Home > Salud y Bienestar > Terapias alternativas

Recursos terapéuticos

¿Qué son las medicinas alternativas?

En los últimos tiempos todos hemos escuchado hablar de las medicinas alternativas o complementarias, pero pocos saben cómo se definen y cuáles son.

T Los varones Don José Y su almacén Si un chico de hasta 15 años participa en un delito de ninguna forma podrá ser enjuiciado ni recibir una condena

Recién llegada de mi provincia y con mis esmirriados y curiosos 10 años Todo rengo

En la actualidad hay un creciente interés en la sociedad por las medicinas alternativas o complementarias.

Esto se debe a una diversidad de factores, entre ellos y por mencionar sólo algunos: la necesidad del paciente de participar más activamente en el manejo de su enfermedad, la búsqueda de tratamientos que no tengan tantos efectos adversos, y la necesidad de ser escuchado, ya que la tiranía del corto tiempo impuesto por diversos sistemas mutuales u hospitalarios, ha llevado a un deterioro grave de la relación médico-paciente.

El propósito de esta nota es proporcionar al médico y al lector un panorama general sobre la diversidad de prácticas alternativas y complementarias, alentando al profesional a informarse sobre los beneficios y efectos adversos de las mismas.

La medicina alternativa y no-convencional puede definirse como aquellos procedimientos terapéuticos no enseñados en una universidad de medicina por no pertenecer al sistema médico convencional o dominante. En la actualidad hay mas de 300 clases de medicinas alternativas, que se pueden clasificar en 7 grupos generales, los que incluyen varios subgrupos.


Este ordenamiento fue redactado por el Instituto Nacional de Salud de los Estado Unidos (National Institute of Health), en cual hay un Departamento de Medicinas Alternativas que se dedica exclusivamente al estudio de éstas.

Si la definición de medicinas alternativas es tan subjetiva, es decir, si sólo depende de que tal o cual practica pertenezca o no al sistema establecido actualmente, no es de extrañar que aparezca como injusta y dogmática.

¿Qué pasaría si bajo este paradigma y en ausencia de antibióticos, apareciera un médico que dice cultivar un hongo que cura heridas de guerra infectadas, como fue el caso de la penicilina?: bajo esta estructura tan cerrada de pensamiento la catalogaríamos como medicina alternativa sin darle la oportunidad de establecer si existe o no un beneficio real.

Como dice Ernst “Lo que necesitamos es investigación científica y no mentes cerradas” .

Personalmente, creo que se debería lograr un acercamiento desprejuiciado hacia estas prácticas, porque en definitiva el paciente será el que se vea beneficiado, y ésta es nuestra prioridad como médicos.

Las medicinas alternativas y complementarias, como la convencional, tienen efectos favorables y desfavorables que debemos conocer, así como se han descrito interacciones entre remedios convencionales y no convencionales.

Para comenzar a profundizar este enfoque de las medicinas alternativas, comenzaremos por comentar la clasificación que estableció el NIH.

En general comparten filosofías y un enfoque holístico del proceso de enfermedad, considerando la relación entre mente, cuerpo, espíritu y medio ambiente.

No tratan signos y síntomas sino causas internas y externas que conducen a un desequilibrio orgánico; es por ésta razón que muchas utilizan el término sanación en vez de curación, pues éste último se refiere a la remoción por completo de la causa, mientras que sanación se refiere a un estado de bienestar físico, emocional y mental, que posibilita al paciente sentirse bien.

Y según lo define la OMS (Organización Mundial de la Salud) “la salud no es sólo la ausencia de enfermedad sino el estado de total bienestar físico, psíquico y espiritual que puede alcanzar una persona”.

Desde este punto de vista, estaría hablando de sanación más que de curación.

¿Un ejemplo práctico? Un mismo paciente con cáncer: está curado si se extirpa completamente el tumor y no hay rastros del mismo, y está sanado si además de la extirpación del tumor, comienza a sentirse mejor anímicamente, resuelve conflictos internos y externos que lo angustiaban, y disfruta más de su entorno, de su vida.

Pareciera que en el primer caso la definición no incluye al ser humano, a la persona que sufre detrás de esa enfermedad, pareciera que olvida que sólo se habla de enfermedad cuando se habla de un ser humano, no se puede hablar de enfermedad de un objeto inanimado.

Clasificación de las medicinas complementarias y alternativas:

a- Intervenciones mente – cuerpo: son técnicas basadas en la relación entre mente y cuerpo, y su capacidad de regular el estado general del cuerpo y su equilibrio.

Se agrupan en esta categoría: técnicas de biofeedback, meditación, yoga, tai chi chuan, hipnosis, músicoterapia, rezo y técnicas de visualización.

b- Sistemas alternativos de práctica médica: medicina india o ayurveda, medicina tradicional china (que incluye acupuntura, qigong, acupresión e hierbas), medicina tibetana, homeopatía, medicina antroposófica y naturopatía.

c- Métodos de sanación manual.

d- Tratamientos farmacológicos y biológicos.

e- Aplicaciones bioelectromagnéticas.

f- Hierbas medicinales

g- Dietas y nutrición.

Referencia:

Alternative medicine. Expanding medical horizons: a report to the National Institutes of health on alternative medical systems and practices in the United States. Washington: US Government Printing Office, 1994.

Publicación Número 017-040-005377. (Medicina alternativa. Expandiendo los horizontes médicos: un reporte al Instituto Nacional de Salud sobre los sistemas de medicinas y prácticas alternativas en los Estados Unidos).

Si quieres conocer las hierbas medicinales y cómo usarlas para la preservación de la salud y la belleza en forma natural, inscríbete ahora en nuestro curso gratis de Hierbas Medicinales, haciendo clic aquí.

13

 

Susana Gabriela Pérez
Médica Clínica

Recomendar a un amigo:

 

COMENTARIOS:

 

Felicidades!!!

Por PILUCA


Mas notas del autor:

Susana Gabriela Pérez

Informe especial: el mal de la vaca loca. Continuación.

Informe especial: el mal de la vaca loca.  Continuación.

Todo lo que debe saber sobre la también llamada Enfermedad de Creutzfeldt-Jakob en los humanos y encefalopatía espongiforme bovina en los animales.

¿Qué nos pasa con la violencia?

¿Qué nos pasa con la violencia?

No hay nada peor que esperar indiferentes que el delito nos toque como si fuera un designio del destino.

¿Qué puede comer un diabético?

¿Qué puede comer un diabético?

Algunas precisiones sobre la dieta más apropiada para las personas con diabetes.

Videos

OTRAS NOTAS SOBRE

Las más leídas
enplenitud

Suscríbete gratis:

Comunidad:

Síguenos: