pero vale la pena, teniendo en cuenta el dinero que va a ahorrar en alojamiento, a largo plazo.

Empaque unas resistentes botas de trabajo, prepárese para pagar por sus gastos de viaje desde y hacia la granja, y separe un poco de dinero extra para realizar excursiones de un día.

El programa está disponible en más de 60 países de todo el mundo, incluyendo Australia, Nueva Zelanda, Argentina, Sudáfrica, Costa Rica, Tailandia, Irlanda, Italia, Estados Unidos y Canadá.


Cuide casas alrededor del mundo

Usted seguramente haya oído hablar del cuidado de mascotas, pero ¿qué hay de cuidar casas para ahorrar dinero al viajar?

La idea básica es la reciprocidad: uno le hecha un ojo a la casa de alguien mientras está afuera, y puede quedarse en ella de forma gratuita.

Ambas partes salen favorecidas, ya que los propietarios obtienen la tranquilidad de saber que su casa (y a veces sus mascotas) están seguras, y usted puede sacar el precio del alojamiento del presupuesto de sus vacaciones (también ahorrará dinero en alimentos, ya que su alojamiento tendrá cocina).

Estos acuerdos pueden durar desde unas pocas semanas hasta varios meses, y le dan un nuevo sentido a la inmersión cultural.

Lo mejor de toda la experiencia ha sido la posibilidad de realmente conocer las ciudades y llegar a entender sus culturas. Pudimos conocer a la gente y visitar lugares que los turistas regulares nunca visitan
.

Cómo empezar: Una serie de sitios web brindan listados de pago por un pequeño monto (que van desde US$20 a US$60 dependiendo de la calidad de su membresía), pero considérelo como una inversión.

Es recomendable abrir cuentas en varios sitios para aumentar sus probabilidades de resultar elegido para uno de estos acuerdos.

Planificar con anticipación es clave, ya que acordar por completo los detalles de un contrato puede llevarle desde unos pocos días hasta unas cuantas semanas.

Quienes deseen cuidar casas deben comprobar los requisitos de visado del país que pretenden visitar
.

En algunos países de Europa, los turistas sólo tienen permitido permanecer por un total de 90 días seguidos, por lo que el sueño de ir cuidando casas de forma indefinida no es una opción viable.


Duerma en el sillón de alguien

Sitios web como Couchsurfing.org tienen como objetivo contactar a los amantes de los viajes y promover un intercambio cultural más auténtico entre ellos.

La otra ventaja, por supuesto, es que los alojamientos gratuitos suelen ser parte de la ecuación, ya que muchos anfitriones ofrecen camas extras, sillones, futones u otros lugares temporales donde dormir mientras usted visita otra ciudad.

Los interesados se ponen en contacto entre sí y pueden interactuar tanto o tan poco como quieran: si usted desea encontrarse con su anfitrión sólo para el desayuno o el almuerzo, está bien.

Si decide alojar a alguien en su casa (o alojarse en casa de otra persona) y quiere cocinar para los demás, aún mejor.

Lo valioso es que usted pueda salir de su zona de confort y llegar a conocer a alguien nuevo, en un ambiente diferente, así que aproveche esta oportunidad gratuita para hacer nuevos amigos y abrazar una nueva cultura.


Cómo empezar:
ambos sitios requieren que usted se cree un perfil gratuito
, pero algunos sólo le permiten hacerlo si usted puede alojar a alguien en su propia casa dentro de los seis meses después de registrarse, ya que hay dos caras en esta moneda: visitar y recibir.

Couchsurfing es más flexible y le ofrece la opción de crear una cuenta para poder participar, sin necesidad de estar disponible para recibir a alguien; elija la opción "no en este momento (pero podemos juntarnos un rato)", si usted aún no está listo para recibir a alguien en su propia casa, pero está dispuesto a conocer a otros viajeros, ya sea para tomar un trago o para mostrarles la ciudad.


Aprenda el arte del “travel hacking"

La idea del travel hacking es simple: intervenga en el sistema para conseguir suficientes puntos de recompensa en los programas de los hoteles y las aerolíneas para obtener alojamiento y transporte gratuito.

Suscríbase a cualquier tarjeta de crédito que ofrezca millaje sólo por suscribirse, participe en concursos que regalen millas o puntos y, básicamente, aproveche todo lo que le ofrezca beneficios de viaje gratuitos.

Manténgase al día con las promociones especiales y busque continuamente oportunidades para obtener puntos.

Cómo empezar: Puede registrarse en el
Travel Hacking Cartel para aprender más sobre esta nueva forma de viajar.

Enseñe idiomas en el extranjero

Esta siempre ha sido una forma popular de viajar por el mundo, ganando algo de dinero en el proceso.

Si bien usted recibirá un sueldo fijo y un lugar donde quedarse, es importante recordar que, básicamente, tendrá que realizar un trabajo de tiempo completo, enseñándole a estudiantes de diferentes edades el idioma al menos cinco días por semana.

Prepárese para sentirse agotado, pero satisfecho si la enseñanza es su pasión; y trate de recorrer un poco los fines de semana y feriados, cuando tendrá algo de tiempo libre.

O mejor aún, trate de ahorrar un poco de dinero para realizar viajes de un día o paseos regionales desde su nueva ubicación, si puede.


Cómo empezar:
Si enseña inglés, en primer lugar, tendrá que trabajar para conseguir los certificados TEFL (Teaching English as a Foreign Language) y TESOL (Teaching English to Speakers of Other Languages). Otros idiomas tienen también certificciones similares (incluido el español).


sicamente tendrá que pagar y tomar un curso, y aprender todo lo que necesite para comenzar a trabajar en el aula.

Una vez que tenga su certificado, decida en qué país desea vivir y trabajar, y por cuánto tiempo está dispuesto a firmar su contrato.