Cómo ahorrar en los gastos del hogar mientras estás de viaje

Al viajar, también tendrás gastos en el hogar: seguir pagando el alquiler o hipoteca, la electricidad, el gas, y muchas cosas más, algo que la mayoría de las personas no tiene en cuenta. Pero hay cosas que se pueden hacer para disminuir esos gastos ineludibles...


Afortunadamente, hay una serie de cosas que usted puede hacer para reducir los gastos del hogar mientras usted está de viaje:

1. Suspenda su suscripción al diario. Si usted sigue recibiendo el diario, se seguirá acreditando a su cuenta por los días que usted esté fuera.

2. Desconecte los aparatos eléctricos innecesarios. Cuando la computadora, la tele, el microondas, el lavarropas y otros aparatos conectados siguen gastando electricidad.

Desenchufando los aparatos eléctricos no sólo ahorrará energía, sino que también estará protegiendo a los aparatos contra posibles sobrecargas de energía.

Si usted va a estar afuera por varias semanas, vacíe la heladera y el freezer, que requieren una gran cantidad de electricidad. Otra opción es terminar los alimentos que se echan a perder rápidamente (como los lácteos) y baje la temperatura unos grados.


3. Ajuste su calefón o calentador de agua. No apague completamente su calentador de agua mientras esté fuera (si usted tiene un calentador que funciona a gas).

Sería recomendable que simplemente baje la temperatura hasta el mínimo. (Sólo asegúrese de volver a subir la temperatura del agua todo antes de utilizarla.)

4. Ajuste el termostato. Si es verano, usted puede dejar el termostato apagado. Si es invierno, baje la temperatura del termostato hasta al rededor de los 20 grados.

5. Consiga un temporizador para las luces. Usted puede querer tener alguna luz prendida en su casa durante su ausencia por razones de seguridad.

No hay ningún motivo para dejar la luz encendida todo el tiempo (además, los ladrones probablemente se darán cuenta de esto). Por lo tanto, es recomendable conseguir un temporizador para las luces y hacer que se prendan y apaguen automáticamente en los horarios normales (a la mañana y a la noche).

6. Coma los alimentos de su heladera. No hay nada más inútil que tener que tirar un montón de alimentos en mal estado cuando vuelve a su casa después de las vacaciones, o tirarlos antes de irse para prevenir.

Piense en ello: si usted de tira la leche ($ 3), huevos ($ 1,5), el yogur ($ 3), lechuga ($ 2), tomates ($ 3), manzanas ($ 2) y naranjas ($ 3) estará desperdiciando un total de $ 17,5 en alimentos.

7. Alquile su casa. Algunas personas alquilan su casa mientras se van de vacaciones (en Internet hay muchos sitios que para alquilar tu hogar a corto plazo).

Si usted alquila su casa por $ 500 semanales, probablemente sea un gran negocio para el inquilino y es un buen negocio para usted.

Asegúrese de alquilarle su casa a alguien que le de una buena impresión, e intente conseguir algunas referencias.

Hay dos aspectos en los que no tiene que escatimar, y en los que vale la pena un gasto extra:

1. Cuidado de las mascotas. Puede llevar a sus mascotas a una guardería, puede conseguir a alguien para que se quede con su mascota en su casa, o puede llevarlos a la casa de algún conocido para que la cuide.

Sólo deje a alguien de su confianza a cargo de sus animales. Si usted elije dejarlo en una guardería, busque una que se puede recorrer antes de pagar.

A veces, vale la pena pagar un poco más para asegurarse de que sus mascotas estén en buenas manos. Sin embargo, esto no quiere decir que puede pagar un servicio excesivamente caro.

2. Niñera. Si usted no va a llevar a sus hijos con usted al viaje, vea si un familiar o amigo puede cuidar a sus hijos. Una niñera de confianza también es una buena opción.

Pero, (y espero que esto no sea necesario decirlo) el cuidado de los niños no es algo en lo que se deba ahorrar.

¡ Aprenda cómo ganar más dinero haciendo que el dinero trabaje para usted !! (que es lo que hacen los inversionistas)
Para ello, le invitamos a inscribirse ahora en nuestro curso en Internet para Inversores gratis Aprenda a Invertir y Administrar su dinero