Home > Tus raices > Genealogía

Emigración Legal

Visas para enfermeras: Certificación para trabajadores de la salud

¿Por qué los trabajadores de la salud necesitan una certificación especial?

En 2003, el Departamento de Seguridad Interior emitió las largamente esperadas regulaciones finales para los trabajadores de la salud con visas de no inmigrantes. Esta ley complementa a la aparecida en octubre de 2002, que versaba sobre las regulaciones propuestas, y representa la implementación definitiva de los requerimientos para los trabajadores de la salud según la sección 343 de la Reforma de Inmigración Ilegal y el Acta de Responsabilidad Inmigratoria de 1996 (“El Acta de 1996”). Esa ley había establecido nuevas causas de inadmisibilidad para trabajadores de la industria de la salud, a menos que tuvieran un certificado de una organización aprobada que verifique las credenciales del trabajador. 

La sección 343 del Acta de 1996 estableció una nueva causa de inadmisibilidad para los trabajadores de la salud, a menos que se pudiera presentar un certificado de la Comisión de Graduados de la Escuela de Enfermeras Extranjeras o credenciales similares de una organización aprobada tanto por el Servicio de Inmigración y Ciudadanía de los Estados Unidos (USCIS) y el Departamento de Servicios Humanos y de Salud (HHS). Las credenciales deben dar cuenta de: 

1. La educación, entrenamiento, licenciatura y experiencia del extranjero, y que éstas cumplen con todos los requisitos exigibles para la admisión dentro de territorio estadounidense. Además estas credenciales deben ser comparables con las que se le requieren a un trabajador estadounidense de la salud que se desempeñe en un puesto similar. Por último, la licencia debe estar libre de trabas. 

2. El nivel de competencia del extranjero en inglés escrito y oral, según lo que el HHS y el Departamento de Educación consideren apropiado para el tipo de trabajo a ser llevado a cabo por el extranjero. 

3. La aprobación por parte del extranjero de un examen habilitante, en el caso de que la mayoría de los estados que licencian la profesión reconozcan oficialmente un examen que prediga el grado de éxito del candidato en su disciplina.  

Para las enfermeras, la sección 212(r) del Acta de Inmigración y Nacionalidad establece que la Comisión de Graduados de la Escuela de Enfermeras Extranjeras (CGFNS) puede certificar como alternativa a una enfermera que posea una licencia válida y sin restricciones en un estado estadounidense donde esta persona desee ser empleada, siempre que haya aprobado el Examen del Concejo Nacional de Licenciatura (NCLEX) y la enfermera cumpla con los siguientes requisitos: 

1. El curso de instrucción ha sido impartido en idioma inglés; y 

2. El programa de enfermería estaba localizado en un país designado por el CGFNS como de suficiente calidad tanto en el curso de enfermería como en el nivel de idioma inglés; y 

3. El programa de enfermería estaba funcionando antes del 12 de noviembre de 1999, o ha sido aprobado por el CGFNS en caso de haber sido creado con posterioridad a esa fecha. 

El CGFNS ha designado a los siguientes países como alternativas para el proceso de certificación: Australia, Canadá, Irlanda, Nueva Zelanda, Sudáfrica, el Reino Unido y los Estados Unidos. 

Si la ley que establece que los trabajadores de la salud deben poseer certificaciones fue aprobada en 1996, ¿por qué estas certificaciones no son obligatorias en todos los casos? 

Las disposiciones en cuanto a la industria de la salud del Acta de 1996 han sido implementadas en tres reglas interinas. La primera fue emitida en 1998, a consecuencia de la presentación de una demanda civil que cuestionaba la larga demora en la implementación de reglas interinas luego de la sanción de la ley en 1996. Desde la aprobación de la ley hasta que fue reglamentada, no se permitió el ingreso a territorio estadounidense de ningún trabajador de la salud. Dos regulaciones más –una en 1999 y otra en 2001– fueron emitidas, permitiendo finalmente la admisión de todos los trabajadores de la salud contemplados en el Acta de 1996. 

La primera regulación interina identificaba siete categorías de trabajadores de la industria de la salud según el Acta de 1996. Estas categorías son enfermeras, terapeutas físicos, terapeutas ocupacionales, patólogos de la lengua hablada, especialistas en tecnología médica (también conocidos como científicos de laboratorio clínico), técnicos médicos (también llamados técnicos de laboratorio clínico) y asistentes. En esta regla, tanto el CGFNS como el Bureau Nacional de Certificación para Terapeutas Ocupacionales (NBCOT) fueron autorizados a certificar enfermeras y terapeutas ocupacionales, respectivamente. La regla también establecía los niveles de examen del idioma inglés apropiados para las enfermeras registradas y los terapeutas ocupacionales, además de especificar quiénes estaban eximidos de los exámenes de inglés. La primera regla interina sólo era válida para inmigrantes y para que aquellos que no posean status de no inmigrantes. La ley fue aceptada para no inmigrantes hasta que se emitiera una regulación final al respecto. Hasta este momento, estos trabajadores no inmigrantes han sido admitidos en los Estados Unidos por períodos de un año. 

La segunda regla interina autorizaba temporariamente al CGFNS a emitir certificaciones a terapeutas físicos y ocupacionales que buscasen una visa de inmigrante. También autorizaba a la Comisión Extranjera de Credenciales para Terapeutas Físicos (FCCPT) a emitir certificaciones para terapeutas físicos inmigrantes. Los niveles de puntaje apropiados que deben ser alcanzados por los terapeutas físicos también fueron fijados en esta regla. 

La tercera regla interina finalmente incluyó el resto de las profesiones designadas que se relacionaban con la industria de la salud, y detallaba los puntajes a ser alcanzados en el examen de idioma inglés para cada una de ellas. 

En octubre de 2002, el Servicio de Inmigración y Ciudadanía de los Estados Unidos (USCIS) promulgó una regulación definitiva para certificar a los trabajadores de la salud. La regulación incluía los siguientes puntos: 

1. Una lista de organizaciones autorizadas a emitir certificaciones.

2. Una descripción de un certificado.

3. Los requerimientos en lo que hace al nivel de idioma inglés.

4. Reglas de certificación alternativa para enfermeras.

5. Reglas de procedimiento expeditivas para enfermeras, terapeutas físicos, terapeutas ocupacionales, patólogos de la lengua hablada y audiólogos.

6. Los requisitos necesarios para que una organización certificadora sea aceptada como tal.

7. Una lista de estándares que una organización debe cumplir para certificar a trabajadores de la salud, y

8. La necesidad de revisar periódicamente el desempeño de las organizaciones certificadoras. 

Esta regla también se aplicaría por primera vez a los no inmigrantes. 

¿Qué pasará con las aprobaciones para las organizaciones certificadoras previamente aprobadas? 

A las organizaciones certificadoras previamente autorizadas bajo las reglas interinas previas a certificar trabajadores de la salud (excepto la Comisión de Graduados de la Escuela de Enfermeras Extranjeras (CGFNS) se les requerirá volver a certificarse. Sin embargo, estas organizaciones retendrán interinamente la autoridad para continuar emitiendo certificaciones. Estas organizaciones tendrán tiempo hasta el 28 de enero de 2004 para remitir un formulario I-905 de Pedido de Autorización para Emitir Certificaciones a Trabajadores de la Salud. La CGFNS seguirá estando sujeta a supervisión permanente del Servicio de Inmigración y Ciudadanía de los Estados Unidos (USCIS). 

¿Se aplica la nueva ley a los no inmigrantes? 

Sí. A partir del 25 de julio de 2004, aquellas personas que posean status de no inmigrantes deberán ajustarse a las regulaciones de la VisaScreen. Sin embargo, los maridos, esposas o personas que dependan de un inmigrante o no inmigrante que sea el candidato principal no estarán cubiertos, aún cuando la esposa o marido pretenda trabajar en el campo de la salud. Pero todos aquellos que se candidateen para una visa H, J y O están cubiertos. Además, aquellos que posean una visa TN están cubiertos, a pesar de las protestas que alegan que el tratado NAFTA lo prohibe. Los no inmigrantes que entren a los Estados Unidos para recibir capacitación bajo las visas F, J y H-3 tampoco estarán cubiertos. 

¿Qué tipos de trabajadores de la salud entran dentro de los requisitos de certificación? 

Tanto en la regulación propuesta como en la regla interina promulgada, se mencionan siete ocupaciones. Estas son: 

1. Enfermeras registradas

2. Terapeutas físicos

3. Terapeutas ocupacionales

4. Patólogos de la lengua hablada

5. Especialistas en tecnología médica (también conocidos como científicos de laboratorio clínico)

6. Técnicos médicos (también llamados técnicos de laboratorio clínico)

7. Asistentes 

El USCIS decidió no ampliar esta lista, además de no definir en detalle estas ocupaciones. En cambio, prefiere continuar con su práctica de revisar las tareas de cada trabajador caso por caso. 

¿Cómo serán tratados los trabajadores de la salud que reciban capacitación en los Estados Unidos? 

El USCIS ha conservado el controversial requisito de la regla propuesta que marca que los trabajadores de la salud que posean licencia estatales o que hayan sido entrenados en los Estados Unidos deberán de todos modos estar certificados. Según la visión del USCIS, se trata de una interpretación estricta de la ley, y el Congreso no ha expresado ninguna intención de eximir a estos trabajadores. 

Además, el USCIS argumenta que el proceso de certificación estatal por sí solo no demuestra las habilidades en cuanto al idioma inglés de los candidatos, así como tampoco el nivel de entrenamiento ni la falta de obstáculos en su licenciamiento. 

Sin embargo, el USCIS aceptó la sugerencia del CGFNS en la regulación definitiva en cuanto a aceptar un proceso de certificación más expeditivo para aquellas enfermeras que hayan sido capacitadas en los Estados Unidos o que ya estén licenciadas en el país. Según la propuesta del CGFNS, una enfermera que se haya graduado de un programa acreditado por la Comisión de Acreditación de Enfermeras de Liga Nacional (NLNAC) o la Comisión de Educación para Enfermeras Colegiadas (CCNE) estaría exenta del examen de comparabilidad educacional y del examen de dominio del idioma inglés. Además, las enfermeras que hayan recibido educación en los Estados Unidos en alguna otra disciplina y que se hayan graduado de un programa acreditado en esa disciplina serían evaluadas bajo este mismo proceso. El USCIS piensa que esto acortará sustancialmente el proceso de certificación y facilitará el trámite para estas enfermeras. 

El USCIS y el Departamento de Salud y Servicios Humanos también han acordado usar el mismo tipo de tramitación expeditiva para los siguientes grupos: 

1. Para terapeutas ocupacionales, la graduación de un programa acreditado por el Concejo de Acreditación y Educación en Terapia Ocupacional (ACOTE) o la Asociación Norteamericana de Terapia Ocupacional (AOTA). 

2. Para terapeutas físicos, la graduación de un programa acreditado por la Comisión de Acreditación y Educación en Terapia Física (CAPTE) o la Asociación Norteamericana de Terapia Física (APTA); y 

3. Para patólogos de la lengua hablada y fonoaudiólogos, la graduación de un programa acreditado por el Concejo de Acreditación Académica en Audiología y Patología de la Lengua Hablada (CAA), de la Asociación Nortemericana de Lengua, Habla y Oído (ASHA). 

Por ahora, todos los trabajadores de la salud que no se ajusten a estas categorías deberán someterse a un proceso de certificación normal. 

¿Cuándo y cómo deberán ser presentada la certificación ante el USCIS? 

Para empezar, las certificaciones sólo serán válidas por un período de cinco años. Entonces, es posible que algunas enfermeras deban someterse al proceso más de una vez si permanecen en los Estados Unidos por un tiempo largo con una visa de no inmigrante, o si simplemente esperan varios años para pedir la admisión a los Estados Unidos. 

En la regulación propuesta, el USCIS señaló que no será necesario presentar las credenciales certificatorias cada vez que un trabajador ingrese a los Estados Unidos. La presentación de un formulario I-94 acompañado de un recibo que demuestre que el trabajador ha realizado el trámite de admisión bajo el NAFTA podrá ser utilizado como evidencia de que el trabajador ha presentado una certificación previamente. Debe señalarse, sin embargo, que el USCIS ha cambiado de parecer con respecto a esto. Ahora sólo acepta un certificado válido para trabajadores de la salud o un documento certificado como evidencia de admisión. Según el USCIS, la propuesta anterior no hubiera funcionado porque los formularios I-94 son utilizados por muchos ingresantes, y no siempre contienen información acerca de la ocupación de la persona. Aquellos que posean una green card, sin embargo, no necesitarán mostrar el certificado cada vez que ingresen a los Estados Unidos. 

¿Cómo deberán ser presentados los certificados cuando se pida un cambio en el status de no inmigrante en los Estados Unidos? 

La nueva regla agrega una sección que describe el procedimiento para remitir un certificado al requerir un cambio en el status de no inmigrante en los Estados Unidos. 

Debido a las preocupaciones que puede generar en el servicio de salud el hecho de requerir a los trabajadores que ya estén en los Estados Unidos con visas de no inmigrante conseguir inmediatamente certificaciones, el USCIS ha decidido dar un plazo de un año para que los trabajadores que ya estén en el país se certifiquen. El USCIS piensa que esto dará tiempo más que suficiente a los trabajadores para cumplir con los requisitos de certificación y también a las organizaciones certificadoras para que se preparen para una carga de trabajo mucho mayor. 

En consecuencia, cualquier trabajador de la salud con status de no inmigrante que haya sido admitido en los Estados Unidos antes de o durante el 26 de julio de 2004 tendrá este plazo de un año para certificarse. Más aún, cualquier petición o candidatura para extender el período de estadía de un trabajador o para cambiar su status será denegado a menos que el extranjero obtenga la certificación requerida en un lapso no mayor a un año luego de ser admitido en territorio estadounidense. 

¿Cómo deberán ser presentados los certificados cuando se pida el status de inmigrante en los Estados Unidos? 

Cualquier candidato que venga a los Estados Unidos como inmigrante o que pida regularización de status para realizar un trabajo en una ocupación relacionada con la industria de la salud debe remitir una certificación en el momento de emisión de la visa o de la regularización de su status. Entonces, no debería ser necesario poseer una VisaScreen en el momento de emitir el formulario I-140. 

¿Cómo podrán las organizaciones ser autorizadas para emitir certificaciones para trabajadores de la salud? 

La CGFNS es la única organización que puede –al menos en principio– certificar trabajadores en cualquier de las siete profesiones contempladas. Aún así, estará sujeta a supervisión y puede perder su acreditación si el USCIS encuentra problemas en su proceso de certificación. 

Todas las organizaciones deben remitir un formulario I-905 para Autorización de Trabajadores (pese a que la CGFNS no necesita pagar la tasa de $230). Todas las solicitudes serán manejadas por Centro de Servicios del USCIS de Nebraska. 

El USCIS notificará a la ciudadanía de las nuevas organizaciones que hayan sido autorizadas a emitir certificaciones mediante avisos públicos en el Boletín Federal y en su sitio web, www.immigration.gov. El listado también identificará a las organizaciones cuyo permiso haya sido revocado. 

Más de una organización puede ser autorizada a emitir certificaciones para una misma ocupación, y esos permisos serán válidos hasta por cinco años cada vez. 

El USCIS ha definido, en la regulación definitiva, los estándares específicos que deben ser cumplidos para poder emitir certificados. 

Estos son los cuatro principios rectores de tales estándares: 

1. El USCIS no aprobará a una organización a menos que ésta sea independiente y no posea conflictos materiales de interés en cuanto a si un extranjero recibe una visa. 

2. La organización debe demostrar la capacidad para evaluar tanto las credenciales extranjeras apropiadas para la profesión como los resultados de los exámenes de dominio del idioma inglés apropiados para el trabajo en el campo de la industria de la salud en el cual se desempeñe el extranjero. 

3. La organización también debe mantener información actualizada y detallada sobre instituciones educativas extranjeras, ministerios de salud y jurisdicciones de licenciatura para trabajadores de la salud en el extranjero. 

4. Si para un campo de la industria de la salud específico (por ejemplo la enfermería) la mayoría de los estados requiere un examen de predicción, la organización deberá demostrar la capacidad para llevar adelante tal examen fuera de los Estados Unidos. 

Un cambio en las regulaciones propuestas es el agregado explícito de un inciso que clarifica que una corporación sin fines de lucro que tenga una mesa de directores que se perpetúe en el poder no tendrá inconvenientes en demostrar que es independiente y sin conflictos materiales de interés en cuanto a si un extranjero recibe una visa. 

Otro agregado a las reglas propuestas es que las organizaciones que emitan credenciales estarán obligadas a requerir evidencia del título del trabajador, además de solicitar la transcripción de este título de la institución educativa que lo emitió en vez de pedírselo al trabajador. Esta nueva regla se incluyó para disminuir el riesgo de fraude. 

Las regulaciones poseen también un número de requisitos específicos que deben ser cumplidos por las organizaciones certificadores, incluyendo los siguientes: 

* la organización debe ser independiente de cualquier otro grupo que funciones como representativo de la ocupación o profesión, o sirva como instancia de reclutamiento o colocación de trabajadores. 

* la organización debe ser capaz de otorgar opinión imparcial acerca de las calificaciones de un individuo, su capacitación, experiencia y licenciatura. 

* la organización debe ser completamente independiente en todas sus actividades cotidianas. 

* la organización debe dar a los candidatos los resultados de sus exámenes lo más rápido posible, y si un candidato no aprueba deberá ser informado rápidamente de cuáles fueron las áreas en las que falló. 

* la organización debe tomar las medidas para asegurar que la información de los candidatos sea confidencial. 

* la organización certificadora debe tener una política formal de renovación de la certificación si la certificación original del candidato ha expirado antes del intento inicial de ser admitido en los Estados Unidos, o del pedido de regularización de status. 

* la organización debe proveer a todos los candidatos calificados de su certificado en tiempo y forma.

* la organización debe examinar, evaluar y validar los requisitos clínicos y académicos aplicados a los cuerpos acreditadores o instituciones educativas de cada país. 

* la organización debe evaluar los sistemas de licenciamiento y credenciales de cada país o jurisdicción licenciataria para ver qué sistemas son equivalentes a aquellos de la mayoría de las jurisdicciones licenciatarias dentro de los Estados Unidos. 

* la organización debe estar preparada para remitir información requerida por el USCIS para su uso en la investigación de acusaciones de no cumplimiento de estándares. 

* la organización debe establecer procedimientos para determinar la capacidad de los trabajadores certificados para aprobar exámenes de licenciatura o certificación de los Estados Unidos. La información acerca de los niveles requeridos para aprobar deberá ser otorgada al Departamento de Salud y Servicios Humanos anualmente, o al USCIS como parte del nuevo pedido de autorización que debe expedirse cada cinco años. 

¿Qué tipo de organizaciones pueden convertirse en certificadoras? 

Según el USCIS, a cualquier organización, incluyendo dependencias estatales, se le puede otorgar la autorización para emitir credenciales siempre que cumpla con la mayoría de los estándares descriptos en los puntos anteriores. 

¿Cómo hará el USCIS para controlar a las organizaciones certificadoras? 

El USCIS ha determinado que pretende desarrollar un proceso para monitorear a las organizaciones certificadoras para asegurar que cada organización mantiene los estándares que marca la nueva regulación. Como parte de este proceso, el USCIS revisará y volverá a autorizar los programas cada cinco años. Si el USCIS encuentra motivos para revocar los permisos, tiene la potestad de hacerlo. Además puede ordenar auditorías adicionales en cualquier momento dentro de ese período de cinco años. La CGFNS intentó ser exenta de este requisito, pero el USCIS le denegó este pedido. 

¿Cuánto tiempo tendrán las organizaciones certificadoras para emitir los certificados? 

El USCIS consideró el tema de exigir a las organizaciones que expidan los certificados en un período determinado de tiempo. Pero en lugar de hacer esto decidió simplemente explicitar en las regulaciones que las organizaciones deben emitir sus certificados en tiempo y forma, para minimizar cualquier demora que pueda afectar la capacidad de un trabajador de continuar con el trámite de cualquier beneficio inmigratorio. Sin embargo, se detalló en el preámbulo de la regulación que se reserva el derecho de revocar el permiso de cualquier organización que se muestre excesivamente lenta sin motivo aparente en el proceso de emisión de certificaciones. Además puede eximir del proceso de certificación en ciertos casos, que serán tratados sólo a pedido e individualmente. 

¿Cuánto puede cobrar una organización certificatoria por emitir una credencial? 

EL USCIS no especifica un monto tope determinado, pero la regulación sí expresa que el monto a cobrarse no puede ser excesivo al punto de impedir la capacidad de un trabajador para buscar beneficios inmigratorios. 

¿De qué manera puede un trabajador ver revocada su certificación? 

Una organización certificatoria debe desarrollar políticas y procedimientos para revocar credenciales si encuentra que un trabajador no estaba capacitado para recibir esa credencial al momento de ser emitida. Además, en el caso de los trabajadores que vean revocada su credencial, las organizaciones certificatorias son responsables de notificar al Centro de Servicios de Nebraska, que tiene la facultad de revocar a su vez la petición de visa e iniciar el trámite de expulsión del país de la persona en cuestión.

El USCIS agregó un requisito, ya que la regulación propuesta incluye, dentro del proceso de revocación contemplado para las organizaciones certificatorias, un mecanismo para revocar una certificación si se entera que una persona ya no está capacitada para tener esa certificación. 

¿Qué datos deben estar incluidos en la certificación? 

La certificación debe incluir la siguiente información: 

1. Nombre, un punto de contacto designado para verificar  la validez de la certificación, domicilio y número de teléfono de la organización certificatoria;

2. La fecha en que fue emitida la certificación;

3. La ocupación dentro de la industria de la salud para la cual fue emitida la certificación; y

4. El nombre del extranjero, como también su fecha y lugar de nacimiento. 

¿Qué son los Puntajes Aprobados para el Requisito de Certificación en Idioma Inglés? 

Los exámenes y puntajes correspondientes serán publicados periódicamente en el Boletín Federal y en el sitio web del USCIS, www.immigration.gov. 

Los requisitos de puntuación en los exámenes son los siguientes: 

1. Terapeutas físicos y ocupacionales 

Examen de Inglés como Lengua Extranjera (TOEFL): en papel 560; en computadora 220;  Examen de Inglés Escrito (TWE): 4,5; Examen de Inglés Hablado (TSE): 50. 

2. Enfermeras y otros trabajadores de la salud que necesiten un título universitario: 

TOEFL: en papel 540; en computadora 207; TWE: 4,0; TSE: 50; Examen de Inglés en Comunicación Internacional (TOEIC): 725, más TWE 4,0 y TSE 50; o Servicio Internacional de Testeo del Idioma Inglés (IELTS): total de 6,5 con un puntaje en idioma hablado de 7,0 (esto incluyendo el módulo académico).  

3. Ocupaciones que necesiten un título menor al universitario: 

TOEFL: en papel 530; en computadora 197; TWE: 4,0; TSE: 50; TOEIC: 700, más TWE 4,0 y TSE 50; o IELTS: total de 6,0 con un puntaje en idioma hablado de 7,0 (esto incluyendo el módulo académico o el módulo general).  

(nótese que se supone que los graduados de programas de profesiones de la salud en Australia, Canadá, salvo Québec, Irlanda, Nueva Zelanda, el Reino Unido y los Estados Unidos han alcanzado los requisitos de nivel del idioma inglés).

Por último, recuerde aprender algunas palabras y frases básicas en inglés. Puede hacerlo ya mismo inscribiéndose ahora en nuestros cursos gratis de Inglés

 

Recomendar a un amigo:

Mas notas del autor:

La Redacción

El cajero automático que soluciona todos tus problemas

Este cajero no solo te da dinero, también...

El hombre, su caballo y su perro

¿Mereces realmente su amistad...?

Nápoles, en busca de la pizza perfecta

Nápoles, en busca de la pizza perfecta

Nápoles se jacta de ser la "capital de la pizza". Y cada una de sus pizzerías, de ser la mejor de todas. La única manera de zanjar la discusión es probarlas todas...

Videos

OTRAS NOTAS SOBRE

Las más leídas
enplenitud

Suscríbete gratis:

Comunidad:

Síguenos: