Home > Dinero > Economía personal

Finanzas personales y economía familiar

Marcas blancas vs. primeras marcas

Las marcas que solamente se distribuyen en el propio establecimiento se denominan marcas blancas y el precio de los productos que llevan este sello es más económico que las marcas ya reconocidas e instauradas en el mercado. ¿Existe diferencia entre ambas teniendo en cuanto la calidad?


España es el país líder en Europa en cuanto a consumo de marcas blancas. La gente cada vez se niega más a pagar un sobrecoste por un producto de similar calidad, pero que tiene la “desventaja” de carecer de renombre.

Entre los beneficios más destacados podemos mencionar que las marcas blancas son accesibles a mucha gente, poseen una aceptable calidad y en muchos casos supera la ofrecida por los sellos famosos, se ahorra tiempo ya que con la variedad de productos que hay, a veces la decisión puede resultar compleja y sobre todo, los precios son bastante más económicos.

Según un estudio realizado por la Asociación para la Investigación de los Medios de Comunicación, (AIMC) destaca importantes datos acerca de las preferencias de los españoles a la hora de consumir uno u otro producto.

Se realizaron más de 10.000 entrevistas en las cuales los consumidores tuvieron que responder acerca de sus hábitos alimenticios y preferencias entre productos y  marcas.

La mitad de los encuestados respondió que al comprar se guía en primer lugar por el precio del producto, el 41,6 por ciento por la calidad y el resto prioriza la proximidad del supermercado sin tener en cuenta muy claramente una u otra cuestión.

Consejos para comprar marcas blancas sin problemas:

1.- Los productos deben llevar un sello de calidad ya que no todos los que hay en un comercio y que son económicos corresponden a una marca blanca.

2.- Cada supermercado tiene su marca de género. Algunos productos serán mejor que otros por lo que se aconseja recorrer varios sitios y probar varias marcas blancas para poder llegar a una conclusión y decantarse por la mejor opción en cuanto a precio calidad.

3.- Es preciso tener una mente abierta si lo que se pretende es provocar un ahorro a la hora de ir al supermercado. Las marcas de siempre son las que dan confianza al consumidor, pero de a poco se puede ir modificando la actitud de miedo o dudas que generan las marcas poco conocidas.

Lo primordial es probar para poder brindar un juicio de valor. Si el producto no es satisfactorio, la próxima vez se elegirá otro, pero es fundamental poder emitir una opinión basada en la experiencia y en la información.

Para aprender a manejar mejor tu economía y cuidar mejor tu dinero, inscríbete ahora en nuestro curso gratis de Administración y Economía del Hogar, haciendo clic aquí.

 

Recomendar a un amigo:

Las más leídas

enplenitud

Suscríbete gratis:

Comunidad:

Síguenos: