Home > Tus raices > Cuéntanos tu vida

Cuéntanos tu vida

Los countries de mi infancia. Parte 2.

¿Hubo un country en mi infancia?

Ese era mi caso, y mi placer era muy grande cuando ayudaba a llevar la asadera v entraba al mundo maravilloso de la panadería.

El calor era infernal: Los pasteleros, desnudos hasta la cintura, cubiertos de transpiración, amasaban a mano y se ponían los bollos sobre los hombros.

 ¿Quién pensaba en la higiene y en los microbios? El delicioso olor del pan caliente nos inundaba, y con la boca hecha agua, volvía a nuestros juegos.

Después del almuerzo en familia, todos juntos, se decidía qué hacer.

Generalmente, los mayores dormían la siesta, y luego iríamos “empaquetados y ensombrerados" a visitar alguna tía.

Cuando raramente había unos pesos de más en la casa, nos íbamos al cine.

Había que apurarse: ¡Nada de siesta! La función empezaba a las 14. Daban tres películas.

Ahora con el correr de los años, suelo cabecear al final de la única película que voy a ver.

En esa época, en los barrios ver tres era lo normal.

En el centro daban una. Pero el centro... ¿Cuándo íbamos?...

La tarde se completaba con comer algún alimento en el intervalo entre películas. ¡Nada de comprar golosinas al chocolatinero! ¡Qué va! Llevábamos sándwiches, galletitas, y hasta alguna mamá precavida con un termo de café con leche.

A las 19 salíamos, pletóricos, felices... A veces nos sobraban algunas monedas para pagar un "cacho de pizza" en la pizzería de la esquina, parados chorreando la muzzarela hasta nuestros zapatos.

Los domingos que no salíamos, después del almuerzo íbamos a la vereda a continuar los juegos; a veces cuando los varones se nos unían, jugábamos al poliladron, a los novios...

Si algún chico nos gustaba, lo mirábamos tímidamente, enrojecidas, con los ojos bajos, hasta que, si teníamos mucha suerte, éste se "declaraba y nos decía:

-¿Te querés meter conmigo?- y asentíamos ruborizadas.

Ese "meter" consistía simplemente en tomarnos de la mano, en alg1ún beso furtivo (en la mejilla, por supuesto).

El noviazgo duraba una tarde de domingo.

Parte 1

Parte 2

Parte 3

 

 

 

 

 

Diana Rubel

Recomendar a un amigo:

Mas notas del autor:

Diana Rubel

Los countries de mi infancia. Parte 3.

Los countries de mi infancia. Parte 3.

¿Hubo un country en mi infancia?

Los countries de mi infancia

Los countries de mi infancia

¿Hubo un country en mi infancia?

Videos

OTRAS NOTAS SOBRE

Las más leídas

enplenitud

Suscríbete gratis:

Comunidad:

Síguenos: