Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Terapias alternativas contra la impotencia

Una completa guía con todos los recursos que las terapias alternativas ofrecen para tratar la disfunción eréctil o impotencia.
  
  

Aminoácidos y proteínas

Arginina

La L-arginina es la
fuente primaria de
óxido nitroso, un gas inodoro compuesto por nitrógeno y
oxígeno, que relaja los músculos y aumenta el flujo de sangre hacia los órganos,
incluyendo el corazón y el pene.

Al facilitar la irrigación de la sangre a
través del tejido eréctil del pene, el óxido nitroso producido por la argininia
puede dar a los hombres erecciones más frecuentes y duraderas, y con mayor
rigidez.

Aunque aún resta mucho
por conocerse sobre los beneficios de la arginina en los hombres con disfunción
eréctil
, los resultados de las investigaciones existentes son prometedores, y
sugieren que es una alternativa válida para al menos algunos hombres con
disfunción eréctil.

La arginina no se recomienda para
quienes sufren diabetes, artritis, cáncer y herpes tipo I o II.

Fitoterapia

Combinaciones herbarias

Un estudio publicado en
el Journal of Urology de noviembre de 2000 evaluó los efectos sobre la
disfunción eréctil de un suplemento herbario basado en una combinación de
plantas usadas en la medicina tradicional china y comercializado en los Estados
Unidos.

Según el mismo, después
de consumir tres frascos de este compuesto herbario, más del 70 por ciento de
los pacientes lograron alcanzar y sostener una erección, retrasar la
eyaculación, aumentar el deseo, y disminuir dramáticamente la frecuencia
urinaria por la noche.

También encontraron que este compuesto no es un
estimulante temporario sino que tiene efectos a largo plazo y carece de efectos
secundarios (que hayan sido encontrados en el estudio citado).

Con respecto a los
hombres que hayan tenido una cirugía de próstata, los resultados no son
concluyentes, ya que varían dependiendo del grado de daños o lesiones a los
nervios locales causados por la cirugía. Por lo tanto, se debe consultar a un
médico, que podría indicar una dosis mayor para estos casos.

Gingko

Los estudios disponibles
han demostrado que tomando extracto de Gingko biloba en forma diaria se puede
producir una mejora en 6 meses o menos, incluso si las medicaciones anteriores
han fallado.

Catuaba
(Erytroxylum catuaba)

La Catuaba tiene una
larga historia como afrodisíaco en la medicina herbaria. Según los
especialistas, si bien es muy beneficiosa tanto para los hombres como para las
mujeres, los mejores resultados se han evidenciado en el área de la
impotencia
masculina. Además, no se han evidenciado efectos secundarios, incluso después de
uso a largo plazo.

Marapuama
(Pticopetalum olacoides)

El Marapuama, también
llamado madera de la potencia, tiene una larga historia de uso para restablecer
la libido, la potencia masculina, y tonificar el sistema nervioso. En un estudio
realizado en Francia con hombres que experimentaban falta de deseo sexual e
imposibilidad de lograr o de mantener una erección, más de la mitad de ellos
informó beneficios con el marapuama.

Pigeum (Pygeum africanum)

El extracto de pigeum, ha
demostrado mejorar la capacidad de alcanzar una erección en pacientes con
problemas de erección por prostatitis o hipertrofia de próstata benigna.

Yohimbe
(Pausinistalia yohimbe)

El yohimbe dilata los
vasos sanguíneos, haciendo a esta hierba muy útil para tratar la disfunción
eréctil. Aunque la yohimbina (el componente activo primario en el yohimbe) ha
demostrado en varios estudios ser muy beneficioso para hombres que sufran de
este problema, otros estudios han dado resultados negativos.

Algo llamativo es
que, en aquellos hombres en los que ha funcionado, el yohimbe parece ayudar sin
importar la causa que origina la disfunción eréctil.

Como existe la
posibilidad de que esta hierba cause efectos secundarios como ansiedad, ataques
del pánico, alucinaciones, vértigos, ritmo cardíaco elevado o presión arterial
elevada, la corteza del yohimbe ha sido clasificada por la FDA de los Estados
Unidos como una hierba insegura.

Debido a la carencia de
eficacia en muchos casos y a la gran cantidad de efectos secundarios negativos
potenciales, la FDA ya no recomienda las medicinas con extracto de estas hierbas
como tratamiento contra la impotencia.

Tribulus
(Tríbulus terrestris)

En los estudios
disponibles, casi el 80 % de los pacientes con hipogonadismo primario y
secundario que usaron Tríbulus ha señalado que su libido se ha restablecido,
mientras que más del 20 % ha afirmado que sus erecciones se vieron mejoradas.

Hormonas

La testosterona es la
principal hormona masculina, pero no afecta a la capacidad eréctil como lo hace
con la libido y el deseo sexual.

Algunos hombres con
testosterona baja, sin embargo, han demostrado una mejora en su función eréctil,
mediante el reemplazo hormonal.

Si se sospechan
deficiencias hormonales, deberían realizarse exámenes de laboratorio que
incluyan dosajes de DEA, testosterona (total y libre), DHT, globulina ligadora
de hormonas sexuales (SHBG), estradiol, LH, FSH, de prolactina (niveles medidos
idealmente a las 9am para evitar las variaciones diurnas), progesterona y PSA
para descartar los problemas de próstata.

Cuando está indicada, la
terapia de reemplazo con testosterona ser realiza mediante la aplicación en la
piel o mediante inyecciones, dos veces al día.

Algunos estudios
encontraron, por su parte, que algunos hombres con disfunción eréctil tienen un
nivel bajo de DHEA. La terapia de reemplazo DEA puede ser beneficiosa en estos
casos, tanto para mejorar la función eréctil como la libido. En esos estudios no
se evidenció ningún cambio significativo en los niveles de testosterona o en los
factores que podrían afectar la próstata.

Acupuntura

Los estudios disponibles
encontraron una similitud de efectos entre la acupuntura y el placebo, por lo
que todavía se necesitan realizar estudios con grupos más grandes de hombres,
para evaluar la eficacia de la acupuntura en la disfunción eréctil.

Medios físicos

Una de las principales
causas de impotencia son los problemas en las venas del pene. Cuando las venas,
que sacan la sangre del pene, no se cierran totalmente durante la erección, la
sangre sale del pene al mismo tiempo que entra, lo que debilitar o hace perder
la erección.

Por eso existe una gran
variedad de bandas y anillos que ayudan a comprimir en forma externa las venas
(a la manera de un torniquete), para que se mantenga la suficiente sangre para
permitir una erección natural, más larga y firme, al minuto de utilizar estas
aplicaciones.

Este tipo de dispositivo no funcionará si hay un bajo flujo de
sangre hacia el pene, o si se sufre de problemas de salud como diabetes,
accidente cerebrovascular o problemas en los nervios del pene.

Hipnosis

Los problemas de
disfunción eréctil que no se han podido conectar con causas físicas, han sido
exitosamente tratados mediante la hipnosis. En este caso, es posible que en un
principio se necesiten tres sesiones de hipnosis semanales, para más adelante
disminuirlas a una por mes. Los estudios disponibles encontraron que 3 de 4
hombres tratados con esta técnica tuvieron resultados beneficiosos.