Home > Belleza y estilo > Moda

Moda masculina

Elegante, a pesar de la crisis

¿Lo angustia al ver los precios prohibitivos de los trajes finos? Aunque no lo crea, el mejor traje, puede estar.... en su ropero

Ocultos en el ropero, regalados por algún parientes que ya no los usa, o bajo la sección “outlet” de las casa de ropa, los viejos trajes pueden transformase en una opción económica y muy interesante para renovar su vestuario.

 Estas viejas prendas pueden ser algo obsoletas y estar muy pasadas de moda como para vestirlas, pero con la ayuda de un buen sastre, podrían convertirse en una muy interesante opción para aquellos que no se resisten a perder su elegancia, pese a la crisis por la que se atraviesa.

 Pero según los especialistas, no todos los trajes pueden ser “reciclados”, ya que aquellos que quedan demasiado grandes son muy difíciles de reducirlos armónicamente, por lo que el gasto en un buen sastre solo se justifica si la calidad del traje es muy buena.

 Si lo que se desee es ampliarlo, debe comprobarse que en las costuras quede la suficiente tela para hacerlo, algo que generalmente no abunda en lo trajes de confección, pero si en los de medida.

De cualquier manera, lo ideal es que, si se van a comprar trajes fuera de talle, se opte por uno que quede grande antes que por otro que quede chico, ya que los primeros son más fáciles de llevar al tamaño deseado.

 Si nunca volvió a usar ese traje que guarda en el ropero a partir de la quemadura de cigarrillo que sufrió en una fiesta, o de la abertura de una parte de la costura mientras estaba bailando, debe saber que estos “problemas”, se pueden solucionar con un simple zurcido (10 pesos), y que, si la tela lo permite, estos problemas pueden quedar incluso invisibles.

Actualizando el corte

Pero si bien el tamaño es fundamental para vestir un traje adecuado, no menos importante es el corte del mismo. Para lograr convertir un modelo viejo a uno que esté a la moda, existen varias posibilidades. Por ejemplo, se puede pasar de tres a cuatro botones (10 a 35 pesos), o de solapa cruzada a recta (20 a 70 pesos).

En el caso de los botones, también es bueno (y muy económico) cambiarlo por unos más modernos, o por cierres o velcro (5 a 30 pesos), ya que por estos pocos pesos se puede dar al traje un aspecto completamente renovado.

En el caso de que la pieza tenga varios años, es muy posible que se deba cambiar el forro, uno de las partes menos resistentes de los trajes (30 a 50 pesos). Incluso las corbatas pueden actualizarse: las más viejas solían tener un ancho mayor, pero esto puede solucionarse fácilmente, cosiendo los bordes (10 pesos).

Lo mismo sucede con los sacos, ya que en décadas pasadas solían usarse con hombreras y solapas mucho más anchas.

Estos detalles también pueden ser modificados sencillamente: solo debe pedirle al profesional que transforme el cuello en mao (80 a 90 pesos) o jacquet (45 pesos), e incluso se puede sacar totalmente para que quede un saco tipo cardigan. También se puede colocar terciopelo en la tapa del cuello, y en las tapitas de los bosillos (30 pesos ambos trabajos).

Si lo que se desea es crear botamangas en los pantalones (10 pesos), se debe considerar que estos tengan más de seis centímetros de tela remanente. También se pueden angostar las piernas (7 a 15 pesos), sacarles las pinzas, o achicar las caderas.

Y la lista es interminable: se puede pasar de un saco de mangas largas a uno de tres cuartos, sacar o cambiar las hombreras, achicar los hombros o desencallarlo para hacerlo recto (20 pesos).

Como verá, no existen muchas justificaciones para no estar elegante. Todos tenemos un viejo traje y unos pesitos para renovarlo, y esa pequeña inversión, puede darnos muchos frutos a nivel laboral, económico, o sentimental…

 

Lynn Vázquez M.

Recomendar a un amigo:

Mas notas del autor:

Lynn Vázquez M.

¿Todo el año con la misma base?

¿Todo el año con la misma base?

Sale el sol, llegan los primeros calores, y comenzamos a prepararnos para lucir el mejor bronceado. Y junto con ellos, llega también la hora de pensar si la base de maquillaje que estamos usando es la correcta...

Hombres de negro....

Hombres de negro....

Clásico de clásicos. Negro de día, negro de noche, de negro en una fiesta, de negro en el trabajo. Sea donde sea y cuando sea, el color negro le asegurará elegancia, discreción, o informalidad

Lentes de sol: un abanico de colores para cada necesidad

Lentes de sol: un abanico de colores para cada necesidad

Ya no todo depende de los ojos con que se mire, la nueva línea de gafas ha interpuesto una nueva forma de mirar el sol, y promete renovar la moda para este verano. Pero no todos son iguales...

Videos

OTRAS NOTAS SOBRE

Las más leídas
enplenitud

Suscríbete gratis:

Comunidad:

Síguenos: