Home > Tus raices > Genealogía

Genealogía: dónde buscar

Arqueología en el ropero

No hace falta ser Indiana Jones para desarrollar esta actividad. Y lo que es más importante, nos puede ayudar mucho en nuestra búsqueda genealógica.

Según la definición del diccionario de la Real Academia Española, arqueología es "la recuperación sistemática y el estudio científico de material que evidencia vida y cultura en el tiempo pasado".

La mayor parte de la gente, concibe al arqueólogo como una persona que porta toda clase de herramientas, viste traje marrón y un sombrero al mejor estilo Indiana Jones, y cuya mayor preocupación es encontrar ruinas o huesos que ayuden a sus trabajos científicos.

Sin dudas, la mayoría de los arqueólogos responden a este patrón, ya que, efectivamente, gran parte de ellos se dedican exclusivamente a encontrar y darle significado a vidas y sociedades del pasado. Pero no menos cierto, es que también pueden ser “arqueólogas” aquellas personas que desde su casa intentan ubicar sus raíces familiares.

Claro, un ático polvoriento o un oscuro sótano puede no ser tan románticos como encontrando un casco de cerámica de 4000 años de antigüedad en el Peloponeso pero, sin embargo, sí podemos efectuar algunos hallazgos muy interesantes, y de hecho, es verdaderamente asombroso lo qué se puede encontrar en algunos cajones y viejas cajas de zapatos.

Los antecedentes familiares son mucho más que una fría estadística vital. ¿Por que mientras que la mayoría de los investigadores compilan listas de nombres, fechas de nacimiento, matrimonio y defunción, a menudo “se olvidan” de la parte más importante, es decir quiénes eran y que hacían estas personas?

Las cartas, los diarios personales, las memorias, los álbumes de fotos, la ropa, y otros artículos de la familia, pueden agregar vida a nuestros antecedentes familiares, mostrando las personalidades de todas estas personas.

Las madres, especialmente, son grandes archivadoras. Suelen comenzar guardando los documentos, artículos, y álbumes de los bebés, para luego ir juntando toda su historia de vida. Cuando su hijo es parte del equipo que ganó el campeonato de fútbol intercolegial, es ella quien se encargó de cortar los recortes de diario que lo anunciaban.

Cuando su hija se casó, fue ella quien se acordó de guardar las tarjetas de invitación y los muñequitos de la torta de boda. Cuando su marido debió dirigirse a trabajar, o tal vez a combatir al exterior, fue ella quien guardó las cartas que él envió.

Gracias a la fotografía, incluso las familias más comunes pudieron guardar un expediente visual de sus vidas a través de las imágenes.

Mientras que los aspectos de los álbumes de fotos han cambiado considerablemente, desde las fotos blanco y negro hasta las actuales digitales, el propósito sigue siendo el mismo: tener un documento visual sobre la evolución de la familia. A menudo, también se confeccionaron “libros de recuerdos”, que contienen fotografías y también recetas, recuerdos, souvenirs, postales, documentos, etc.

Las viejas cartas entre amigos, conocidos y amantes, pueden revelar secretos íntimos de las vidas de sus ancestros.

La carta escrita fue el medio de comunicación principal hasta mediados del siglo 20. Antes de los días de la televisión e Internet, la gente solía sentarse en forma tranquila a escribir largas y detalladas cartas que contenían noticias del hogar para los miembros lejanos de su familia. Una carta llena de  detalles puede ayudar mucho a rastrear a los parientes dispersos a través del tiempo y las generaciones, especialmente si también se mencionan determinados lugares.

Las cartas también pueden sugerir lazos que no podrían determinarse fácilmente de otra forma. Y la fecha o el año en que se fecha una carta, puede proveer una punta de referencia valiosa para saber en que momento de dio un determinado acontecimiento, que no pueda registrarse en el texto de la carta.

Por lo tanto, no sólo se debe poner atención en el contenido de una carta, sino también tomar nota  cuidadosamente de sus matasellos, fechas, y remitentes.

Los diarios íntimos personales, pueden no contener los acontecimientos diarios de la vida de las muchachas adolescentes, pero sí los mismos son escritos por gente adulta, muy probablemente contendrán todos sus pensamientos y reacciones a los distintos acontecimientos.

Sus autores suelen llenarlos de expresiones personales y reacciones a los diversos sucesos de la vida, lo cual puede ayudarnos a darle una personalidad a su propio nombre. Es esencial registrar en un papel cualquier nombre encontrado en un diario, puesto que él puede volver a tener un rol más adelante.

Es una buena regla pedir prestados y/o guardar documentos personales. Hágales una copia, si es posible, o extraiga toda la información necesaria y, en el caso de quedarse con alguna duda, pida ver estos expedientes nuevamente.

Por último, no piense que los áticos, roperos, o sótanos son los únicos lugares en que se pueden atesorar documentos guardados por sus parientes.

Las cartas también fueron a menudo guardadas dentro de las páginas de diferentes libros, mientras que los diarios y las colecciones personales de cartas fueron ocultados a menudo en lugares secretos, como detrás de las paredes o debajo de los suelos. Busque las pistas y consiga un permiso antes de lanzarse a una persecución salvaje, que podría llegar a causar algún daño a algún miembro de su familia.

Como en arqueología, la gente que habría podido contestar las preguntas se ha ido hace muchos años. Pero si les sigue el rastro, seguirá habitando en sus pensamientos.

 

Mario Casale

Recomendar a un amigo:

Mas notas del autor:

Mario Casale

Abuelos cool

Abuelos cool

Una mirada sobre el complejo mundo de los nietos, utilizando su propio lenguaje

Nombres de varón

Nombres de varón

¿No te decides por el nombre de tu niño? Mira este video, y conoce algunos de los nombres con su origen y significado…

Cómo evitar los dolores durante el embarazo

Cómo evitar los dolores durante el embarazo

El peso ganado hace que la mujer embarazada sienta dolores en todas las partes de su cuerpo. Afortunadamente, hay maneras para evitar las molestias, y son estas:

Videos

OTRAS NOTAS SOBRE

Busquedas genealogicas:

Postales de vida

Hubo un tiempo en que la gente utilizaba las postales al igual que nosotros usamos el e-mail, es decir, para realiz

 

La primera postal fue introducida en Austria, en 1869, por el Dr. Emanuel Hermann. En una de sus caras, tenía un espacio para redactar un mensaje, mientras que en el otro, había un lugar para inscribir la dirección.

 Sin dudas, eran mucho más prácticas que la carta, ya que no requerían sobres, su franqueo era más barato, y brindaban la oportunidad de mostrar el lugar en el que se estaba residiendo o visitando. Para 1900, las postales ya se contaban por miles, y no había persona que no tenga una colección de ellas.

La evolución de las postales

 Al analizar la evolución de las postales, se pueden descubrir 7 etapas diferentes

 1. La era pionera, 1893-1898: Para 1893, las postales empezaron a comercializarse en Estados Unidos, más precisamente en la Columbia Exposition Chicago, y rápidamente se propagaron por toda América. Estas postales, que suelen aparecer con las estampillas de los presidentes de aquel entonces, se dividían en tres categorías: “Souvenir Card”, para entregar como obsequio, y “Mail Card” para enviar cualquier tipo de mensaje.

2. La era de las postales privadas, 1898, 1901: Se empezó a oficializar en toda América el permiso para imprimir postales con sello postal propio. Estas postales solían tener la inscripción “Private Mailing Card” o “Tarjetas de Correo Privadas”.

 3. La era del mensaje delantero, 1901, 1907: Por esos años, se comenzó a utilizar una postal que poseía un espacio a la izquierda del frente para escribir el mensaje, y otro detrás, solo para incluir la dirección.

 4. La era de la dirección y el mensaje trasero, 1907, 1915: Aquí, ya se podía incluir el nombre y la dirección en el reverso del cartón.

 5. La era del borde blanco, 1915, 1930: Para ese entonces, comenzaron a importarse postales de Alemania, que por su baja calidad, eran retocadas en los Estados Unidos.

 6. La era de las “económicas”, 1930, 1945: Durante ese lapso, se empezaron a masificar por su bajo precio.

 7. La era del fotocromo, 1939 al presente: parecidas a como las conocemos ahora, con mucho color y brillo. Se comenzaron a utilizar para hacer propagandas de hoteles, moteles, motos, automóviles, o negocios, y se empezaron a entregar gratuitamente en estaciones de servicios, restaurantes, hoteles, teatros, y estadios.

Esta masificación en el uso de las postales, produjo que casi todas las personas enviaran o recibieran alguna, por lo que en la actualidad, a través de ellas, se pueden rastrear muchos vínculos familiares.

 Introduciéndose en las postales

Tomas Glus, un empresario de Estados Unidos, no estaba tan interesado en sus raíces genealógicas, puesto que no tenía familiares perdidos, como sí en conocer en el pueblo donde ellos habían vivido. Esto pudo ser resuelto por una postal enviada por su abuelo, que tenía inscripta la frase “esta es mi ciudad” en el frente, en donde se podía observar una estación con el nombre de la ciudad.

 Es que en ese entonces, era muy común que las postales posean la fotografía de las estaciones de tren, de las escuelas, parroquias, calles, negocios, u otras instituciones.

De hecho, es muy posible que se sorprenda de la gran cantidad de postales que había sobre su pueblo o ciudad, sobre a partir de 1900, cuando se masificó la fotografía, mostrando inclusive sus rincones más escondidos. Esas postales, se pueden comprar hoy en día por pocos centavos.

 Las postales suelen ser entonces una excelente manera de ver el paso del tiempo, comparando la fotografía del lugar tomado décadas atrás, con ese mismo sitio en la actualidad.

Familia y amigos

Las postales también le permiten identificar a miembros de la familia y amigos. Son varios los casos de personas que tuvieron en sus manos postales firmadas con el nombre y apellidos de quienes las enviaban, y que luego se comunicaron con personas que poseían ese mismo apellido en la guía telefónica, ofreciéndoselas así a quienes deseaban tener objetos de sus antepasados. También, pueden ser recontactados familiares de amigos de nuestros ancestros, o parte de su familia política, ya que los nombres y apellidos de los parientes de estas personas, figuraban en alguna de nuestras postales.

Encontrando postales

El primer lugar para encontrar postales es en las cajas de fotografías y/o cartas que guardamos en nuestros roperos. Pero además, y por unos pocos centavos, podemos conseguirlas en las casas de antigüedades, ferias, puestos de venta de revistas y libros usados, e internet.

 Los investigadores afirman que no es muy difícil conseguir postales usadas, y tampoco dar con la de un familiar si es que ésta todavía existe, ya que la red de ventas es relativamente pequeña, y un vendedor suele contactar, en caso de no poseer lo que se busca, con otro vendedor.

 Muchas personas evalúan las postales por el estado en que se encuentran. Pero nosotros pensamos que las mejores son aquellas que tienen inscriptos mensajes, ya que tienen más vida, son más interesantes, cuestan menos, y pueden otorgarnos mucha información. Por lo tanto, revise su alrededor y fíjese que postales puede encontrar... para ilustrar su pasado.

Para buscar en internet

En internet, existe una gran cantidad de sitios (en inglés) destinados a las postales:

Internet Postcards and Collectibles Club: www.web-pac.com/mall/club/default.htm

Jim Mehrer´s Postal History: www.postal-history.com

Metropolitan Postcard Collectors Club: www.metropc.org

Postcard International: www.vinagepostcards.com

Web-Pac Antiguedades, Postales, Autógrafos, estampillas, y todo lo relacionado al correo: www.web-pac.com/mall/


 

 

Las más leídas
enplenitud

Suscríbete gratis:

Comunidad:

Síguenos: