5 consejos para aprovechar al máximo tu cámara digital

Las cámaras digitales tienen muchas ventajas, pero también algunas desventajas. Te contamos cuáles son, y cómo superarlas:
  
  




Con una cámara digital, usted puede sacar tantas fotos como quiera sin
preocuparse por gastar el rollo. Usted puede ver las fotos de inmediato y
decidir si mantenerlas o borrarlas.


Además, puede imprimir únicamente las imágenes que desea, no tiene que imprimir
un rollo entero y luego guardar todas las fotos.

Pero las cámaras digitales también tienen algunas desventajas. Una cámara con
rollo
podía

sacar una foto casi inmediatamente después de que uno pulsa el botón.


Las cámaras digitales, por otro lado, puede tardar unos segundos, especialmente
si realizan los ajustes automáticamente. También necesitan más luz que las
cámaras tradicionales.


A veces, la abundancia de espacio en la tarjeta de memoria hace que la gente
saque muchas fotos, con las que después no saben qué hacer.

Siguiendo algunos consejos básicos, es sencillo superar estas desventajas y
aprovechar al máximo su cámara digital:


1: Controle la luz

Es bueno recordar que las cámaras digitales se parecen a las cámaras de cine,
pero utiliza un censor y una tarjeta de memoria en lugar de la película.

Cuando uno toma una fotografía, se abre un obturador digital y expone el censor
a la luz. El censor reacciona, y la tarjeta de memoria guarda la imagen
resultante.

La luz que llega al censor determina prácticamente todo en cuanto a la calidad
de la imagen. La cámara puede hacer algunos ajustes, pero tiene que trabajar con
la cantidad y el tipo de luz que recibe.

Usted puede controlar cómo la luz incide en el censor mediante tres ajustes:

• El enfoque ajusta la lente en relación con el censor, asegurándose de que la
luz converja sobre la superficie del censor.


La mayoría de las cámaras digitales tienen una función de enfoque automático,
pero unas pocas tienen enfoque manual y tienen lentes intercambiables.

• La apertura, que se mide en f-stops, determina cómo se abre el obturador. Una
apertura amplia permite un mayor ingreso de luz, y una abertura estrecha lo
limita.

Una cantidad mayor de f-stops implica que la apertura es menor y una menor
cantidad de f-stops implica que es más amplia. La apertura determina la
profundidad del campo de la imagen, o la proporción de la imagen que está en
foco.


Con un nivel de f-stops bajo, el primer plano de la imagen estará en foco,
mientras que el fondo estará fuera de foco. Con niveles de f-stops altos, los
objetos, tanto en el primer plano como en el fondo estarán enfocados.

• La velocidad del obturador determina el tiempo que el obturador está abierto.
Cuanto más tiempo esté abierto, más luz llegará al censor.

Si usted o lo que quiere fotografiar está en movimiento mientras el obturador
está abierto, la imagen será borrosa.


2: Elija la mejor exposición


En la mayoría de las cámaras, se puede ajustar manualmente la apertura y la
velocidad de obturación. Esto puede reducir el tiempo que transcurre entre que
se pulsa el botón y se abre el obturador.


La mayoría de las cámaras también tienen un modo totalmente automático que
ajusta la configuración, incluyendo el enfoque, por usted. Usted puede tomar un
montón de fotos claras y bellas en este modo.

Muchas cámaras también ofrecen opciones preestablecidas para hacer retratos,
sacar fotos en movimiento o al aire libre.

Pero la exposición automática podría no ser lo mejor en todas las situaciones,
por lo que comprender que efectos tienen en la imagen los f-stops, la velocidad
de obturación y los ajustes preestablecidos puede hacer una gran diferencia en
la calidad de sus fotos.


La posibilidad de ajustar la exposición manualmente también le permitirá reducir
la cantidad de tiempo que transcurre entre el momento en que pulsa el botón y la
apertura del obturador.

En otras palabras, usted podrá tomar la fotografía que desee antes de que el
momento haya pasado.

Usted puede obtener más información sobre la configuración de la exposición
tomando varias fotos de la misma escena con diferentes configuraciones, y
comparando qué modificaciones produce cada cambio.

3: Sostenga la cámara firmemente y bloquee el enfoque

Dado que las cámaras digitales requieren más luz que las cámaras de rollo, el
obturador suele abrirse por más tiempo. Esto puede hacer que sus imágenes
tiendan a desdibujarse. Utilizar un trípode puede ayudarle a mantener su cámara
firme.

Además, en la mayoría de las cámaras digitales, al pulsar el botón hasta la
mitad la cámara se enfoca. Usted puede mantener pulsado el botón en esta
posición hasta que esté listo para tomar la fotografía.

Esto puede reducir aún más el tiempo entre que pulsa el botón y la apertura del
obturador.


4: Utilice un zoom óptico, no digital

Un zoom óptico cambia físicamente la distancia entre el censor y la lente. El
zoom digital, por el contrario, simplemente obliga a la cámara a tomar la imagen
desde una parte del censor, en lugar de la totalidad del mismo.

Usted puede reemplazar el trabajo de un zoom digital mediante un software de
edición de imágenes, y seguramente podrá hacerlo mejor que su cámara.

5:
Preserve la batería


Es tentador utilizar la pantalla de la cámara como visor. A veces, es la única
manera de ver aquello que está a punto de fotografiar. Sin embargo, la pantalla
consume mucha energía de la batería.

Si es posible, ajuste la cámara para previsualizar las imágenes en la pantalla
después de tomarlas, pero manteniéndola apagada el resto del tiempo.

Si deseas
transformarte en
un experto en computadoras
y comenzar a ganar dinero con esos conocimientos,
te sugerimos el curso "Como
aprender a diagnosticar y reparar PC”s y Laptops
" que encontrarás haciendo
clic aquí